Senior Bowl 2018 – Crónica Día 2

1

Desde Mobile, Alabama

Día con día estaré reportando los acontecimientos más importantes del Senior Bowl 2018, esto fue lo relevante del día 2.

Pesaje y medidas de los jugadores

Este día comenzó bastante temprano con los pesajes de los jugadores en el Convention Center en punto de las 7:30 de la mañana. Llegué al lugar alrededor de las 7:00 AM y, para mi sorpresa, el lugar ya estaba abarrotado de personal de NFL y de distintos medios.

Unos de pie y otros sentados, los espectadores nos colocamos frente a una especie de escenario, al cual se va llamando a los jugadores, uno por uno, con el objetivo de medir su altura y su peso ante todos. Antes de salir al público, se toman las medidas de sus manos, brazos, la extensión total de ambos brazos extendidos (wingspan) y se entregan los resultados a los evaluadores.

Los prospectos salen vistiendo solamente un bóxer pegado para que el proceso se lleve de la forma más transparente posible, además de que así se puede apreciar el tipo de cuerpo que realmente tienen. Es importante obtener estos resultados de manera directa, porque antes de este tipo de eventos algunos agentes –o incluso las mismas universidades– tienden a aumentar las medidas de peso o talla de ciertos jugadores con la intención de que su valor del Draft se eleve. Por ejemplo, el DE Marcus Davenport de Texas-San Antonio estaba registrado inicialmente con una altura de 6’7’’ (2 metros), hoy midió 6’5″ o 6.48 pies para ser más precisos (1.97 metros).

Algo interesante fue que el estelar quarterback de Oklahoma, Baker Mayfield, iba a llegar tarde a Mobile (por una cuestión familiar) por lo que no asistió al pesaje, aunque estaría disponible para las prácticas. ¿Será que no confía del todo en su tamaño y decidió no exponerse? Lo digo porque, independientemente de que después el personal del Senior Bowl le tome medidas, no es lo mismo que lo hagan frente a cientos de ojos a que lo hagan detrás de una cortina. Quizás solamente esté “malpensando” el asunto, pero ahí queda como anécdota.

Puedes ver los resultados de todos los jugadores aquí.

Primera práctica

Alrededor de la 1:00 PM me dirigí hacia el Ladd-Peebles Stadium, en donde se llevaron a cabo las primeras prácticas. Se inició con el equipo del Sur dirigido por los coaches de los Houston Texans para terminar con el Norte dirigido por los de los Denver Broncos. Esta primera sesión de entrenamiento fue ligera en el sentido de que los jugadores traían casco y hombreras pero no estaban equipados de la parte de abajo, por lo que no estaban permitidas las tackleadas.

La experiencia de ver un entrenamiento de nivel NFL en vivo es increíble. El ritmo que van marcando no tiene igual, porque tanto coaches como jugadores van al mismo paso y cada segundo se debe aprovechar, especialmente si apenas se cuentan con 90 minutos; para marcar el inicio se utiliza una alarma que resuena por todo el estadio, y se sigue utilizando para cambiar de drills y actividades.

Durante esta primera sesión de prácticas estuvimos reunidos como estudiantes de The Scouting Academy en las gradas mientras el scout veterano John Peterson, a quien mencioné en la crónica de ayer, nos iba guiando sobre lo que sucedía en el campo. Iniciando por los ejercicios de los “gunners” de equipos especiales, nos iba explicando qué es lo que debemos observar cuando estamos evaluando a un jugador. El ejercicio que observamos consiste en poner un aro frente al jugador, quien tiene que moverse hacia un lado por fuera del mismo y tomar una toalla que estaba en suelo para luego acelerar hacia adelante. Principalmente lo que se busca es qué tan rápido es capaz de cambiar de dirección en una pequeña distancia y bajar el hombro para evitar el contacto de los que buscan bloquear al regresador.

Después nos movimos hacia los DB, que incluyen los cornerbacks y safeties. Se trataba de un ejercicio en el cual salían dos al mismo tiempo coriendo hacia atrás (backpedal) y debían girar la cadera hacia el lado que les indique para hacer la cobertura y finalmente ir por el balón. En esta ocasión lo importante era ver qué tan rápido hacían la transición de backpedal a la técnica de persecución, poniendo especial atención a si utilizaban sus codos para “impulsarse” y hacer el giro más rápido, ver si perdían o no velocidad en el giro y finalmente ver su capacidad de quedarse con el balón en el aire, esto incluye la forma en la que ponen las manos para recibir el balón y qué tan buen control de su cuerpo tienen para ajustarse a los pases mal lanzados.

El tercer ejercicio que atestiguamos fue el “esqueleto ofensivo”, en el cual de un lado salen dos WR que deben cumplir con sus rutas y el QB debe tomar una decisión para lanzar el pase. La idea es que los receptores sean disciplinados en sus rutas y se mantengan compactos y “bajitos” al momento de hacer los cortes; esto con la finalidad de generar separación con relación a los defensivos y le den oportunidad a su QB de completar el pase.

Mientras que nosotros solamente nos enfocamos en estos tres ejercicios, en el campo se desarrollaban de todas las demás posiciones con mucho orden y organización. Sin embargo, no pudimos ver los ejercicios de líneas (ofensiva y defensiva) porque se encontraban en la zona de anotación del lado opuesto de nosotros.

Para la práctica del equipo del Norte nos movimos al otro lado del estadio para tener el sol de frente. En la primera sesión estuvimos protegidos del sol y lo tuvimos casi de espaldas. Pero Peterson nos dijo que debíamos entender que no siempre se tiene esa comodidad en relación con el sol cuando se está trabajando, sino que muchas veces se le tiene de frente en los ojos. Sin lugar a dudas fue un reto más grande porque a pesar de traer gorra y lentes oscuros es difícil estar viendo justo un ejercicio de frente al sol. Personalmente fue una experiencia mucho más demandante y empeoró por el hecho de que no había llevado una botana para comer, además una hora antes de concluir el entrenamiento comenzó a soplar el viento que entraba por todo el cuerpo.

A pesar de que cada aspecto de las prácticas se puede analizar desde una perspectiva de scout, es indudable que la atención se centra en los “11 contra 11” Lo que los jugadores hacen o dejan de hacer aquí, cuenta más porque es una simulación de juego y quieres ver a los jugadores ejecutar sus asignaciones, respetando los fundamentos y poniendo atención en los detalles técnicos mientras muestran sus habilidades atléticas frente a once contrarios que buscan lo mismo que ellos.

Los jugadores destacados en el campo

Es complicado hacer un seguimiento de todos los jugadores “estelares” por la velocidad de las prácticas, la lejanía del campo (es importante utilizar binoculares al menos para ubicarlos mejor, porque algunos no traen el jersey bien puesto y es difícil ver su número) y el hecho de que no hay repeticiones en ese momento. Por ello, los equipos de NFL llevan a todo su cuerpo de scouts y algunos hasta de coaches, para que cada uno se concentre en una posición en específico para poder sacar el mayor provecho. Lo mismo nos recomendaron nuestros profesores de la Academy.

Haciendo mi mejor esfuerzo por darles un reporte de los jugadores les puedo decir que entre los ganadores del primer día se encuentran el QB Josh Allen de Wyoming, LT Tyrell Crosby de Oregon, LG Isaiah Wynn de Georgia, OG Will Hernandez de UTEP, OLB Ogbonnia Okoronkwo, LB Tre’ Williams de Auburn y sin duda el WR James Washington de Oklahoma State, quien se dedicó a cachar todos los pases y a quemar a los defensivos que se ponían enfrente.

El QB Baker Mayfield fue inconsistente, pero se trataba del primer día en un nuevo sistema y jugando por primera vez bajo el centro y no en shotgun. Será importante ver cómo reacciona ante la adversidad para poder evaluar un poco su dureza mental. El OLB Shaquem Griffin sigue demostrando ser un gran atleta e incluso logró vencer a un tackle para lo que hubiera sido un sack.

Una vez terminada la práctica, me dispuse a comer algo para después irme a dar una vuelta por la sala de video antes de que comenzaran las pláticas de The Scouting Academy. A pesar de que apenas había pasado una hora del final de las prácticas, la sala, que consiste en ocho pantallas grandes controladas desde una computadora y utilizando el software de XOS Digital, estaba llena de scouts viendo distintos momentos de la práctica. Una de las reglas no escritas es que aquel que llega primero es el encargado del “clicker”, por lo que los demás deben acoplarse a lo que éste mira y sacar de ahí las notas.

Un año típico para un College Scout

Durante el “Live Classroom”, tuvimos la presencia de Jack Glowick, quien durante 12 años fue scout de NFL para los Dolphins, y Ravens, además de pasar 28 años como coach a nivel colegial en el que tenía que hacer el reclutamiento de los jugadores de High School. Su plática iba dirigida a mostrarnos cómo es el año de un College Scout.

Agosto es el mes de preparación durante el cual se evalúa a los jugadores del propio equipo en conjunto con el departamento de Pro Scout, para tener una idea más clara de las necesidades del equipo durante el draft. Además se llevan a cabo las primeras visitas a las escuelas, en las que se busca sacar la mayor cantidad de información para construir un reporte sobre la historia del jugador. También se elabora el calendario que se utilizará durante los siguientes cuatro meses.

Durante septiembre, octubre y noviembre se lleva a cabo la temporada conocida como “The Grind”, cuando los scouts salen de las instalaciones del equipo en busca de talento. Con el calendario ya hecho se planean las visitas a las escuelas y un día típico comienza alrededor de las 7 de la mañana, hora a la que se llega a la escuela para reunirse con el encargado de relacionarse con la NFL, después se sigue preguntando acerca de los prospectos con diversas fuentes (entrenador de gimnasio, maestros, coaches), y se cierra en el plantel con una sesión de alrededor de seis horas de video para tomar notas. Una vez de vuelta en el hotel, el scout puede realizar sus reportes.

Algunas anécdotas

Entre las personalidades que pude reconocer a mi llegada al pesaje están Jason Licht, GM de los Buccanners; Bill O’Brien HC de los Texans;  Daniel “Move The Sticks” Jeremiah, scout de NFL Network ”; Mike Mayock, analista de NFL Network además de cientos de scouts que aún no reconozco.

Una vez terminado el pesaje pude acercarme al director de College Scouting de los Cowboys, Lionel Vital, a quien tuve la oportunidad de conocer hace un año. Sorprendentemente se acordó de mí y pudimos intercambiar unas palabras y datos de contacto. Esto es prueba de que el ambiente en Mobile durante esta semana, aunque es de trabajo, también es de camaradería por el hecho de estar entre colegas; no digo que todos sean amables –porque no lo son– pero se siente y se vive una atmósfera profesional, amigable y accesible.

Comentarios