El termómetro de los head coaches NFL 2018

0

Ya estamos llegando mitad de temporada y los entrenadores en jefe que se ven amenazados por no cumplir las expectativas o de plano tener malos resultados ven con nerviosismo el calendario, pues saben que su puesto en sus actuales equipos puede estar llegando a su fin. Con el despido de Hue Jackson las cabezas han comenzado a rodar, por lo que es cuestión de tiempo para que caigan más.

Sin embargo, la “silla caliente” de los head coaches de la NFL siempre está más caliente para algunos. Este es un termómetro para medir el nivel de riesgo y la posibilidad de que veamos cambios de HC en cada una de las franquicias que están bajo la lupa.

El termómetro de los head coaches NFL 2018

Mención honorífica: Steve Wilks, Pat Shurmur y Mike McCarthy.

Bill O’Brien, Texans

El pupilo de Bill Belichick tiene en los Texans un proyecto inconsistente, 36-36 es su récord desde 2014, que incluye dos viajes a playoffs. Ahora con Deshaun Watson sano, el equipo se ha recuperado de un déficit de 0-3 y lleva cinco victorias al hilo y es líder provisional de la AFC South.

Si O’Brien llega a los playoffs podrá salvar su cuello, de lo contrario el termómetro pudiera llegar a niveles peligrosos, la buena noticia es que el equipo viene con ritmo, Watson parece retomar las cosas donde las dejó en 2017 y ahora con el WR Demaryius Thomas puede alcanzar un nivel imparable.

Temperatura: FRÍO

Doug Marrone, Jaguars

Las franquicias que no están acostumbradas al éxito tienden a tomar decisiones precipitadas, los Jaguars han sido una decepción en lo que va de 2018, aunque siendo sinceros sabemos quién tiene la culpa (Blake Bortles).

Marrone tiene el tiempo necesario para salvar su trabajo, pero podría pasarle algo similar a Jack Del Rio, quien luego de llevar a los Raiders a playoffs y tras una mala campaña al siguiente año, fue cortado para darle paso a un entrenador de alto perfil”.

Temperatura: TIBIO

Adam Gase, Dolphins

La defensa es mala, número 27 en puntos permitidos y número 29 en yardas. La planeación en la temporada baja tampoco fue la adecuada en el tema de quarterback, pues conocían de antemano la situación con Ryan Tannehill y no invirtieron en la posición en el Draft.

El equipo se está cayendo a pedazos, con cuatro derrotas en los últimos cinco encuentros. Pese haber calificado a playoffs en 2016, la paciencia podría agotarse para el actual régimen de los Dolphins. Gase necesita recuperar la brújula o se pondrá en graves aprietos.

Temperatura: CALIENTE

Jay Gruden, Redskins

El menos famoso de los hermanos Gruden se la jugó con Alex Smith, al dejar marchar a Kirk Cousins para darle las riendas al exquarterback de los Chiefs. La mancuerna que hace con un  Adrian Peterson en estado de gracia ha sido efectiva para el equipo.

La NFC East está para cualquiera y los Redskins, bajita la mano, están aprovechando el mal paso de sus rivales divisionales. Gruden se está comprando un boleto de cara a 2019, pero si no califica a Playoffs podría ser la hora del cambio.

Temperatura: FRÍO

Sean McDermott, Bills

2017 fue un sueño para McDermott al haber calificado a los Bills a Playoffs por primera vez en casi dos décadas, sin embargo 2018 ha sido un caos, con récord de 2-6 al momento y Josh Allen lastimado. Este equipo corre por un pick top-5 en el Draft 2019.

Aun cuenta con la aprobación de los fans por los playoffs el año pasado, sin embargo, de seguirse presentando las derrotas de manera tan estrepitosa, nadie lo podrá salvar. Tiene el problema de un QB novato, quien podría impulsar un cambio por un coach de corte ofensivo que ayude en su desarrollo.

Temperatura: TIBIO

Todd Bowles, Jets

Cuando obtiene un mariscal de primera ronda, la franquicia debe buscar rodearlo de gente que lo ayude a mejorar. Bowles tiene su salvación y sentencia en las manos de Darnold, pero a menos que cierre la temporada de manera magistral, los Jets buscarán un entrenador que ayude a la evolución del quarterback.

Se encamina a una tercera temporada al hilo con récord negativo y pocos argumentos tiene para salvar su cuello.

Temperatura: CALIENTE

Dirk Koetter, Bucanneers

Los Bucs iniciaron muy bien con Ryan Fitzpatrick, luego se terminó la magia y regresó Jameis Winston, quien le ganó a los Browns moviendo bien el balón y ante los Falcons tuvieron su oportunidad.  Sin embargo los controles han regresado a Fitzmagic, por lo que ofensivamente este equipo tiene muchas dudas.

Lamentablemente para Dirk Koetter, Tampa Bay está en modo desesperación, y si en su tercera campaña no logra un viaje a playoffs, quizá su destino esté sellado y haya una limpia total, incluyendo a Winston.

Temperatura: CALIENTE

Vance Joseph, Broncos

El proyecto de John Elway viene a la baja. En 2017 por primera vez tuvo récord perdedor y este año va por el mismo camino. La gran defensa heredada por Gary Kubiak se encuentra actualmente en el puesto 26 en yardas y 14 en puntos. La ofensiva es inconsistente con el QB Case Keenum y la salida del WR Demaryius Thomas podría ser una señal de limpia.

El punto importante es que este equipo no puede contra verdaderos contendientes, vencieron a unos Seahawks en reconstrucción, Raiders y Cardinals. Derrotas frente a Ravens, Rams, Chiefs y Jets nos demuestran que Joseph no es el hombre indicado para llegar a instancias importantes, su estancia con los Broncos está llegando a su fin.

Temperatura: CALIENTE

Caliente: Jason Garrett, Cowboys

El movimiento de Dallas por Amari Cooper es una muestra de la urgencia de la gerencia por ganar y no es para menos, al igual que Gruden con Washington, tienen una oportunidad de oro para ganar la NFC East por la débil competencia.

¿Vale Cooper una primera ronda? Hoy por hoy no, pero si no mejora el juego aéreo del equipo, loS Cowboys estarán liquidados y Garrett fuera en 2019 para tomar un receptor en el próximo Draft, así que sí vale una primera ronda para Garrett, pues con él se juega el trabajo.

Jerry Jones le ha tenido toda la paciencia del mundo pero Stephen Jones empieza a tener un peso importante en las decisiones y sabe que es momento de una renovación en el equipo.

Temperatura: EN FUEGO

Así el termómetro en la NFL, ¿Quién falta? ¿Quién sobra? Déjalo en los comentarios.

Comentarios