¿Quién es Patrick Mahomes II?

0

El brazo más importante de la NFL en 2018 tiene nombre y apellido: Patrick Lavon Mahomes II ha arrasado a la NFL como una tormenta y está listo para conquistar la próxima década. Pero antes buscará coronar su temporada debut desafiando a las mejores ofensivas de la NFL como las de Rams y Saints.

El último “niño de oro” de esta liga es hijo de Patrick Lavon Mahomes, un pitcher profesional de la Major League Baseball de 1992 a 2003 , tiempo en el que probó suerte con seis equipos de la liga. Su mejor momento lo vivió con los New York Mets, donde alcanzó el campeonato de la liga Nacional en 1999 frente a los Atlanta Braves.

Lamentablemente Mahomes estuvo del lado perdedor y su carrera se fue diluyendo hasta terminar desapareciendo en ligas menores. Sin embargo ese fue sólo el primer paso de su legado. Su gran proyecto era su hijo, Patrick Lavon Mahomes II, quien creció,  se educó y desarrollo en el clubhouse de equipos profesionales de baseball.

Patrick Mahomes II heredó el brazo su padre, y con una mejor formación deportiva pudo desarrollar al máximo sus habilidades, incluido su prodigioso brazo. Patrick tenía habilidades para distintos deportes pero pronto destacó en baseball y football.

A sus 14 años, el segundo Mahomes ya participaba en torneos importantes como el Junior League Baseball World Series 2010, en donde representó al estado de Texas. Como buen beisbolista y padre preocupado por la salud de su hijo, Patrick I quería mantener al chico alejado del football y los golpes , sin embargo el heredero siguió su propio instinto y probó suerte como quarterback en su año Junior en High School.

En 2014 Mahomes II fue reclutado por los Detroit Tigers de la MLB con la selección 1120 en la ronda 37. La selección tan baja se debió a sus claras intenciones de jugar football, no por su calidad. Como prospecto de football fue designado como jugador de tres estrellas según Rivals.com, página de scouteo colegial. Recibió ofertas de Rice, Houston y Texas Tech, equipo con el que finalmente se comprometió.

 

La suerte estuvo de su lado en su etapa de college. Baker Mayfield fue el titular como Walk On True Freshman con Texas Tech en 2013, pero diferencias con el Head Coach Kliff Kingsbury hicieron que Mayfield se cambiara a Oklahoma para abrir así las puertas para Mahomes en 2014, esto en lugar de quedar bloqueado por Mayfield durante las próximas tres temporadas como quarterback titular.

En su temporada Freshman fue suplente del actual backup de los Giants, Davis Webb, al cual venció por el puesto titular un año después en su temporada Sophomore. Mahomes capturó la atención de los scouts en la NFL y su juego frente a Baker Mayfield fue prueba de su gran capacidad de reacción y liderazgo.

Tan sólo dos temporadas como titular le bastaron para hacerse de un nombre y colocarse como prospecto de primera ronda. En Texas Tech acumuló 11 252 yardas en 857 pases completos, 92 touchdowns por sólo 29 intercepciones.

Mahomes vio incrementar sus bonos previo al Draft 2017 como la espuma y se las arregló para ser el segundo quarterback fuera del board con la selección 11, sólo detrás de Mitchell Trubisky, segunda selección global. Su llamado no fue tomado a la ligera, requirió una gran dedicación de scouteo y sobre todo de un ojo experto como el de Andy Reid.

Reid tiene un gran currículum con quarterbacks de calidad. De 1983 a 1985  fue encargado de línea ofensiva con los 49ers de Joe Montana, trabajó como asistente ofensivo con Green Bay y Brett Favre, como Head Coach de los Eagles se encargó de reclutar a Donovan McNabb y al final de su carrera trabajó a un quarterback con potencial de Super Bowl como Nick Foles.

Reid vio un potencial tremendo con Mahomes al punto de hipotecar su futuro por él.

Las cualidades físicas de Mahomes no son su único don. Su madurez mental es igual o más importante que su brazo de oro. Para muchos jugadores, la fama y el liderazgo pueden ser un gran problema, pero no para él; estamos hablando de un chico que creció entre grandes personalidades del baseball y grandes egos en el vestuario, Pat heredó la paciencia de un pitcher para observar y tomar la mejor decisión antes de su próximo lanzamiento.

Y fue precisamente esa mentalidad la que lo ayudó en su año de novato. Con Alex Smith como titular, Mahomes se acomodó en el asiento trasero y observó meticulosamente trabajar a Smith dentro y fuera del campo. El mismo Smith entendió su rol como mentor y aceptó su destino a largo plazo, pero en el proceso ayudó a la transición de Mahomes y, según las propias palabras de Smith, no está nada sorprendido con su excompañero, pues tiene un procesamiento muy rápido del juego y un conjunto de habilidades único.

El exquarterback de los Red Raiders es el actual líder de la NFL en yardas (3 150) y pases de touchdown (31). Al momento tiene un promedio de 315 yardas por partido y de seguir a este ritmo pasará las 5 000 yardas en apenas su segunda temporada como profesional. Al mismo tiempo, promedia 3.1 pases de touchdown por encuentro y podría alcanzar los 49, superando por 1 la cifra que Dan Marino alcanzó también en su segundo año en la liga.

Kansas City acertó con Mahomes. No podemos ser irresponsables y ponerlo como un Hall of Fame desde ya, pero tampoco podemos negar lo evidente: es, al menos, el mejor quarterback tomado en primera ronda por los Chiefs en su historia entre una lista que comprende a Pete Beathard (hermano de Bobby Bethard y tío abuelo de C.J Bethard), Steve Fuller y Todd Blackledge.

Patrick Lavon Mahomes II heredó el profesionalismo y el brazo de su padre, pero busca escribir su propio legado en otro deporte, en otra liga: Hasta ahora, todo apuntano luchando por un lugar en distintas franquicias, sino como el máximo Chief de Kansas City.

Comentarios