Lesiones en la NFL que terminaron con carreras famosas

0

Las lesiones son parte sustancial del deporte, y sobre todo de uno de contacto como el football. Este fin de semana fuimos testigos de una terrible lesión en el juego entre los Texans y los Redskins, cuando J.J. Watt capturó a Alex Smith provocando una horrible lesión en el tobillo. Lo curioso del asunto fue la cantidad de similitudes entre la lesión de Smith y la de Joe Theismann, 33 años antes frente a los Giants Lawrence Taylor y que terminó con su carrera.

Aprovechemos el tema y veamos los más famosos casos de estrellas que vieron su carrera terminadas por lesiones en la NFL:

Sterling Sharpe

Los más veteranos seguramente lo recordarán a la perfección, los más jóvenes quizá lo ubiquen, pero no saben mucho de él. Sharpe actualmente es analista en la cadena de NFL Network y es hermano de Shannon Sharpe, quien fue tight end y ahora analista en varios programas de TV.

Sharpe tuvo una brillante pero corta carrera. Fue reclutado en la séptima ronda del Draft 1988 y de inmediato se convirtió en la estrella de los Packers, obteniendo su primer designación como jugador All Pro en 1989. Con la llegada de Brett Favre en 1992 se conformó en el mejor duo QB-WR de la liga y Sharpe pudo ganar en 1992-1993 nuevamente el reconocimiento como All Pro. Lamentablemente una lesión en el cuello a finales de la temporada1994 terminó con su carrera de forma abrupta y le impidió formar parte de los Packers que ganaron el Super Bowl XXXI y de un lugar en el Hall of Fame.

Steve Young

Este histórico QB tuvo una muy larga carrera como titular y también como suplente de Joe Montana, todos lo sabemos y también que en 1994 por fin pudo ganar un Super Bowl. Los Niners siguieron siendo un equipo contendiente pero el ascenso de los jóvenes Packers los dejó fuera de Playoffs en tres temporadas consecutivas, cuando por fin pudieron derrotar a los Packers en los Playoffs de la temporada 1998 cayeron ante el caballo negro que fueron los Atlanta Falcons aquel año.

Si bien Young ya era un veterano de 37 años, venía de su mejor temporada como profesional con 4 170 yardas y 36 pases de touchdown, ambas marcas personales. Al inicio de la temporada 1999 en la semana 3, el ahora HOF Aeneas Williams le propició a Young una conmoción, la segunda en tres semanas.

Young quería regresar al campo pero los Niners lo amenazaron con despedirlo si este no se retiraba, así con sólo tres juegos disputados le tuvo que poner fin a su ilustre carrera y terminar con la dinastía de los Niners, la cual vio por primera vez desde 1980 (sin contar 1982 debido a la huelga) una temporada perdedora.

Michael Irvin

Este receptor tuvo un gran éxito en la liga, tanto en lo individual como en lo colectivo, sin duda uno de los mejores en su posición en la historia y, aunque muchos pensaríamos que su carrera terminó con un final feliz luego de ganarlo todo con los Cowboys, la verdad es no fue así.

Curiosamente, al igual que Steve Young en 1999 pero en la semana 5, Irvin fue tackleado por Tim Hauck de Philadelphia. La jugada a primera vista no fue tan aparatosa, sin embargo su cabeza impactó directamente al suelo cuando Irvin trató de proteger su cabeza de un impacto casco a casco.

Los doctores le diagnosticaron estenosis, un problema genético en el cual se presenta una reducción del canal de la espina dorsal, por lo que Irvin jamás volvió a pisar el campo con los Cowboys.

Bo Jackson

Para muchos el mejor atleta de todos los tiempos, estrella en baseball y football por igual, su talento era único, sin embargo su carrera en el football no duró mucho. De 1987 a 1990 jugó para los Raiders y en un juego de Playoffs frente a los Bengals, Jackson se escapaba 34 yardas. Al ser tackleado en lo que parecía el final de una jugada común, Bo se lesionó la cadera.

Cuando los médicos le operaron la cadera descubrieron que sufría de osteonecrosis, con lo cual la sangre no fluye como debe ser a los huesos y estos terminan por morir. Por dicha causa Jackson necesitó de una prótesis en la cadera, con lo que terminó sus días en football y su carrera tampoco volvió a ser la misma en el baseball.

Joe Theismann

Finalmente llegamos al nuevamente famoso Theismann, quien fue uno de los mejores quarterbacks durante los inicios de los ochenta, ganando el Super Bowl XVII y el MVP de la NFL en 1983. Lamentablemente su consagración como quarterback se vio abruptamente interrumpida cuando un 18 de noviembre, durante un Monday Night Football entre los Redskins y Giants, Lawrence Taylor de manera accidental terminó por trabarlo y romperle la pierna.

Lo que siguió quizá fue lo mas espeluznante, pues Taylor fue el primero en darse cuenta del daño y de inmediato gritó por ayuda para su compañero de profesión, cuando pasaron la repeticion por TV, todo el mundo pudo ver a detalle la terrible lesión que terminó con la carrera del quarterback.

Lo curioso del asunto han sido los detalles similares a la lesión que Alex Simth sufrió el pasado domingo ante los Texans:

  • Ambos se lesionaron un 18 de noviembre.
  • Ambos se lesionaron en la yarda 40.
  • Ambos juegos se disputaron en Washington y terminaron 23-21.
  • El Left Tackle titular de ambos estaba ausente por lesión, Trent Williams / Joe Jacoby.
  • Un jugador tres veces Defensive Player of The Year provocó la lesión: Lawrence Taylor / J.J. Watt
  • Romeo Crennel estaba en la banca del equipo rival en ambas ocasiones

Ojalá la tecnología en medicina actual permita la pronta recuperación de Alex Smith. Lo cierto es que a sus 34 años esta lesión podría poner en peligro su carrera.

Comentarios