Dak Prescott no es la respuesta para los Cowboys

0

Esta noche fue el partido número 40 de Dak Prescott como quarterback titular de los Cowboys y creo que podemos decir sin miedo a equivocarnos que el pick de cuarta ronda del Draft NFL 2016 ha resultado ser un espejismo, no la solución de Dallas como su quarterback titular.

El problema con Dak es que si uno ve los números en su carrera no se ven nada mal (tampoco nada espectacular), sin embargo con sólo verlo jugar es claro que los Cowboys no van a lograr nada con él al frente. Tuvo un gran año de novato, pero desde entonces ha sido un fracaso absoluto, un jugador que no ha evolucionado y que probablemente alcanzó su mejor nivel al inicio de su carrera.

En 40 partidos de la NFL Dak ha completado 768 de 1 186 pases (64.65%), para 8 611 yardas, 8 611 yardas con 55 TD y 22 intercepciones. Su QB rating es 94 puntos, la décimo segunda mejor marca de la NFL en cuanto a líderes históricos. Tiene 85 sacks en su carrera. Estadísticamente es un quarterback eficiente.

¿Se acuerdan cuando decían que podía ser el siguiente gran robo del Draft? ¿O cuando ganó de forma injusta el premio al Novato Ofensivo del Año sobre Zeke Elliott? ¿Qué tal cuando sólo lanzó 4 intercepciones en una temporada, junto con 29 TD combinados? Todo eso fue una tremenda sobre-reacción de los aficionados de los Cowboys. Tanto así que muchos hasta celebraron el retiro de Tony Romo.

A la NFL le tomó un año descifrar al QB de Mississippi State. El mensaje es claro: si uno pone el balón en las manos de Dak es muy probable que no te pueda ganar un partido. Es un tipo que no sigue sus progresiones, que entra en pánico y que tiene una mala precisión. Su mejor arma es escaparse de la presión y correr para un primero y diez. Cuando ese es tu mejor atributo como quarterback tienes un serio problema.

Rara vez vamos a ver a Dak tener pases perfectos. De hecho en los últimos 24 partidos sólo ha logrado superar las 300 yardas por pase en una ocasión. En la NFL actual, en donde cada vez hay más facilidades para los quarterbacks, el no poder superar este número es un pecado mortal.

Y no todo es culpa de Dak,. Jason Garrett tiene que estar entre los peores head coaches de la NFL. El playcalling de los Cowboys es patético y predecible. El cuerpo de receptores en Dallas es uno de los más débiles de toda la liga. Pero eso no justifica la baja de rendimiento de Dak. No está lesionado, simplemente es un quarterback limitado en el aspecto mental. Y eso rara vez se puede corregir.

¿Qué opciones tienen los Cowboys?

No muchas. En este momento están aún en la contienda por la NFC East. Eso probablemente se termine en un par de semanas. Dak no va a ser lo suficientemente malo como para perder todos los juegos, pero tampoco va a meter a este equipo a postemporada. Creo que una vez que los Cowboys estén un par de juegos abajo del .500 deberían de darle una oportunidad a Cooper Rush para ver si él puede ser la respuesta.

El problema es que este equipo no tiene un pick de primera ronda en le Draft NFL 2019, ya que fueron robados por los Raiders en el cambio de Amari Cooper. A lo mejor podrían tomar a un quarterback en segunda ronda, pero no es garantía de tengan a su QB del futuro,

Pero bueno, siempre está Colin Kaepernick disponible (es sarcasmo evidentemente. Jerry Jones primero vende al equipo que darle una oportunidad a Kap).

Comentarios