5 razones por las que los Chargers vencieron a los Ravens

0

Los Ravens recibieron en el M&T Stadium a los Chargers en el tercer partido de Wild Card de playoffs. El ataque terrestre de los locales no funcionó como en temporada regular y la inexperiencia del novato Lamar Jackson jugó en su contra. Los Chargers hicieron valer su papel como el mejor equipo visitante de la temporada, llevándose la victoria y avanzando a la Ronda Divisional, en donde tendrán que visitar a los Patriots.

Estas fueron las cinco razones por las que los Chargers vencieron a los Ravens en la ronda de WIld Card de los Playoffs NFL 2018:

1.- Gran partido de Melvin Ingram y el pass rush

Si los Chargers querían llevarse el juego, su pass rush tenía que responder en el campo, y así fue. La línea ofensiva de los Ravens fue dominada totalmente por la línea defensiva de Los Angeles, especialmente por el LB Melvin Ingram, quien superó constantemente al tackle izquierdo de los locales, Ronnie Stanley. El QB novato Lamar Jackson nunca pudo establecer el juego terrestre con sus acarreos, ya que estuvo en constante presión y fue víctima de 7 sacks y 3 fumbles, uno de ellos a cuenta de Ingram.

2.- Dejaron de ser los Chargers del pasado

Una de las principales dudas en torno a estos Chargers era ver si podían dejar de cometer errores que les llevaron a perder juegos clave, pero el planteamiento que llevaron a cabo les funcionó igual que en la temporada regular. Su defensiva frenó constantemente al ataque de los Ravens y el juego terrestre, si bien no fue brillante, fue un arma a la que nunca renunciaron. Con eso, Philip Rivers quedó alejado de errores y pases precipitados.

Su pateador también respondió positivamente, completando 5 de 6 goles de campo y sólo por un error del holder  le bloquearon su única patada fallida. Buen trabajo del entrenador en jefe Anthony Lynn, que siempre jugó a la segura, sin arriesgar o querer sorprender.

3.- Lamar Jackson tardó mucho en reaccionar

El ex pasador de Lousville University estuvo lejos de ser una amenaza para la defensiva de Los Angeles que hizo un gran trabajó contra el novato, obligándolo a tener que lanzar el balón con mayor frecuencia y de esa manera atacaron su debilidad como QB. Para cuando el marcador estaba totalmente inclinado 23-3 para los Chargers, vino la reacción del jugador de 21 años, con dos pases de touchdown, aunque hay que señalar que la defensiva de Los Angeles se relajó, cediendo yardas y puntos. La respuesta llegó muy tarde.

4.- La defensiva se preparó para frenar el ataque terrestre de Baltimore

Estos equipos se enfrentaron en la semana 16 de la temporada y los Ravens se llevaron el triunfo, sin embargo, los Chargers aprendieron de aquel encuentro y ajustaron para la ocasión, especialmente a la defensiva, que se preparó muy bien para encarar el juego terrestre de Baltimore. En ese encuentro, Lamar Jackson lanzó para más de 200 yardas y el juego terrestre superó las 150 yardas. En contraste, esta vez no llegaron ni a 100 yardas terrestres totales y provocaron 4 entregas de balón.

En resumen, la defensiva de los Chargers secó por completo a la ofensiva de los Ravens por tres cuartos de juego.

5.- Pesó la inexperiencia de Jackson en playoffs

Ayer vimos en el Colts vs Texans que la inexperiencia de Deshaun Watson en playoffs fue factor. Hoy, Lamar Jackson se presentó en playoffs con sólo siete partidos como titular en la NFL y la presión por doble partida le jugó en contra. Primero, la defensiva de los Chargers lo presionó constantemente, siendo capturado en siete ocasiones. Segunda, sus deficiencias como pasador fueron evidentes, principalmente cuando tuvo que lanzar en jugadas consecutivas, quedando claro que tiene mucho que trabajar como pasador.

Los Chargers cerraron los caminos para que Jackson no pudiera acarrear el balón. El trabajo en las zonas cortas del campo fue efectivo.

Comentarios