Análisis de la semana 16 NFL 2018 – Texans vs Eagles

0

Los Texans se metieron al Lincoln Financial Field con la segunda mejor marca de la AFC para enfrentar a los Eagles, que necesitaban un triunfo para mantenerse vivos en 2018. De la mano de Nick Foles, los locales sellaron el triunfo que les hará pelear por los playoffs en la ultima semana de la temporada. Este es el análisis del juego.

Resultado del partido: Texans 30 – 32 Eagles

Uno de los juegos más importantes de la fecha 16 en la NFL con severas implicaciones de playoffs fue la visita de los Texans a Philadelphia. Ya con Nick Foles en los controles de la ofensiva, por segundo juego consecutivo, los Eagles volvieron a lucir revitalizados y con tintes de aquel equipo imbatible de 2017, principalmente en el sector ofensivo. Houston, con el segundo lugar de la AFC en su manos, tenía que ganar para mantener la posibilidad de descansar la primera semana de playoffs.

A  pesar del gran partido que dieron, los Texans no pudieron mantener la ventaja en los últimos dos minutos y la derrota los pone como tercer sembrado en la Conferencia Americana, lo cual les haría jugar la ronda de Wild Card.

Nick Foles en modo 2017

Como un dèja vú, Nick Foles entró a la acción reemplazando a un lesionado Carson Wentz desde la semana pasada y luce como un QB programado para ganar todo, tal como ocurrió hace un año cuando tomó las riendas de la ofensiva ante la rotura de ligamentos de Wentz y lideró de forma heroica a los Eagles hasta la victoria en el Super Bowl LII, juego donde fue galardonado como el MVP.

Ahora la situación es un poco diferente, los Eagles no tienen el boleto a playoffs y de calificar tendrían que ser visitantes toda la postemporada, sin embargo, es increíble la forma en que Foles ha retomado el control del equipo, jugando a un nivel realmente dominante. Ante los Texans completó 35 pases para 471 yardas, 4 TD y una intercepción.

Más allá de los números, su retornó reactivó a todas las armas ofensivas del equipo, empezando por los receptores Nelson Agholor (116 yardas, 1 TD) y Alshon Jeffery (82 yardas), quienes después de semanas sin dar grandes actuaciones reaparecen como una dupla de cuidado en el juego aéreo profundo. Otro elemento interesante que está regresando a ser un peligro latente a pesar de los años es el “Joystick”, Darren Sproles, que aportó con tres recepciones para 76 yardas y 1 TD. Pero sin duda, quien brilló en los momentos clave fue el TE Zach Ertz quien consiguió 110 yardas y 2 TD. Su exhibición vuelve a comprobar que es uno de los mejores en su posición.

Houston cumplió su parte

El duelo fue dinámico, ambos conjuntos tuvieron protagonismo en el campo, especialmente a la ofensiva (25 primeros y diez por bando). Los Texans hicieron casi todo para ganar, pero lo único que les falló fue haber dejado dos minutos en el reloj a los Eagles para buscar el field goal de la victoria.

El ataque jugó por nota y hay que dar mucho crédito a su línea ofensiva, después de arrancar el año como una de las peores han mejorado sustancialmente y se ha visto reflejado en el desempeño por tierra y por pase. Si a veces el QB Deshaun Watson se ve apresurado es por la manera tan enérgica en que se mueve en el campo, lo cual rompe el bloqueo de sus tackles. El estelar WR DeAndre Hopkins también apareció con 104 yardas pero no tuvo touchdown esta ocasión.

Jake Elliott también respondió

El kicker de los Eagles completó dos goles de campo claves en el encuentro. A pesar de que falló un punto extra en el último cuarto, logró saldar su deuda con seis puntos después de una patada de 47 yardas y una de 35 para ganar el partido. Dadas las enormes dificultades que hay actualmente para los pateadores en la NFL, es una gran ventaja que Elliott haya respondido en un campo abierto y con el viento.

Cuidado con los Texans en playoffs

A pesar de la derrota, Deshaun Watson tuvo otra solida actuación, lanzando 339 yardas y 2 TD. Del lado defensivo no fue el mejor día, ya que apenas consiguieron un sack sobre Foles y una intercepción que no tuvo grandes repercusiones. La realidad es que no pudieron contener el ritmo del pasador de los Eagles a lo largo del partido. Su pass rush decepcionó un poco esta ocasión, el DE Jadeveon Clowney tuvo que recurrir a jugadas bastante sucias para cortar el ritmo del número 9 de Philadelphia.

Pensando rumbo a los playoffs, creo que Houston sigue teniendo lo necesario para llegar lejos. Eso sí, la defensiva tiene que pesar aún más, ya que la ofensiva no podrá resolver todo en juegos decisivos. Finalmente tienen un ataque de verdad con un QB que representa doble amenaza con su brazo y acarreando en balón.

Tendencias

A la alza

  • Nick Foles – QB – Eagles: El mejor backup de toda la NFL. Si llegan a meterse a playoffs, ahora sí, todo el crédito debe ser para Foles. Está jugando al nivel que le llevó a ser el MVP del Super Bowl LII.
  • Línea ofensiva de los Texans: El buen funcionamiento que muestran los ha hecho un equipo con posibilidades en playoffs, aunque aún no aseguran su pase. Esta vez pudieron contener la presión del front-7 de Fletcher Cox, Chris Long, Michael Bennett y Jordan Hicks.
  • Darren Sproles – RB – Eagles: El escurridizo y explosivo corredor regresó después de meses lesionado y mantiene esa chispa de peligro. Será una gran adición en el juego terrestre si logran meterse a postemporada.

A la baja

  • Receptores de Houston: En este juego perdieron el resto de la temporada al veterano Demaryius Thomas. Su baja se suma a la del WR Will Fuller y otra vez, DeAndre Hopkins será el eje de juego aéreo. No tan buenas noticias para los Texans.
  • Pass rush de los Texans: Quedaron a deber, en especial J.J. Watt, que fue aislado del juego sin capturas. Fuera de los jugadas sucias de Jadeveon Clowney, no tuvieron mucha presencia para poner en apuros al pasador de los Eagles.

El MVP del partido

Nick Foles – QB – Eagles

Cuando los Eagles decidieron descartar a Carson Wentz el resto de la temporada por problemas de lesión, parecía que ya habían tirado la toalla este año. Sin embargo, el resurgimiento de Nick Foles a este gran nivel los ha metido de nuevo en la pelea. Por ahora necesitan ayuda extra para meterse a playoffs (una derrota de los Vikings), pero si lo consiguen, Foles debe ser la clave de todo.

¿Qué sigue?

Texans

Dolorosa derrota. Increíblemente dejaron ir el segundo lugar de la AFC y la primera semana de descanso. El próximo domingo tienen que ganar a los Jaguars para asegurar su calificación y esperar a que los Patriots tropiecen para tener una oportunidad de recuperar el sembrado dos.

Eagles

La victoria los ubica como el único equipo de la NFC que sigue en busca de un boleto a playoffs. A pesar de lo bien que están jugando, principalmente del lado ofensivo, aún tienen que esperar que los Vikings pierdan el próximo domingo ante Chicago. Eso sí, primero tienen que ganarle a los Redskins de visita.

Comentarios