Perdedores de la semana 10 – Temporada NFL 2018

0

El día y la noche; el sol y la sombra; positivo y negativo. Es momento de hablar de aquellos que están del lado equivocado de la balanza: los perdedores de la semana 10 en la Temporada NFL 2018.

Los Cincinnati Bengals. Perdieron vergonzosamente ante los Saints y decidieron correr a… no, no a Marvin Lewis, sino al DC Teryl Austin. Son el primer equipo en la era del Super Bowl en permitir 500 o más yardas en tres partidos consecutivos. Qué necedad seguir con Marvin Lewis, ya lo decía el analista de ESPN, Stephen A. Smith: “Lewis ha de tener fotos comprometedoras del dueño, no encuentro otra explicación para mantenerlo”. Lleva más de diez años en la franquicia y no ha podido ganar un sólo juego de postemporada.

Los Tampa Bay Buccaneers. El tema principal son los pateadores. Utilizaron una cuarta ronda para seleccionar al “pateador estrella” Roberto Aguayo, mismo que llegó a la NFL a dar pena, después batallaron mucho con Nick Folk el año pasado y este siguen haciéndolo con Chandler Catanzaro. Ya lo cortaron y firmaron a Cairo Santos, la situación debería mejorar, pero nunca sabes, parece maldición. El segundo tema es su HC que tomó las riendas del libro de jugadas y anotaron tres miserables puntos: “Tuve mis razones” dijo Dirk Koetter. ¿Cuántos equipos pueden presumir más de 500 yardas y tres puntos?

Los Oakland Raiders. Cualquiera diría que me estoy ensañado con Jon Gruden pero no es el caso. Simplemente es una realidad que los Raiders son el peor equipo de la NFL. Ambos lados del balón están auténticamente desconectados, no se les ve nada. Lo único bueno es que tienen muchas primeras rondas, entre la de Dallas y la suya podrían tener dos picks dentro del top 10 en el siguiente Draft. Muchos rumores dicen que Jordy Nelson ya no jugará después de su lesión, sería el segundo jugador que se retira en la fatídica temporada de Oakland, el primero fue Dominique Rodgers-Cromartie.

El K de los Chicago Bears, Cody Parkey. Ni intentándolo lo logra: le dio al poste cuatro veces el domingo, cuando falló dos goles de campo y dos puntos extras. No afectó a su equipo, pero en un partido apretado el pateador hace la diferencia.

Los Detroit Lions. El primer error fue dejar ir a Golden Tate, después se han mostrado inoperantes en ambos lados del balón, ahora fueron apaleados por Chicago en un juego en el que tuvieron un hospital en la banca. La lesión más importante es la de su WR Marvin Jones, también salieron lastimados su corredor titular Kerryon Johnson, su punter Sam Martin, los TE Michael Roberts y LevineToilolo y el WR Kenny Golladay. Si de por sí la ofensiva no funciona, con tanta lesión menos. A ver cuántos de ellos pueden jugar la próxima semana.

La ofensiva de los Rams. Ganaron el juego y lo hicieron muy bien, pero el costo fue alto. Cooper Kupp se perderá el resto de la temporada gracias a su lesión en el ligamento anterior cruzado. Pierden mucho sin un jugador tan dinámico como Kupp que es un excelente complemento a esta ofensiva.

La defensiva de los Eagles. Más allá de lo mal que han jugado, ahora perdieron a su “mejor” cornerback. Ya estaban cortos con las bajas de Sidney Jones, Jalen Mills (que ha jugado terriblemente) y Rodney McCleod en la secundaria y ahora perderán a  Ronald Darby, quien se lesionó solito con el corte que le hizo Amari Cooper. Si estaba mal la secundaría muy probablemente esté peor. Para Darby esto debe ser devastador, porque en unos meses será agente libre.

La NFL en México. Las imágenes de la cancha del Estadio Azteca son desalentadoras, más allá de que el evento deja mucho que desear en planeación y fidelización para/con los fans, dentro de muchos otros puntos, la cancha está hecha un potrero a menos de una semana del gran juego en nuestro país.

La ofensiva de los Falcons. De verdad que no se puede hablar bien de alguien porque te deja mal parado. Otra vez la ofensiva de Steve Sarkisian volvió a batallar, ahora en contra de los Browns. Es una buena defensiva, pero con las armas que tiene Atlanta no hay excusa. En zona roja fueron inoperantes y el llamado de jugadas fue muy malo. Se fueron en dos viajes sin un solo punto. Hay que tomar mejores decisiones.

Los jugadores de los Jets. Muy probablemente corran a Todd Bowles a final de la temporada, porque ya confirmaron que no lo harán en medio de la misma. Pero que falta de vergüenza tienen los jugadores de decir que están con su entrenador y de “apoyarlo” si en la cancha tienen este tipo de exhibición. Hoy por hoy son el segundo peor equipo de la NFL y lo recargo en la actitud de los jugadores.

 

Comentarios