Los Cowboys obtienen a Amari Cooper a un precio excesivo

0

En Dallas están desesperados. Su temporada va en picada, se nota la ausencia de un WR de calidad y Dak Prescott sigue sin dar señales de que puede ser el QB del futuro (o del presente). Por eso es que el equipo de Jerry Jones decidió obtener a Amari Cooper, el exreceptor de los Raiders, por un pick de primera ronda del Draft NFL 2019.

-Ad-

A primera vista el costo luce completamente excesivo para Dallas. No sólo por que Cooper lleva una temporada y media completamente desaparecido. Sin duda Cooper puede llegar a ser mejor que cualquier intento de WR en Dallas, pero el precio luce bastante alto. En el mejor de los escenarios para los Cowboys sería un pick 20-25 si se llegan a meter a playoffs. Yo creo que será una selección entre el 10 y 15, ya que Dallas no aspira a mucho esta campaña a pesar de la débil NFC East.

Desde 2017 Cooper tiene 72 recepciones para 971 yardas y 8 TD… en 20 partidos. Este año lleva 22 recepciones para 280 yardas y una anotación. Esos números son patéticos para un jugador tomado tan alto en el Draft NFL, pero esa producción lo pone como el segundo mejor WR de los Cowboys, sólo detrás de Cole Beasley.

Luis Obregón opina:

Los Cowboys han hecho cualquier cantidad de movimientos en la posición de WR, todas ellas indicando que son un equipo sin dirección clara. Deshaciéndote de tu primera ronda estás mandando el mensaje de que tu QB es Dak Prescott, por lo menos hasta 2019

Es un movimiento propio de un equipo que está a un jugador de ser contendiente y no es el caso de los Cowboys que en realidad están a un staff de coacheo de serlo. Un buen QB enmascara tus problemas, pero no los soluciona, sólo hay que regresar a la era Tony Romo, o lo que sufren los Packers de Aaron Rodgers.

Con este tipo de movimientos lo único que haces es seguir escondiendo que tu problema está en el staff de coacheo. Prefieres ponerle más presión a Dak trayéndole más WRs y así “quitarle pretextos” que solucionar el problema de raíz. Jason Garret tiene récord de 18-2 en juegos que implican que el equipo regrese a .500, está a punto de irse al barranco y se agarra de la orilla.

¿Y los Raiders?

Es raro escribir que los Raiders son el ganador en un cambio, pero todo luce así. Cooper es un jugador que va completamente a la baja desde hace un par de temporadas. Está más cerca de convertirse en un bust del Draft que en un receptor dominante. Oakland logra obtener un pick de primera ronda, algo que parecía casi imposible, pero nunca hay que descartar a los Cowboys.

Al menos Jon Gruden va a tener tres picks de primera ronda en 2019 (y pueden ser más, ya que casi todo está a la venta en este equipo). Lo que sigue es la salida de Reggie McKenzie, por lo que Gruden podrá seleccionar a sus jugadores a placer. Eso no es tan bueno, sobre todo por que nos ha demostrado que es un entrenador aferrado en el pasado y que no se sabe ajustar a la NFL moderna. Habrá que ver los picks de los Raiders, pero lucen como ganadores.

Mi conclusión:

Para los Cowboys era más fácil, barato y tal vez más efectivo traer de regreso a Dez Bryant, no me cabe la menor duda. Cooper está en su último año de contrato de novato, pero los Boys pueden aplicar un año extra por un poco más de 13 millones para tenerlo en 2019. No creo que sea parte de la solución a largo plazo en Dallas, pero uno nunca sabe.

Aunque Amari Cooper logre más de 1 000 yardas esta temproada creo que es un caso perdido lo que hizo Dallas. Coincido con Luis que es intentar ignorar el problema de raíz. También lo siento por los fans de los Cowboys que tendrán que soportar al menos una temporada más de Dak Prescott.

Comentarios