Jugadores que se hicieron millonarios después de jugar en los Patriots

0

New England perdió durante la Agencia libre NFL 2019 a dos elementos clave de su más reciente campeonato: Trey Flowers y Trent Brown se convirtieron en nuevos millonarios en la NFL con Lions y Raiders, respectivamente, lo cual ha fijado una nueva tendencia en los Pats. A continuación te presentamos todos los casos recientes de jugadores que, tras su paso por New England, lograron elevar al doble, triple y hasta cinco veces su salario anual en otras franquicias.

CB Aqib Talib

El pick de primera ronda en 2008 inició su carrera profesional jugando para los Buccaneers. El talento nunca estuvo en tela de juicio, sin embargo, su carrera comenzó a ir a la baja tras problemas con sustancias prohibidas, lo cual convenció a los Bucs de cambiarlo en 2012 a New England por un pick de cuarta ronda de Draft.

Talib no llegó a los Patriots como estrella, pero logró adaptarse al régimen de Bill Belichick y se estableció como uno de los pilares de la defensiva. Jugó una temporada y media en Foxborough, consiguiendo seis intercepciones y un touchdown. En su último año como Patriot ganó 4.8 millones de dólares, pero al convertirse en agente libre para 2014 logró conseguir un contrato por seis años y 57 millones de dólares con los Broncos, pasando a ser uno de los mejores defensivos secundarios pagados en la NFL.

CB Darrelle Revis

Este pick de primera ronda en 2007 vivió su primera etapa en la NFL como miembro de los New York Jets, en donde jugó cuatro años a un nivel impresionante. Sin embargo, después vino un pequeño bajón en su carrera, lo cual derivó en que New York decidiera enviarlo a Tampa Bay a cambio de un pick de primera ronda de Draft, en un momento oportuno para conseguir algo valioso. En los Bucs no despegó como se esperaba, por lo cual no fue renovado; sin embargo su carrera se volvió a proyectar en New England, en donde firmó por un año y 12 millones de dólares, consiguiendo el anillo del Super Bowl XLIX.

Después de jugar una temporada para Belichick, su carrera renació y pasó a ser nuevamente uno de los defensivos estelares de la liga. En 2015 regresó a los Jets, firmando por cinco años y 70 millones de dólares.

Darrelle Revis. Foto: Getty Images

OLB Jamie Collins

Fue elegido en la segunda ronda del Draft de 2013 y se convirtió en un jugador vital en la defensiva de los Pats, pero, fieles a su tradición, decidieron no pagarle mas de diez millones por año, por lo cual lo mandaron a los Browns a cambio de un pick condicional de tercera ronda.

En su ultimo año en New England ganó 984 mil dólares, pero tras el cambio a Cleveland fue firmado por 4 años y 50 millones de dólares, más de 10 veces de lo que ganaba en promedio con los Pats.

DE Chandler Jones

Al igual que Collins, Jones entraba a su ultimo año de contrato de novato, consolidado como uno de los defensivos importantes para los Pats y el mejor pass rusher del equipo, sin embargo tampoco quisieron darle una extensión millonaria, por lo que fue cambiado a los Cardinals por un pick de segunda ronda y el guardia Jonathan Cooper.

Pasó de ganar 1.5 millones de dólares con los Pats a firmar un acuerdo por 5 años y 82.5 millones con los Cardinals, elevando más de diez veces su salario anual.

CB Logan Ryan

Siempre fue un cornerback número dos para los Patriots, por lo que sólo lo utilizaron bajo su contrato de novato. En su última temporada en New England ganó 1.7 millones de dólares y en 2017, como agente libre, consiguió un contrato por tres años y 30 millones de dólares con los Titans, elevando nueve veces su valor anual.

CB Malcolm Butler

El héroe del Super Bowl XLIX nunca consiguió el contrato que esperaba con los Patriots, a pesar de la jugada que le dio a New England su cuarto anillo. Sin embargo, los Titans sí creyeron que Butler valía por su nivel y no tanto por esa famosa intercepción, por lo que decidieron darle un contrato por cinco años y 61 millones de dólares, 12.2 millones por año, contrastando con los 3.9 que ganó en su último año con los Pats.

QB Jimmy Garoppolo

Nadie esperaba que un jugador que inició siendo suplente en 2017 pasara a ser el mejor pagado en la NFL en pocos meses. “Jimmy G” fue elegido por New England en la segunda ronda del Draft de 2014 y en su momento se pensó que él sería el reemplazo de Tom Brady, sin embargo, el veterano de 41 años lo seguía haciendo tan bien que fue difícil para la franquicia retener a ambos pasadores. Finalmente se inclinaron por Brady y cambiaron a Garoppolo a los 49ers, quienes quedaron convencidos con su nivel cuando este reemplazó a Brady por tres partidos en el año de su suspensión.

Ya como Niner, Garoppolo ganó los cinco juegos que arrancó como titular. San Francisco quedó más que convencido, tanto que lo convirtieron, en su momento, en el mejor pagado en la NFL, firmando por cinco años y 137.5 millones de dólares. El cambio fue brutal, pues en 2017 Garoppolo ganó con los Patriots 895 mil dólares y pasó a recibir 27.5 millones por año con los 49ers.

Jimmy Garoppolo. Foto: Getty Images

WR Brandin Cooks

En un intento por reforzar con talento su cuerpo de receptores, los Pats adquirieron a Cooks de los Saints. El WR entraba a su última temporada con contrato y Belichick decidió aprovecharlo. Su papel en 2017 fue relevante, liderando al equipo en yardas con 1 082 y 7 touchdowns. Su principal virtud fueron las rutas profundas.

Para 2018 New England volvió a negociar al jugador y lo enviaron a los Rams por un pick de primera ronda. Con L.A. obtuvo una extensión por 5 años y 81 millones de dólares, en promedio 16.2 millones por año y diez veces más que su salario con New England.

RB Dion Lewis

El versátil corredor había dado destellos de talento en sus primeras etapas con los Browns y Colts, sin embargo, New England encontró la manera de explotar sus virtudes y lo convirtieron en una arma peligrosa a la ofensiva, lo cual atrajo el interés de muchos equipos cuando se convirtió en Agente Libre. Finalmente los Titans lo consiguieron por 4 años y 19.8 millones de dólares, triplicando su salario de 1.4 millones con los Pats.

Patriots-Dion-Lewis
Dion Lewis (número 33) en un juego contra los Dallas Cowboys.

DE Akiem Hicks

Otro elemento que revivió su carrera en New England. Fue un pick de tercera ronda en 2012 que nunca dio el ancho en los Saints, por lo que decidieron cambiarlo a los Pats por el TE Michael Hoomanawanui. El intercambio parecía equilibrado para ambos conjuntos, pero finalmente New England y Hicks sacaron la mejor parte.

Se convirtió en un jugador importante en la línea defensiva y aportó en la victoria en el Super Bowl LI ante los Falcons. Al término de la campaña, New England decidió no renovarlo y los Bears lo firmaron por cuatro años y 48 millones de dólares, 12 millones anuales, diez veces más que su salario en New England.

OT Nate Solder

Fue el tackle izquierdo de Tom Brady por siete años, en donde si bien no era estrella, sí fue un jugador confiable y sólido. Sin embargo, en 2018 como agente libre, los Giants perdieron la cabeza y lo convirtieron en el liniero ofensivo mejor pagado de la liga en un acuerdo por cuatro años y 60 millones de dólares, 15 millones en promedio por temporada. Con los Patriots ganó 6.9 millones en su última campaña.

OT Trent Brown

Después de perder a Nate Solder, los Pats trajeron a Trent Brown de los 49ers a cambio de un pick de tercera ronda. Brown se adueñó de la titularidad y elevó su nivel considerablemente, al grado de ser uno de los mejores tackles de la temporada regular.

Con su brillante actuación en postemporada, los Raiders decidieron convertirlo en el tackle mejor pagado de la NFL, con un contrato por 4 años y 66 millones de dólares, 16.5 millones por temporada, nueve veces el sueldo que tuvo en los Pats en 2018.

Trent Brown. Foto: Getty Images

DE Trey Flowers

El dos veces campeón del Super Bowl fue un pick de cuarta ronda en el Draft de 2015. Su papel en la defensiva de los Pats se fue haciendo mayor hasta que se convirtió en un elemento imprescindible. Su versatilidad para jugar en la parte interna y externa de la línea lo ha convertido en un elemento peligroso. Este año, ya como agente libre, los Lions le ofrecieron un contrato por 5 años y 90 millones de dólares. Flowers pasó de ganar 1.9 millones en 2018 con los Patriots a 18 millones con Detroit, quienes tan sólo por firmar le dieron 40 millones.

Estos son los jugadores que despegaron en su carrera con los Pats por un sueldo bajo y pasaron a ser millonarios con otros equipos. ¿Quiénes serán los próximos?

Comentarios