Análisis de la semana 16 NFL 2018 – Ravens vs Chargers

0

Los Ravens llegaron a Los Angeles con la misión de sacar un triunfo para mantener vivas sus esperanzas de playoffs, y aunque dominaron el encuentro, les costó mucho trabajo liquidarlo. Aquí está nuestro análisis del Ravens vs Chargers de la semana 16 de la temporada 2018.

Resultado del partido: Ravens 22-10 Chargers

Para nadie era un secreto que ambos equipos llegaron al encuentro metidos en una dura pelea por ganar sus respectivas divisiones, por lo que la derrota era un problema enorme para cualquiera de los dos conjuntos. Y al final Baltimore pudo sacar un triunfo que los pone muy cerca de asegurar su boleto a postemporada.

El show defensivo de Baltimore

Desde el inicio fue claro que los Ravens tenían un plan de juego perfecto para detener a Philip Rivers y compañía. En la primera mitad vimos un auténtico dominio de los defensivos de Baltimore. Las primeras cuatro series de los Chargers fueron intercepción, despeje, despeje y despeje. Fue hasta su última serie del segundo cuarto que el equipo local pudo sacar puntos con un gol de campo.

Y en la segunda mitad la tónica no fue muy distinta. Gracias a un fumble, la ofensiva de los Chargers pudo hacer algo, consiguiendo un touchdown al inicio del tercer cuarto. Después, el resto de la segunda mitad fueron cuatro despejes consecutivos, un fumble devuelto para anotación y la intercepción que dio por terminado el encuentro.

De hecho, los números ofensivos de los Chargers dan un claro ejemplo de lo que fue el partido: Philip Rivers completó 23 de 37 pases para 181 yardas con 2 intercepciones, Melvin Gordon fue el mejor corredor del equipo con 12 acarreos para 41 yardas y 1 TD, el equipo tuvo 198 yardas totales y su porcentaje de efectividad en tercer down fue del 30 por ciento. Vamos, su primera conversión en tercera oportunidad vino sobre el final del tercer cuarto.

Y su ofensiva mantuvo el juego cerrado

Mientras la defensiva hacía un trabajo clínico deteniendo a los Chargers en cada serie, el ataque no fue tan eficiente. Vamos, este partido se podría haber decidido en la primera mitad sin problema.

Después de anotar tres puntos en su primera serie ofensiva, los Ravens fallaron un gol de campo, luego no pudieron convertir una cuarta oportunidad muy cerca de la zona de anotación de los Chargers, después anotaron otro gol de campo y sobre el final del segundo cuarto Justin Tucker falló un intento de 65 yardas. Este juego podría haberse ido 13-3 al medio tiempo y aún así se hubiera sentido que le daban vida a los rivales.

Y peor aún: comenzando el tercer cuarto vino un fumble de Kenneth Dixon que le puso la mesa a Philip Rivers y compañía para ponerse adelante en el marcador. Si el ataque de Baltimore hubiera sido un poco más efectivo entonces las cosas hubieran sido todavía más complicadas para los Chargers.

Muchos errores de los Chargers

Durante la semana se habló mucho sobre este equipo, argumentando que era probablemente el mejor de la NFL en estos momentos. En este encuentro dejó muchas dudas al respecto, sobre todo porque estuvo plagado de errores.

Philip Rivers lanzó dos intercepciones, Antonio Gates perdió un fumble que terminó poniendo la diferencia definitiva, cometieron ocho castigos, fallaron un gol de campo sencillo (no vamos a contar el intento de 65 yardas porque era casi un hecho que se iba a fallar), no podían convertir en tercer down, permitieron cuatro sacks… total que en este encuentro nada salió bien para los Chargers, y mucha de la responsabilidad es de ellos.

Como ejemplo: en la tercera serie del partido, justo cuando la ofensiva comenzaba a tomar ritmo después de la intercepción en la serie inicial y de un tres fuera en la siguiente, el ataque se perdió porque cometieron dos castigos que anularon conversiones de primer down.

Tan sencillo: este partido estuvo a su alcance hasta el final, cuando en el intento por remontar la desventaja de 16-10 al momento, vino el fumble de Gates que acabó con sus aspiraciones y que, de paso, dejó un marcador más acorde a lo visto.

Tendencias

A la alza

  • Gus Edwards – El RB de Baltimore sigue consolidándose como el eje del ataque terrestre, sumando 92 yardas en 14 acarreos para un extraordinario promedio de 6.6 yardas por acarreo.
  • Lamar Jackson – Mucho se puede decir de su trabajo como titular, pero los Ravens siguen ganando con él. De hecho, ya está 5-1 esta temporada y sus aportaciones siguen siendo suficientes para complementar el trabajo de la defensiva.
  • Patrick Onwuasor – Este fue un partido en el que literalmente estuvo en todos lados, sumando 8 tackleadas, 2 sacks y 2 tackleadas para pérdida de yardas. Fue, por mucho, el centro del esfuerzo defensivo de su equipo.

A la baja

  • Mike Williams – Después de ser el héroe contra los Chiefs hoy estuvo totalmente desaparecido, sumando apenas siete yardas en su única recepción del encuentro.
  • Antonio Gates – El veterano fue buscado cinco veces por Rivers, logrando tres recepciones para 21 yardas. Y además de la pobre producción hay que sumar su fumble al final del encuentro. Fue un muy mal día para este legendario jugador.
  • Philip Rivers – Unas horas antes del partido, más de uno hubiera puesto a Rivers en su lista de candidatos al MVP de la temporada. Ahora será complicado defender esa candidatura.

El MVP del partido

La defensiva de los Ravens

Suena muy sencillo poner que toda la defensiva es el MVP, pero de verdad que lo fueron. Limitaron a los Chargers a 198 yardas totales (147 por pase y 51 por tierra), mantuvieron bajo presión a Philip Rivers, consiguieron tres robos de balón y anotaron un touchdown. Esta unidad merece ser reconocida como el MVP de hoy.

Estadísticas del encuentro

¿Qué sigue?

Ravens

En la última semana recibirán la visita de los Browns que podrían incluso estar peleando el título de la AFC North, ya sea para defenderlo o para tratar de conquistarlo (dependiendo del resultado de Pittsburgh)

Chargers

La temporada llegará a su final para los Chargers en casa de los Broncos, y es posible que no peleen nada ese día. Si los Chiefs vencen a los Seahawks este domingo, entonces el equipo de Los Angeles llegaría al encuentro contra Denver amarrado en el quinto puesto de la AFC.

Comentarios