Hue Jackson dice no tener la culpa, pero…

0

Por Mauricio Rodríguez

Esta semana los Cleveland Browns decidieron hacer movimientos drásticos para intentar cambiar el rumbo del equipo más talentoso que han tenido en años. Tras su quinta derrota de la temporada, en la que cayeron 18-33 contra los Pittsburgh Steelers, el equipo despidió al head coach Hue Jackson y al coordinador ofensivo Todd Haley. Un movimiento que se veía venir y finalmente se hizo realidad para los Browns.

Adiós a Jackson, una figura que tuvo bastante que decir a su partida de Cleveland.

Desde que asumió el cargo de head coach en el 2016, Hue Jackson tuvo que trabajar con un equipo en reconstrucción que decidió especializarse en el Draft durante años para reconstruir una franquicia que ansía su primera temporada realmente exitosa en esta era del football americano.

Sin duda, este equipo ha tenido incontables defectos en los últimos años. El dueño, los coaches, los general managers y hasta el mismo talento disponible en su roster ha limitado a esta franquicia hasta ser reconocida como la peor de nuestros tiempos.

Gracias a varios años “dominando” las primeras posiciones del Draft, se esperaba que las cosas por fin cambiaran en 2018. Hace apenas una temporada, Hue Jackson hizo historia siendo el segundo coach en la historia de la NFL en llevar a su equipo a una campaña con récord de cero ganados y 16 perdidos. Antes de esto, sólo había conseguido una victoria en 2016.

Así, 2018 debía de ser el año en que por fin los fueran capaces de ganar partidos. Sin embargo, no fue así y ahora es Jackson el que pierde su empleo y quien se ha dedicado a criticar severamente a la franquicia de los Browns, intentando desesperadamente sacudirse toda la culpa de su tiempo en Cleveland, en el que consiguió 3 victorias en 40 partidos.

En una entrevista exclusiva con “Cleveland.com”, Jackson comentó que la franquicia había decidido echar el 2016 y el 2017 a perder a propósito para construir un nuevo equipo. Incluso comentó que él quería seleccionar a Deshaun Watson, Carson Wentz y a Patrick Mahomes.

“Si hubiéramos hecho en el año 1 lo que conseguí que hiciéramos en el año 3, no hay duda de que seríamos un equipo ganador” fueron las palabras de Jackson.

No me malinterpreten, pues es un hecho que los Browns sí dejaron pasar muchos mariscales que pudieron haber sido jugadores franquicia antes de que llegara Baker Mayfield.  No hay manera de negar que, efectivamente, Cleveland se dedicó a conseguir más y más capital en el Draft y dejó pasar muchos QB que pudieron haber sido la respuesta para la franquicia. ¿Pero realmente son justos los comentarios de Jackson?

No vayamos más lejos que el equipo actual de los Browns. Cuentan con un roster repleto de talento y, siendo realistas, deberían tener un mucho mejor récord que 2-5-1. A pesar de que los conozcamos como los Browns, el hazmerreír de la liga, hay que admitir que tienen muchísimo potencial.

Es sencillo comprender que si los Browns le dieron una oportunidad a Jackson después de una campaña de 0-16, fue para verlo manejar un equipo armado. Y tras ocho semanas de la temporada, no lo logró. Es un equipo que fácilmente podría contar con cuatro o cinco victorias, pero no ha sido el caso.

Pero, según Hue Jackson, no fue su culpa. Por cierto, según sus comentarios, casi todo lo positivo que ha hecho Cleveland ha sido gracias a él. Llegó a comentar que recomendó a John Dorsey para general manager, un movimiento que sin duda fue una gran decisión para la franquicia. Además asegura haber deseado a todos los quarterbacks que han demostrado ser muy buenos en sus primeros años en la liga. No había ganado partidos por falta de talento, y ahora que lo tiene, menciona que no funcionaba la ofensiva porque no era él quien mandaba las jugadas, sino Todd Haley.

Efectivamente, los Browns son un equipo con defectos. Sin embargo, no los suficientes para tener 3 victorias en 40 partidos. Francamente, los comentarios que actualmente realiza Jackson no deben ser tomados como una verdad absoluta, porque gran parte del fracaso de los Browns en los últimos tres años es responsabilidad suya.

No importa cuántas veces apunte su dedo a distintos factores, nadie cambiará eso. Los Cleveland Browns tomaron una buena decisión al dejarlo ir.

 

Comentarios