Análisis de video NFL 2018: los cero sacks de Khalil Mack

0

En esta edición del Análisis de video tenemos una de las mejores actuaciones de la semana pasada con los Dolphins protegiendo a su quarterback. Esto fue tan llamativo como el triunfo de Miami en tiempo extra y de la mano de Brock Osweiler sobre los favoritos Bears. Especialmente destaca la manera en que mantuvieron alejado a Khalil Mack de toda posibilidad de conseguir un sack.

Es el primer juego como Bear en el que Mack no consigue al menos una captura, una presión y mucho menos un balón suelto provocado. Esto habla de la buena estrategia y ejecución al momento de proteger a Osweiler por parte del tackle derecho Ja’Wuan James, quien tuvo la principal responsabilidad de enfrentar al pass rusher de Chicago.

El Head Coach Adam Gase, junto con el coordinador ofensivo Dowell Loggains, evitaron dejar solo a James y en muchas ocasiones colocaron un hombre extra para doble bloqueo sobre Mack, sacrificando una opción más en el juego aéreo. Desde un running back, tight end y hasta un wide receiver ayudaron a bloquear a Mack, quien poco pudo hacer para causar presión, e incluso se alternaron para castigarlo.

En 39 % de las jugadas de pase, los Dolphins asignaron dos jugadores para proteger a Osweiler. Incluso, la estrategia fue lanzar rápido en la mayoría de las ocasiones, pero hasta las veces en que fueron con pases de medianos a largos, el QB no tuvo mayor presión por parte de Mack.

Veamos este ejemplo:

Mack suele alinearse del lado del tackle derecho y, si existiera un tight end como en esta formación, suele colocarse más alejado. Al ser un pase rápido, con esta formación tienes el peligro a mayor distancia del quarterback. El tight end Nick O’Leary se queda a proteger, siendo el primero que recibe el embate de Mack y James queda como respaldo en caso de que Mack gane el duelo ante O’Leary.

Roquan Smith se queda atento esperando a que O’Leary salga a pase, pero eso nunca sucede. Vean la distancia que existe de Mack a Osweiler en la siguiente imagen. Simplemente no hay forma que el pass rusher le llegue a ocasionar problema alguno.

Les muestro ahora otra jugada:

No es una evidente jugada de pase porque Osweiler está detrás del centro, pero finalmente lo es. Los Dolphins colocan a su tight end O’Leary del lado derecho y justo a su lado a Danny Amendola, quien usualmente sería utilizado para realizar trayectoria en busca del envío. Esto es lo que ocurrió:

Tanto O’Leary como Amendola se quedan para hacer un doble bloqueo sobre Mack, quien difícilmente puede deshacerse de alguno de los dos. Brock rola hacia el lado derecho buscando a su objetivo.

Osweiler tiene mucho tiempo para detenerse y buscar a su objetivo, teniendo a Mack fuera de la acción gracias a un tight end. ¿Y Amendola? Pues sí, gran trabajo del equipo de Miami, que sacrificó un objetivo, pero los Bears tuvieron un defensivo de la secundaria esperando a cubrir a Amendola.

Otro buen ejemplo es el que les comparto a continuación:

Como les había dicho antes, Mack siempre se coloca en el extremo de la línea si es que ubican un tight end al lado del tackle. En esta jugada, Mike Gesicki se coloca en dos puntos y Frank Gore del mismo lado atrás con Brock. Al salir la jugada,Gesicki sólo golpea a Mack para quitarle impulso y realiza su trayectoria de pase. James es el que espera a Mack y Gore se queda leyendo para asistir en la protección.

Hay que destacar que, cuando James estuvo solo frente a Mack, lo hizo muy bien. Pero en este caso, los Dolphins no quisieron correr muchos riesgos y muchas veces trataron de estar en ventaja ante el defensivo. Al ver que nadie carga por el centro de la línea, Gore busca asistir a James y una vez más dejan a Mack incapaz de causar el mínimo de presión.

Y por último, una jugada que muestra cómo castigaron a Mack en relevos. Vean la siguiente formación:

Los Dolphins colocan un tight end para ayudar a James en la protección y es el primero que hace contacto con Mack. Es una jugada en la que Brock rola hacia su lado derecho y así ponen en movimiento la bolsa de protección.

Mack intenta contrabloquear y quitarse al tight end de Miami pero James espera paciente para hacer el relevo y seguir manteniendo lejos toda posibilidad de un sack.

En este juego Mack no pudo hacer daño a los Dolphins y Brock Osweiler lució con sus 380 yardas por pase.

Mack salió lesionado, y aunque regresó a jugar, ya no fue el mismo. El domingo los Bears enfrentarán a otro equipo de la AFC East y me parece que será más complicado. Los Patriots tratarán de emular lo que hizo Miami para que Tom Brady pueda incluso tener un mejor día que Osweiler.

Mack está en duda para participar en ese duelo, pero no creo que se queda fuera de acción. Nunca se ha perdido un juego y creo que todos queremos ver si lo ocurrido ante los Dolphins fue una eventualidad o si seguirá funcionando que lo enfrenten de esta forma.

Te recuerdo que, si tienes una sugerencia para el análisis de video, con gusto la tomaré en cuenta.

Comentarios