¿Se acabaron las aspiraciones de Super Bowl en Pittsburgh?

0

Existen derrotas que marcan una temporada. Puedo decir sin miedo a equivocarme que el caer el día de ayer en Denver terminó con las aspiraciones de Super Bowl en Pittsburgh. Puede que suene categórico e incluso fatalista, pero estas últimas dos semanas hemos visto la realidad del equipo que Mike Tomlin, que puede ser competitivo pero está lejos de los contendientes en la Conferencia Americana.

Lo peor de la derrota contra los Broncos es que es muy poco probable que Pittsburgh tenga una semana de descanso en los Playoffs. De hecho el decir que van a ganar la AFC North tampoco puede ser una certeza. En este momento, esperando el resultado de los Texans, son el número 4 de la AFC.

De los seis equipos que en este momento están calificados a los Playoffs, Pittsburgh tiene el calendario más complicado, enfrentando a tres equipos con récord ganador (Chargers y Pats en casa, visita a los Saints). Seamos realistas, en el mejor de los casos este equipo tendría una marca de 3-2, por lo que terminaría la temporada 10-5-1. Eso no va a ser suficiente para poder disputar más de un partido de postemporada en casa.

En contraste los Patriots sólo enfrentan a dos equipos con récord ganador y los Texans a uno. Kansas City tiene un calendario un poco más complicado, pero los Chiefs ya le ganaron a los Steelers y aunque se ve poco probable que empaten en récord, les llevan en este momento un juego y medio de distancia.

¿Pero por qué es tan importante jugar en casa?

Los Steelers, pero sobre todo Big Ben, han jugado FATAL fuera del Heinz Field. Aunque su marca es de 4-1-1 el equipo ha contado con mucha suerte. En la semana 3 contra los Bucs estuvieron a nada de perder, sólo por que le faltó tiempo a Tampa Bay. En la semana 6 contra los Bengals ganaron con una dudosa jugada de pick que Antonio Brown transformó en un TD y hace una semana contra los Jaguars Blake Bortles entregó el duelo en bandeja de plata.

En casa Big Ben tiene 14 TD, 3 INT y un QB rating de 107.9 y sólo tiene cuatro sacks en cinco juegos. De visita la historia es diferente y hemos visto algunas señales de declive, con 10 TD (menos de dos por partido) nueve intercepciones y un QB rating de 87.3.

Lo peor es que tiene un promedio de 45 pases lanzados por juego fuera de casa, es decir, lanza más y peor. Y en contra de equipos contendientes que saben cómo ganar en casa en postemporada eso es un sinónimo de fracaso. El equipo de Mike Tomlin ha demostrado constantemente que no puede ganar fuera de casa y menos en postemporada.

¿Confían los Steelers en James Conner?

Una de las mejores historias de esta temporada es que Conner ha llenado bastante bien el hueco que dejó la ausencia de Le’Veon Bell. El problema es que cuando el corredor de segundo año no es efectivo los Steelers rara vez ganan. En cuatro ocasiones esta temporada el RB ha conseguido menos de 60 yardas por tierra y el récord de los Steelers es 1-3 en esos partidos. La única victoria fue hace un par de semanas contra los Jaguars, en un duelo que estuvieron a nada de perder.

Y parece que los Steelers tampoco tienen mucha fe en Conner, tanto es así que prefieren pasar en situaciones obvias de acarreo, como el último drive del partido contra Denver que terminó en la intercepción que selló la derrota. Conner tiene 4 fumbles esta temporada. Le’Veon Bell tiene 8 en cinco años en la NFL.

La defensiva mostró su punto débil

En las últimas dos semanas los Steelers han sufrido para parar el juego por tierra. Esta temporada, cuando permiten más de 100 yardas por esa vía tienen una marca de 1-2-1. Cuando limitan a los rivales a menos de 100 tienen una marca de 6-1, con la única derrota contra los Ravens, a quienes les permitieron 96 yardas.

Si se le puede correr de forma efectiva a Pittsburgh es muy probable que el rival ganen. La mala noticia es que los Chargers promedian 128.8 yardas por tierra, los Ravens y los Texans 122.1, los Patriots 118.2 y los Chiefs 115.2. New Orleans tiene la sexta mejor ofensiva terrestre de la NFL con 133.1 yardas por partido. Esas no son buenas noticias para los Steelers

¿Hay esperanza para Pittsburgh?

La NFL es una liga impredecible y todo puede cambiar con alguna lesión o con una buena racha. Sin embargo los Steelers no son un equipo contendiente y dejaron escapar una de las oportunidades más claras para poder llegar al Super Bowl: tener juegos de Playoffs en casa.

Creo que no es un equipo tan malo como el que vimos en septiembre, pero tampoco tan dominante como en la racha de seis triunfos consecutivos. Es un equipo competitivo con carencias que pueden ser explotadas por contendientes como Patriots, Texans, Chiefs e incluso los Ravens.

Creo que las aspiraciones de Super Bowl en Pittsburgh tendrán que esperar un año más

Comentarios