Una década de Primero y Diez… gracias infinitas

0

Para Carlos Recamier, quien ya está con Walter Payton en el otro lado. Te quiero mucho, mi hermano, y gracias por creer en Primero y Diez.

Para este día estaba planeando escribir algún post “mamador” sobre los diez años de Primero y Diez, cómo hemos crecido y qué es lo que viene. Pero la verdad es que quiero compartirles la historia de cómo surgió esta página y lo que significa para mí este gran equipo, el cual los incluye a todos ustedes que nos dedican unos minutos de su vida a leer lo que escribimos de NFL.

¿Cómo surge Primero y Diez?

Sí, ya saben que queríamos ser una alternativa y una opción de contenido de NFL en español. Sin embargo no saben cómo me animé a abrir el blog de Primero y Diez en WordPress.

Fue un 8 de enero de 2009, exactamente hace 10 años. Yo tenía 23 años, casi recién salido de la universidad y con un trabajo en Relaciones Públicas, nada que ver con escribir de NFL. Lo más importante es que estaba en una relación a punto de romperse, ese momento en el que uno se aferra a alguien a pesar de que no es lo correcto y hace muchas estupideces.

Pues en una de las múltiples peleas/cortes de esa relación llegó un momento clave, fue un corte casi total. Afortunadamente no existían con tanto poder las redes sociales, de lo contrario el stalking hubiera sido de lo peor. Llegué a casa de mi madre y, además de sufrir, decidí hacer algo que ocupara mi mente en lugar de estar pensando en el fracaso de esa relación. Así fue como me animé a abrir www.primeroydiezmx.wordpress.com (sí, aún sirve el link, lo dejamos por el recuerdo) y comenzar esta maravillosa experiencia que me ha ayudado a formar mi segunda familia, así es como veo a las personas que han aportado algo (o mucho) para pasar de un blog al sitio de NFL más importante en español, incluido tu lector.

Soy un tipo bastante afortunado, aunque como Harvey Dent, creo que la suerte no existe, cada quién hace su propia suerte. Pero también he tenido la fortuna de toparme con las personas correctas en este camino. Los primeros fueron Jorge Tinajero, Luis Obregón y Alberto Mussali. De ahí salieron las grandes coberturas del Draft, la idea de hacer un podcast, las múltiples versiones del sitio de Primero y Diez. Pero también ya salieron esposas (conocidas como las Viudas de Primero y Diez) e hijas.

Pero no son sólo ellos, muchos más se han sumado a este gran proyecto como colaboradores, proveedores y clientes. La lista es larga, pero aquí van todos. Carlos Recamier, a quien perdimos el día de ayer, siempre estuvo al pie de cañón en la creación de contenido. Carlos Gorozpe, a quien conocí en la mazmorra llamada Récord. Carlos Mercado, quien es el encargado de poner orden en la edición y redacción, así como Toño Sempere, mi hermano de otra madre y quien le brindó una nueva visión a nuestros podcast. También está Chenio Gárate, nuestro ilustrador y ahora el de los San Francisco 49ers.

También están Aldo Murià y Oscar Aguileta, a quienes hemos visto crecer temporada con temporada, y también la nueva sangre, Gerardo Jiménez y Andrés de Esesarte, así como al mejor agente libre de la Temporada 2018, Miguel Ángel Esses, mejor conocido como Formación Escopeta. Sin ellos este gran proyecto no podría seguir de pie, pero los más importante son todos los que nos visitan, los que se toman parte de su día para comentar, leer, compartir y escribirnos de regreso.

También muchas gracias a los que han formado parte del podcast, con invitados de lujo como Ivis Aburto, Carlos Rosado, Enrique Burak y Pablo Viruega, por sólo mencionar a algunos.

A lo largo de 10 años les puedo dejar algunos de mis aprendizajes en este viaje:

  • Arriésgate. No importa que loca parezca tu idea, o que te digan los demás, si tienes pasión de hacerlo y es algo que te gusta hazlo. Trabajar por tus sueños es lo mejor que puedes hacer.
  • Se constante. Es difícil cuando la situación no es perfecta, pero poco a poco se vuelve un hábito. Los resultados no son inmediatos, pero cuando ves lo resultados a futuro es uno de los mejores sentimientos.
  • No estás solo. Lo mejor de este viaje ha sido encontrarse con una nueva familia. Todo, inlcuyendo los malos tiempos, es más sencillo con personas en las que confías y aprecias.
  • Disfruta lo que haces. Eso te ayuda a inyectar pasión, a ser único en lo que haces y dar el mejor producto posible.

A todos nuestros lectores, no hay palabras para agradecerles ayudarnos a construir nuestro sueño, año tras año. Vamos al menos por otros 10 años de Primero y Diez

Comentarios