Análisis de la semana 13 NFL 2018 – Chargers vs Steelers

0

Para cerrar las acciones de la jornada dominical, los Chargers visitaron en el Heinz Field a los Steelers en un duelo que no decepcionó. Tras un field goAl acertado con el reloj en ceros, el equipo de Los Angeles consiguió salir bien librado con un triunfo que los afianza en la carrera por la AFC West y para pelear por el Super Bowl. Por su parte, Pittsburgh sufre otra dolorosa derrota en un juego que tenía bajo control y ahora se debilitan sus aspiraciones en la AFC.

Este es el análisis del encuentro:

Resultado del partido: Chargers 33 – 30 Steelers

Los Angeles entraron a un campo hostil la noche del domingo, enfrentando a un ataque potente y una defensiva que suele hacer jugadas de impacto, especialmente desde el front-7. Pittsburgh venía de sufrir una derrota muy costosa ante los Broncos, por lo que no podían darse el lujo de perder en casa. Sin embargo, el planteamiento de los visitantes fue inmejorable, ademas el QB Philip Rivers respondió en todo momento sin cometer errores.

Ambas ofensivas fueron protagonistas del encuentro, pero fue la defensa de los Chargers la que hizo las jugadas clave para abrir el camino al triunfo 33-30. Big Ben y los Steelers vuelven a perder un juego que tenían bajo control. ¿Explicación? Comienzo a creer que Mike Tomlin es un freno de mano para este conjunto. La planeación parece estar hecha para jugar bien por dos o tres cuartos y perder de cualquier manera posible.

El error que influyó en el rumbo del juego

Hacia el final del primer cuarto, los Chargers estaban entrando a zona roja con el marcador 13-0 en contra cuando vino un error del tamaño del mundo por parte de los oficiales. El tackle derecho de los Bolts, Sam Tevi, cometió un offside claro antes de arrancar la jugada, mismo que los oficiales no marcaron. Lo peor es que esa acción terminó en touchdown para los visitantes, con un pase de Rivers a Travis Benjamin.

Obviamente el personal de los Steelers enfureció, señalando el garrafal error por parte de las cebras, sin embargo la anotación no fue anulada. Me parece injusto el desacierto de los oficiales, pero también justificar la derrota de Pittsburgh por esa jugada.

Juego redondo de Rivers y compañía

Pittsburgh dominó gran parte del encuentro y parecía que estaban encaminados al triunfo, pero los Chargers supieron responder. Su defensiva aportó un par de jugadas clave: la primera fue la intercepción del novato S Derwin James cuando Big Ben y su ofensiva pisaban la zona roja y la segunda fue el sack de Joey Bosa para frenar en tercer down a los Steelers. Tras esa jugada, el regreso de patada de despeje se convertiría en touchdown a cuenta del CB Desmond King.

Ofensivamente los Chargers no resintieron la ausencia del RB Melvin Gordon, pues tanto Austin Ekeler como Justin Jackson sacaron la cara por el juego terrestre, consiguiendo 84 yardas y 1 TD. Philip Rivers respondió como líder, tuvo carácter para mover las cadenas y sin duda se agradece que haya terminado el juego sin errores. Para este juego fue Keenan Allen su gran aliado en el juego aéreo, acumulando 14 recepciones, 148 yardas con 1 TD.

La ráfaga de momentos que destruyeron a Pittsburgh

Los dirigidos por Mike Tomlin llegaron a estar 16 puntos arriba a dos minutos de concluir el tercer cuarto. Entonces fue cuando llegó el desfile de errores que hicieron perder la considerable ventaja:

  • Los Chargers se encuentran en zona roja, Rivers lanza un pase dirigido a Keenan Allen en zona de anotación, pero los CB Joe Haden y Sean Davis, en su intento por defender el pase, chocan entre sí y hacen bailotear el balón en el aire para que Allen tome control del ovoide y consiga el TD.
  • Iniciando el ultimo cuarto, Joey Bosa finalmente aparece con una captura sobre Big Ben para poner el escenario en tercera y 24 para los locales, que terminaron por despejar el balón, mismo que Desmond King regresó para TD. En ese momento ya estaba empatado el marcador 23-23. Los Chargers habían consumado el regreso.
  • Todo le salió bien a Los Angeles en el ultimo cuarto, especialmente un par de conversiones de 2 puntos, la primera un pase al TE Antonio Gates y la segunda al WR Keenan Allen. Pittsburgh falló en defensiva terriblemente al final.
  • El penúltimo drive de los Chargers tiene que ser bautizado como “Justin Jackson”. El RB fue indefendible para Pittsburgh, pues consiguió un par de jugadas clave para meter a su equipo en zona roja. Jackson terminó sellando el drive con un TD y poniendo el juego 30-33.

Festín de offsides

Como parte de las cosas que Pittsburgh hizo mal hacia el final del juego, tenemos un desfile de offsides que sentenciaron su derrota. El K de Los Angeles, Michael Badgley, había fallado el field goal del triunfo para llevar el partido a tiempo extra. Sin embargo, la patada se repitió por un doble offside de los Steelers. Después, el nuevo intento de FG fue bloqueado por el CB Artie Burns, quien fue penalizado con un offside bastante claro. Finalmente, ya con 5 yardas ganadas por los offsides, Badgley acertó la patada y concretó el triunfo de los visitantes 33-30.

¿Cuál es el problema en Pittsburgh?

Los Steelers dejaron escapar otra victoria que tenían en las manos. Como sea, Big Ben cumple su papel como líder de la ofensiva. Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster son probablemente la mejor pareja de receptores en la NFL, esta vez James Conner aportó 2 TD y la defensiva tiene armas, sin embargo, el resultado simplemente no se da.

¿Cuál es el problema? Tenemos que dejar de culpar únicamente a los jugadores, a la falta de  Le’Veon Bell, o a que Roethlisberger ya no es tan eficiente. Es momento de que Tomlin asuma mayor culpa de las desgracias de este conjunto. Veo un equipo indisciplinado y débil mentalmente. No es posible que jueguen bien dos o tres cuartos y puedan perder todo en uno solo. Tomlin parece más un motivador que un buen estratega y ese siempre ha sido el eje de las críticas. Necesitan empezar a ver nuevas opciones para el puesto de head coach, pues el tiempo se les va y sus estrellas no serán eternas.

Tendencias

A la alza

  • Keenan Allen – WR – Chargers: Fue vital en muchos momentos del juego. Consiguió 148 yardas, 1 TD y una conversión de 2 puntos.
  • Defensiva de los Chargers: Aparecieron cuando se necesitaba. No fue constante la presión que ejercieron sobre Big Ben, pero se compensa con el gran momento que tuvieron en los últimos minutos. Frenaron dos ocasiones en tercer down a los Steelers.
  • Anthony Lynn – HC – Chargers: La atención y los reconocimientos que hay sobre Sean McVay, hacen que se olvide el gran trabajo de Lynn con los Chargers. Hasta ahora luce como un acierto por parte de la gerencia, parece ser el líder que necesitaba este conjunto.
  • Backfield de RB – Chargers: Cumplieron con creces. Ekeler y Jackson hicieron un gran trabajo supliendo a Melvin Gordon, en especial Jackson, con un drive brutal que terminó en TD. Los Chargers tienen un equipo muy completo.

A la baja

  • Perímetro de Pittsburgh: Se desmoronó hacia el final del encuentro y Keenan Allen hizo lo que quiso con ellos. Creo que es la parte débil de esta defensiva. No hay mucha confianza en esa zona y Tomlin y su staff lo saben.
  • Pass rush de Pittsburgh: Esperaba más de T.J. Watt y Cameron Heyward. No es el nivel que necesitan en playoffs, tienen que aparecer en momentos decisivos.
  • Ben Roethlisberger – QB – Steelers: Apostar a que Big Ben pueda ganar un partido únicamente lanzando ya no es garantía para Pittsburgh. Sin un ataque terrestre sólido, sólo hay que esperar a que el número 7 cometa un error. Esta vez sólo fue una intercepción, pero se le ven problemas en muchos de sus lanzamientos. Creo que Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster hacen más fácil su existencia en el campo.

El MVP del partido

Philip Rivers – QB – Chargers

Sin el apoyo de Melvin Gordon, Rivers supo manejar el partido para los Chargers sin cometer errores, algo muy importante viniendo de un jugador que suele fallar en momentos decisivos. Su papel en el juego fue clave para esta victoria. Rivers concluyó el partido con 26 pases completos para 299 yardas y 2 TD.

¿Qué sigue?

Los Angeles Chargers

Pese a tener la segunda mejor marca de la AFC (9-3), empatados con New England y Houston, los Chargers calificarían en este momento como Wild Card a playoffs. La siguiente semana reciben a Cincinnati en un partido que parece viable para alcanzar a los Chiefs (10-2), que enfrentarán a los Ravens el próximo domingo.

Pittsburgh Steelers

Un par de derrotas han complicado todo el panorama para este conjunto. Hace dos semanas parecían uno de los equipos mas sólidos de la AFC, aspirando a descansar la primera semana de playoffs. Ahora la pelea es por afianzar un boleto a postemporada de la manera que sea, pues están a medio juego de distancia de los Ravens y a uno de Miami, Indianapolis, Denver y Tennessee. La siguiente semana tienen un partido relativamente fácil ante Oakland, duelo que puede ayudar a retomar confianza, siempre y cuando hagan valer su superioridad y consigan la victoria.

Comentarios