5 razones por las que los Rams avanzaron a la Final de Conferencia de la NFC

0

Con un juego terrestre aplastante los Rams avanzaron a la Final de Conferencia de la NFC. Aquí te damos cinco motivos por los que se dio este triunfo ante Dallas.

1.- La dupla Todd Gurley / C.J. Anderson

Si vamos a poner la mayor parte del mérito sobre alguien, los dos RB del equipo merecen esa distinción. Desde antes del partido sabíamos que los Cowboys necesitaban una gran actuación de su defensiva y, sobre todo, que detuvieran a Gurley y Anderson. Vamos, la semana pasada le ganaron a Seattle porque su defensiva hizo un gran trabajo, así que era de esperar que las cosas salieran bien en ese departamento, ¿no?

La respuesta fue un contundente no. C.J. Anderson tuvo 23 acarreos para 123 yardas y 2 anotaciones, mientras que Gurley estuvo más “limitado”, acarreando el ovoide apenas 16 veces para 115 yardas con un touchdown. Con 273 yardas por la vía terrestre los Rams se encargaron de mantener el ritmo del partido y fueron drenando a la defensiva de Dallas, que nunca encontró la fórmula para detener a esta dupla.

2.- La eficiencia ofensiva

Podríamos ser mucho más exigentes y decir que en teoría los Rams deberían haber anotado 38 o incluso 42 puntos, pero la realidad es que durante todo el encuentro fueron bastante eficientes porque casi siempre salieron con puntos.

En la primera mitad anotaron puntos en sus cuatro primeras series ofensivas (dos goles de campo y dos touchdowns), con su única serie sin puntos viniendo sobre el final del segundo cuarto con un intento fallido de gol de campo de 63 yardas. En la segunda mitad comenzaron anotando otro gol de campo, luego tuvieron su único despeje del partido y después anotaron otra vez de seis para que su última serie del encuentro terminara sin puntos porque fue donde pusieron rodilla en tierra.

Así que en total tuvieron nueve series: seis que terminaron en puntos, dos que vinieron sobre el final de cada mitad y una donde despejaron. Con una eficiencia tan alta a la ofensiva es casi imposible perder un partido.

3.- Controlaron a Ezekiel Elliott

Cuando dimos las tres razones por las que los Cowboys iban a ser eliminados durante esta ronda marcamos como un punto clave el que los Rams controlaran a Zeke Elliott, y hoy se cumplió esa situación: el RB estrella de Dallas tuvo 20 acarreos para 47 yardas, promediando 2.4 yardas por acarreo.

Y para hacer las cosas peores: la única aportación que los Cowboys tuvieron por tierra de alguien ajeno a Elliott fue con Dak Prescott, que tuvo tres yardas en dos acarreos. En total Dallas se fue con 50 yardas por tierra en todo el partido. Todd Gurley tuvo más del doble y él fue el segundo mejor corredor de los Rams en la noche.

La desaparición de Elliott de la ofensiva generó muchos problemas para los Cowboys, que tuvieron algunas oportunidades moviendo el balón con Michael Gallup (6 recepciones, 119 yardas) y Amari Cooper (6 recepciones, 65 yardas, 1 TD), pero que definitivamente extrañaron la aportación del juego terrestre.

4.- La línea ofensiva

En general el partido de Jared Goff fue muy tranquilo: completó 15 de 28 pases para 186 yardas, no tuvo pases de anotación, no lanzó intercepciones y, lo mejor de todo, no sufrió ningún sack. Ese dato, sumado a la producción terrestre, es el mejor testimonio del trabajo de los linieros ofensivos.

Enfrentando a una defensiva que presentaba nombres como Demarcus Lawrence, Jaylon Smith, Sean Lee o Leighton Vander-Esch, la protección sobre Goff y la producción de huecos para el juego terrestre era vital. Seattle no pudo hacer eso la semana pasada y fue motivo importante de su derrota. Hoy los Rams tuvieron un gran juego en las trincheras, por lo que no es de sorprender que se hayan llevado el triunfo.

5.- Los momentos clave del partido se inclinaron a su favor

En este juego no hubo intercambios de balón, los castigos fueron pocos (cuatro por equipo) y en general no hubo muchos momentos que alteraran el rumbo del partido de manera dramática. Pero los que se presentaron acabaron siendo en favor de los Rams.

Ejemplo: con el partido 13-7 en favor de los locales, la defensiva de Dallas había conseguido detener a la ofensiva de los Rams por primera vez en el encuentro, pero un castigo de Byron Jones le dio el primer down a Goff y compañía. Esa serie continuó y acabó en un touchdown de Gurley para el 20-7 con el que se fueron al medio tiempo.

Luego, en el último cuarto Dallas se jugó una cuarta oportunidad que no pudo convertir Elliott, y con la posesión siguiente los Rams avanzaron hasta lograr el segundo TD de Anderson para poner el marcador 30-15. Los Rams, por su parte, convirtieron sus dos intentos de cuarto down (incluida la jugada donde Anderson anotó) y sobre el final del encuentro la escapada de Goff selló el partido.

 

Comentarios