La influencia de Bill Walsh sobre Sean McVay

0

Bill Walsh fue uno de los mejores entrenadores en la historia de la NFL. Levantó una sorprendente dinastía de la nada y revolucionó por completo este deporte. Se retiró sorpresivamente el 22 de enero de 1989, un par de días antes de que Sean McVay cumpliera tres años. El entrenador de los Rams está a unos días de disputar el Super Bowl LIII y la influencia de Bill Walsh en este deporte está más viva que nunca.

Primero, la conexión directa con la dinastía de los 49ers viene a través de su abuelo, John McVay. El trabajó desde 1980 hasta 1996 con el equipo como vicepresidente de operaciones de football. Básicamente fue uno de los cuatro hombres que decidía cómo armar al equipo año con año, todos alineados a Bill. La cantidad de información, estrategia e historias sobre esa dinastía seguro viven en la cabeza del nieto.

Las pequeñas revoluciones ofensivas de McVay

Poco a poco McVay está haciendo una gran diferencia en este deporte. Al igual que Walsh, su atención a los detalles y precisión, sobre todo en el juego aéreo, han permeado la NFL. Por ejemplo, él es de los pocos entrenadores (si no es que el único) que aprovecha el poder comunicarse con su quarterback, leer las defenisvas y realizar ajustes inmediatos antes de la jugada.

De hecho su sistema ha sido tan efectivo que ningún equipo tiene una mejor ofensiva en la NFL los últimos dos años (desde que fue nombrado coach de L.A.) que los Rams de McVay. Y la clave es el balance, el saber anticipar situaciones y tener a los rivales a la expectativa de qué puede pasar… ¿les suena familiar?

30 años de distancia, el mismo estándar de excelencia

El estándar de excelencia es un concepto y un estilo de manejo de organización que implementó Bill Walsh cuando llegó a los 49ers. Una serie de conductas y métodos que van desde la cabeza de la organización hasta el personal operativo, como secretarias, encargados limpieza o vigilancia. Es decir, abarca a toda la organización.

Y cuando le pregunté a Sean McVay qué fue lo que más le sirvió de Bill Walsh y su abuelo, esta fue la respuesta:

“Ellos sentaron la base muchos procesos; para empezar, Bill puso el estándar del tipo de personas que quería adquirir, las características que buscamos en esas personas. Había un estándar definido sobre lo que se esperaba de cada uno de ellos, de cómo prepararse para entrenar, para los partidos y para todo. Además, cómo esas rutinas se convertían en buenas actuaciones y en el éxito de los 49ers durante mucho tiempo.”

Cuando uno ve el tipo de personas que tenían en San Francisco en ese entonces, es algo que queremos replicar aquí en L.A.: Personas con carácter que amen el football, que tomen responsabilidad de sus actos, que puedan ser entrenados y tengan una disciplina y orden para operar. Y todo eso es gracias a la influencia que mi abuelo y el coach Bill Walsh han tenido en mi.”

Hay cierto tipo de personalidades  no sólo en el deporte, sino en la vida, que brillan por muchas razones; que cuando hablan pueden trasmitir una sensación diferente a quienes los escucha. Bill Walsh era ese tipo de persona. No puedo dejar de recomendar que lean su biografía, The Genius (la cual está disponible en Amazon México).

Sean McVay tiene algo especial, puedo decirlo de primera mano. He conocido a muchos coaches y pocos logran transmitir la energía, el conocimiento y la empatía como él, con sólo dos años en la NFL

Su abuelo mencionó en una entrevista para Talk of Fame:  “Me acuerdo que (Sean) me dijo que tenía el libro de Walsh, el que escribió con toda la metodología de cómo entrenar a un equipo (Finding the Winning Edge). Sean lo leía cada noche hasta quedarse dormido, día tras día hasta que lo terminó. Además, cuando era niño, Sean conoció frente a frente a Bill Walsh”.

¿El siguiente “genio de la NFL”?

Aún es muy pronto para declarar eso, pero los equipos de la liga ya están en búsqueda del siguiente Sean McVay, o de cualquiera que esté relacionado con él. Personalmente creo que es muy complicado replicar una situación en la NFL, por eso es que muchos equipos han fracaso tratando de emular “The Patriot Way”. Y creo que en el caso McVay va a ocurrir algo similar, no hay forma de encontrar a alguien así.

¿Será el sucesor espiritual de Bill Walsh? Tampoco lo sé, pero me da gusto que el fantasma del mejor coach en la historia (en mi opinión) se aparezca en el Super Bowl LIII.

Comentarios