Noticias
Peyton Manning

El legado de Peyton Manning

Bastan dos palabras para describir la grandeza: Peyton Manning

¿Cómo recordaremos a este jugador?
Archie Manning el patriarca, segunda selección global en el Draft de 1971 por los New Orleans Saints, gran estrella local, un chico que corría por todo el campo y siempre encontraba un receptor abierto, un atleta nato, también reclutado para jugar shortstop con los Bravos de Atlanta en la ronda 43 del Draft de 1967, un rock star en la extensión de la palabra, parecen suficientes méritos para ser recordado en el mundo de los deportes por su propio nombre y apellido pero no fue así, sus hijos superaron su legado y ahora es recordado como el padre de Peyton y Eli.

Sus dos hijos, además de Cooper, el mayor, crecieron en la NFL, jugando en las instalaciones mientras su padre entrenaba los sábados y viendo sus juegos los domingos. En 1984 se retiró de la NFL buscando dedicarle tiempo a su familia. Tras su estancia en New Orleans, un breve paso con los Houston Oilers y los Minnesota Vikings, Archie dejaría el campo sin conocer lo que es una temporada ganadora ni los Playoffs.

Cooper y Peyton fueron a la misma preparatoria, Newman High School, pero sólo compartieron el campo una temporada, tras la cual el mayor uniría a la Universidad de Ole Miss como receptor mientras que Peyton se convertiría en el mejor QB de High School en todo el país, lanzando para más de 5mil yardas y 69 TDs.

El siguiente paso para Cooper era regresar las viejas glorias de Archie con Ole Miss sin embargo su hermano fue diagnosticado con una enfermedad en el cuello, con lo que estaba a un golpe en la nuca de poder quedar paralítico de por vida, por lo que dejó su sueño de jugar football. Con ello Peyton decidió formar su propio legado, y en lugar de ir a Ole Miss como su padre se enroló con los Tennessee Voulunteers, arrebatando de golpe los sueños de todo un estado para irse con un rival de la misma conferencia en la SEC.

Ya en Tennessee, Peyton Manning se encargaría de romper todo récord posible con los Volunteers, tras cuatro temporadas estableció un record de la conferencia con 11,201 yardas, además de lanzar para 89 TD y ser finalista en su año Senior del trofeo Heisman, mismo que perdería en 1997 ante un tal Charles Woodson.

En la NFL Bill Polian, constructor de aquellos Bills de Jim Kelly y de los sorprendentes Carolina Panthers que alcanzaron el juego de campeonato en su segunda temporada donde cayeron ante los Green Bay Packers de Brett Favre, sería contratado por los Indianapolis Colts como Presidente, su primer decisión era elegir un QB y las opciones eran el pick sexy con Ryan Leaf o el prodigio Peyton Manning.

El resto es historia y ya la conocemos, Peyton Manning, tras varios fracasos y la mejor rivalidad individual en el football con Tom Brady, por fin lograría vencer a su némesis en el juego de Campeonato de la AFC para ganar el Super Bowl en el 2006 cuando los Colts vencieron a los Bears. También regresaría al Juego Grande en el 2009 cuando cayó ante los New Orleans Saints tras un pase interceptado por Tracy Porter que regresó a las diagonales para sellar la victoria de los Saints 31-17 y más recientemente, tras su salida de los Colts y su segundo año con Denver, nuevamente venció a su némesis en el juego de Campeonato de Conferencia, aunque el final no fue feliz esta vez pues la mejor ofensiva de todos los tiempos que estaba bajo su mando fue vapuleada por la “Legion del del Boom” y los Seattle Seahawks con un marcador de 48-3.

Ahora los Broncos han regresado al Super Bowl tras un año muy complicado para Manning donde fue el sublíder en intercepciones con 17 sólo detrás de Blake Bortles (18) quien jugó seis partidos más. Peyton ha dejado de ser el protagonista para formar parte del reparto, su defensiva por fin lo está llevando al Super Bowl.

¿Pero cuál será el legado de Peyton Manning si es capaz de ganar el Super Bowl 50?
Hay que ser objetivos, si gana el Super Bowl 50 sería más un premio a su increíble trayectoria que un merecimiento a su desempeño este año. ¿Recuerdan a Brad Johnson y Trent Dilfer? Pues Peyton Manning no está muy lejos del desempeño de aquellos QBs cuando ganaron el Super Bowl.

Con todo el respeto que merece, no es ni la sombra del Peyton que llegará al Hall of Fame en su primer año de elegibilidad, lo cual hasta cierto punto ha sido bueno, pues en muchas ocasiones en Playoffs vimos cómo trató de ganar los juegos con su brazo y las aspiraciones de sus equipos terminaron más pronto de lo esperado.

Esta vez Peyton ha sido un administrador y por ahora les ha funcionado, pues su defensa ha creado los turnovers cuando son necesarios, ya sea el fumble contra los Steelers o las Intercepciones ante Brady.

¿Y si pierde, cómo será percibido?
Al menos que sea una máquina de intercepciones, la percepción sobre Peyton Mannign no debería cambiar. Esta vez no es él el protagonista de su equipo, ni el mejor quarterback en el campo, este año todos entendemos si llega a perder, pues Carolina luce como un equipo más peligroso en el costado ofensivo.

Entonces, ¿cómo recordaremos a Peyton Manning en 10 años?
Como un fuera de serie, cualquier descripción se quedara corta y es que para quienes lo hayamos visto, sabemos que Peyton siempre nos tenía con las emociones al límite, podía regalar emociones a muchos y sacar canas a otros.

Peyton Manning fue el primer jugador de Madden, sacado de un videojuego que año con año ponía números ridículos y solamente su propia hambre por más récords lo pudo parar.

Un gran problema que siempre tuvo Peyton fue el desequilibrio de sus equipos, ya que tres cuartas partes del tope salarial estaban destinados para retener a sus armas ofensivas y en Playoffs, cuando el juego se hace más difícil, generalmente su defensa terminaba por ser superada.

También hay que puntualizar que a pesar de tener tal dominio, no pudo cosechar más éxitos colectivos y ganar en más ocasiones el Super Bowl. Se puede argumentar que es un juego de equipo, y efectivamente, lo es, pero entonces, ¿de qué sirve ser el mejor quarterback de todos los tiempos si no eres capaz de marcar diferencia en el momento importante? Es ahí donde está el único punto malo de este hombre.

Cada quien tendrá su propia conclusión respecto a Peyton Manning, algunos querrán que termine su carrera como John Elway en lo más alto, otros querrán que fracase una vez más, cualquiera que sea el resultado, hay que disfrutar los últimos 60 minutos de Peyton Manning en el Gran Domingo (en caso de que se confirme que no regresará para el 2016) porque como él solamente hay uno y tuvimos la fortuna de verlo.

Comentarios



Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.

7 Comments

Leave A Comment

Anti-spam: complete the taskWordPress CAPTCHA