5 razones por las que los Saints van a llegar al Super Bowl LIII

0

Los Saints fueron el mejor equipo de la NFL durante la mayor parte de la temporada y tendrán la ventaja de jugar como local en los Playoffs. El equipo de Sean Payton luce como uno de los principales contendientes para levantar el trofeo Vince Lombardi en febrero.

Aquí te damos cinco razones por las que los Saints van a llegar al Super Bowl LIII:

1.- Su récord no miente

Los Saints terminaron con una marca de 13-3 esta temporada y su última derrota fue jugando con los suplentes en un partido en el que no peleaban por nada. New Orleans fue el equipo más constante durante la Temporada 2018 y demostró que es el rival a vencer, al obtener triunfos vitales como el de la semana 7 en Baltimore, en la semana 9 contra los Rams y en la 16 en contra de unos Steelers que necesitaban ganar para meterse a postemporada.

Los Saints tuvieron una racha de 10 triunfos consecutivos, su defensiva fue mejorando semana a semana y Sean Payton ha hecho un trabajo espectacular al mantener enfocado a este equipo.

2.- Drew Brees y una ofensiva de miedo

El QB de los Saints tiene 39 años y parece que no importa. Esta temporada impuso el récord de más yardas por pase en la historia de la NFL y entró al Club de los 500 pases de TD. Rompió el récord de mejor porcentaje de pases completos en una temporada, al imponer una nueva marca de 74.4% (Completó tres de cada cuatro pases, un número brutal). Brees podrá no ser tan espectacular como otros, pero en este momento es el mejor quarterback de la NFL y el que más experiencia en Playoffs tiene, sólo detrás de Tom Brady. Por gran parte de la temporada esta fue la mejor ofensiva y, lo más importante, tiene un balance que ningún otro equipo puede presumir.

Por si fuera poco, la ofensiva de los Saints, de la cual Brees es responsable, es una de las que menos errores cometen. Este año sólo lanzó cinco intercpciones y en general la ofensiva de New Orleans sólo tuvo 16 entregas de balón en toda la temporada, la tercera mejor marca de la liga.

Y falta hablar de las estrellas que tienen New Orleans a la ofensiva. Michael Thomas se ha convertido en uno de los mejores receptores de la NFL y pocos (probablemente sólo DeAndre Hopkins) tienen mejores manos que él. Alvin Kamara es imparable tanto por tierra como cuando lo alínean de receptor

3.- Invictos en casa durante Playoffs, en la era Payton

Los Saints de Sean Payton/Drew Brees tienen un récord de 5-0 en el Superdome en postemporada… y de 0-4 como visitantes (1-0 en territorio neutral, el Super Bowl). A pesar de que New Orleans ha jugado bastante bien fuera de casa, este equipo es completamente distinto cuando tiene la ventaja de ser local, sobre todo en los momentos más importantes.

El Superdome es uno de los estadios que pesan y cada partido parece una extensión del Carnaval. La ofensiva es especialmente explosiva en esta época del año en casa, ya que estos Saints promedian 35.8 puntos por juego en playoffs. La última vez que fueron el mejor equipo de la NFC llegaron y ganaron el Super Bowl.

4.- Su defensiva es lo suficientemente buena

Todos estamos de acuerdo que los Saints no tienen una gran defensiva, pero si una que puede hacer jugadas que cambien el rumbo de un partido. Las aspiraciones de New Orleans viven y mueren con su ataque, pero este equipo ha demostrado que puede ganar juegos en los que su ofensiva no es dominante, como el duelo de lunes por la noche contra los Panthers (incluso tuvieron una buena oportunidad de ganar en Dallas).

La defensiva de New Orleans fue número 14 en puntos y yardas permitidas, lograron 49 sacks, empatados como el quinto mejor equipo de la NFL. De hecho tuvieron una racha entre la semana 11 y la 15 en donde permitieron 60 puntos TOTALES en cinco partidos, un promedio de 12 puntos por juego. Terminaron como la segunda mejor de la liga en yardas por tierra permidas, con 80.1 yardas por partido y un promedio de 3.6 yardas por acarreo, con lo que han hecho a los rivales predecibles.

Y hay que darle crédito a Dennis Allen, quien se ha encargado de transformar en tan sólo dos años a una de las peores defensivas en la historia de la NFL a una unidad bastante decente. A diferencia de otros equipos, que llegan a Playoffs con fuertes focos rojos en su defensa (¿entendieron la sutil referencia a cierto equipo de la AFC?), los Saints saben que tienen márgen de error.

Jugadores como Cam Jordan, Sheldon Rankins, Marshon Lattimore o Marcus Williams pueden cambiar un partido en una jugada.

5.- Muchas coincidencias con el equipo campeón de 2009

Si les gusta basarse en números para predecir el éxito de un equipo estos Saints son todo un caso de estudio. De hecho como parte de la investigación que hice para este punto va a salir un post aparte. El tema es que estos Saints son muy, pero muy parecidos al equipo de New Orleans que fue campeón de la NFL en la Temporada 2009.

Su récord es idéntico, con 13-3, pero también perdieron contra los mismos equipos este año que esa temporada: Dallas, Tampa Bay y Carolina. El récord que lograron en casa fue exactamente igual, con una marca de 6-2 en el Superdome. Su ofensiva fue casi igual de efectiva en ambos años, ya que en 2009 anotaron 510 puntos y en 2018 obtuvieron 504. ¿Quieres ver más similitudes entre estos dos equipos? Pronto tendremos el link de ese post aquí.

No te pierdas nuestra serie con todos los equipos de playoffs 2019:

Comentarios