Análisis de la semana 7 NFL 2018 – Browns vs Buccaneers

0

En un juego muy accidentado de la Semana 7 NFL 2018, los Browns visitaron Tampa y llevaron con ellos su ADN perdedor. A pesar de tener múltiples oportunidades para ponerse en ventaja o ganar el juego, encontraron la manera de no hacerlo, de la mano de un mal coacheo y una incapacidad de ganar que parece maldición.

Resultado del partido: Browns 23 – 26 Buccaneers

Fue un juego realmente extraño: hubo muchas entregas de balón, algunas ridículas y varias en momentos claves del juego; lo único que fue constante fue la incapacidad de aprovecharlas. Pero todo terminó definiéndose gracias a un largo gol de campo de 59 yardas de Chandler Catanzaro, quien tuvo un muy mal juego.

El juego inició a modo para los Browns, quienes forzaron un safety después de una gran patada de despeje, poniéndose al frente rápido. Pero pronto los Bucs lograrían un gol de campo y los Browns no volverían a tener la ventaja.

Una reversible de DeSean Jackson de 14 yardas para el TD puso el juego 9-3 (puesto que Catanzaro falló el punto extra) y en la siguiente serie Jameis Winston se escaparía para anotar el touchdown por su cuenta y así tener una ventaja de 14 puntos.

Vinieron posteriormente tres entregas (una intercepción y dos fumbles) consecutivas de Tampa Bay a lo que Cleveland respondió con un punt, una entrega por downs y un touchdown de Baker Mayfield para su TE David Njoku para 15 yardas. Después de un par de despejes, los Bucs volverían a anotar vía Ronald Jones por tierra para aumentar la ventaja a 14 puntos una vez más.

Pero los Browns responderían otra vez y con un acarreo de Nick Chubb, que haría su primera aparición como el corredor importante del equipo, anotando el touchdowns que los acercaría a una posesión de empatar. Y lo empatarían, a pesar de volver a entregar el balón en downs en la zona roja, negándose a patear el gol de campo que les hubiera aun dado oportunidad de ganarlo. Volverían a tener el balón y ahora si lo empatarían con un pase de Mayfield a Jarvis Landry con poco más de 2:30 en el reloj.

Winston, con algo de tiempo, regresó a su equipo a zona de gol de campo, pero Chandler Catanzaro falló y enviaría el juego a tiempo extra. Otro para los Browns.

Después de varías fracasadas series y una intercepción de Winston, los Browns tenían una oportunidad de oro, pero Jabrill Peppers, el jugador que fuera seleccionado tarde en primera ronda hace un año, fumbleó y le dio todo a Tampa para ganarlo. La defensiva resistió, sin embargo, Winston conectó con Jackson para ponerle la mesa a Catanzaro, quien pateó un largo gol de campo de 59 yardas y así se acabaron las ilusiones de los Browns.

Competencia de QB Inestables

En cuanto a Winston no sorprende. Tiene brazo y el físico, pero toma varias malas decisiones, lanza varios pases muy arriesgados y es a veces incapaz de hacer jugadas grandes (aunque ahora sí fue partícipe en el gol de campo ganador).

De Mayfield, por otro lado, veo un quarterback muy impetuoso pero mal coacheado y no está listo. Tiene muchas ganas, insisto, pero en esta liga eso no basta. Tarda mucho en leer sus progresiones, no es tan preciso como lo vendían y al final, tampoco es el gran jugador “clutch” que algunos presumen. ¿Qué empató el juego? Los Bucs se esforzaron en perderlo y salieron victoriosos. Esta derrota sabe terrible.

Hue Jackson y la guillotina

El tiempo sigue corriendo en su contra. Pasan los juegos y sigo viendo a los Browns perder en gran parte debido a su pobre coacheo. Jugársela en cuarta con 4:37 en el reloj en la zona roja abajo por siete puntos fue una terrible idea, más cuando su defensiva había parado a Tampa en cuatro de las últimas cinco series, forzando cuatro entregas en el juego y un safety… Si eso no es mal coacheo, no sé qué lo es. Además, después empataron el juego.

Bucs sin malicia

¿Son piratas de alguna forma, no? Pues parecen los de Peter Pan. La defensiva fue de lo mejor, manteniendo al equipo con ventaja en la mayor parte del juego, sin embargo la ofensiva tiene muchos problemas para mover el balón consistentemente. Winston no sabe cuidar las entregas, su línea ofensiva no resiste mucho, aunque los receptores es raro que suelten pases y tiene hasta seis objetivos de muy buen nivel sin contar el backfield. Ya corrieron a Mike Smith, si esta ofensiva no mejora, tal vez haya otras cabezas por rodar.

Los Browns se vieron verdes

Se siguen viendo así a la hora importante. Tuvieron jugadas grandes de su defensiva, el MLB Christian Kirksey consiguió una intercepción y recuperó un fumble; el OLB Jamie Collins también interceptó a Winston y tanto T.J. Carrie como Myles Garrett forzaron un fumble cada quien para las cuatro entregas totales de la defensiva. Pero a pesar de eso y las buenas oportunidades, Mayfield se vio otra vez muy inexperto. Insisto, es lo normal, pero considerando que fue el primer pick del Draft 2018, se vuelve cuestionable la selección.

Tendencias

A la alza

  • La defensiva de los Buccaneers. Se vieron mejor esta semana, mantuvieron la ventaja bastante tiempo.
  • El WR de los Browns, Jarvis Landry. Ahora si apareció, tuvo 97 yardas y una recepción de touchdown.
  • El MLB de los Browns, Christian Kirksey. Consiguió fumble recuperado e intercepción, lástima que ni así les alcanzó.
  • El MLB de los Buccaneers, Lavonte David. Forzó una entrega de las manos de Mayfield en el cierre de la primera mitad para no permitirle más puntos a los Browns en la misma. Fue un gran acierto del líder de la defensa de Tampa.

A la baja

  • El coacheo de Hue Jackson. Sigue mal y parece que no cambiará. No veo cambios en los errores de Mayfield, no hay buenas decisiones en momentos importantes.
  • El QB de los Browns, Baker Mayfield. Entregó el balón al final de la primera mitad por llevarlo muy mal protegido. Se le ve ímpetu, pero también incapacidad de levantar al equipo.
  • La ofensiva de los Buccaneers. No mueven bien el balón y lo entregan mucho. Hay que ajustar porque se puede acabar la temporada si no lo hacen.
  • El K de los Buccaneers, Chandler Catanzaro. Falló un punto extra y un gol de campo en los últimos segundos, eso lo hubiera hecho mucho más fácil.

El MVP del juego

S Isaiah Johnson – Buccaneers

Habían tenido problemas en equipos especiales, sin embargo, forzaron una entrega en el momento más importante. Johnson safó el balón de las manos de Jabrill Peppers en un momento crucial y gracias a él ganaron el juego.

Estadísticas clave del encuentro

  • La efectividad en tercer down de los Browns fue apenas del 21% contra 46% de los Buccaneers.
  • Cleveland permitió 5 sacks, Tampa Bay 4.
  • Los Bucs entregaron cuatro veces el balón, los Browns una, sin embargo se la jugaron un par de veces en cuarta oportunidad perdiendo el balón con ineptitud.

¿Qué sigue?

Cleveland Browns

Visitarán a los Steelers en Heinz Field el próximo domingo. El primer juego lo empataron, tienen una gran oportunidad de regresar contra una defensiva muy endeble, a pesar de que los ánimos no anden tan bien.

Tampa Bay Buccaneers

Visitan a otro rival del norte de la AFC, ahora se trata de los Bengals. De ganar, podrían meterse de lleno a la pelea en la NFC South.

Las mejores jugadas del Browns vs Buccaneers

Video de NFL.com

Comentarios