Perdedores de la semana 6 – Temporada NFL 2018

0

Después de más de un tercio de la temporada algunos equipos, jugadores y coaches no encuentran el camino. Te presentamos a los Perdedores de la semana 6 de la Temporada NFL 2018.

El HC de los Browns, Hue Jackson. Apenas en la semana dijo que no quería dejarse llevar por los que se podrían subir al tren de la victoria, tras la visita de Snoop Dog al entrenamiento de Cleveland para promocionar su último proyecto. Se dejó llevar por dos victorias porque contra los Chargers se vieron igual de mal que en años pasados. No supo ajustar, no ayudó a su quarterback. Le tengo noticias señor Jackson: Nadie quiere subirse a su tren, no hay villamelón que disfrute de ese tipo de espectáculos. La humillación se hizo más grande en el momento que Geno Smith entró al juego del lado de los Chargers tras la abultada ventaja…

El exDC de los Buccaneers, Mike Smith. Muy justificado su despido, esa defensiva permitía todo. Ahora fueron 34 puntos de un rival divisional que no le ganaba a nadie y venía de anotarle sólo 17 puntos a la defensiva de los Steelers. Tenía material y se le dio la oportunidad pero nunca funcionó. Los Falcons ya lo despidieron dos veces, una cuando era HC y ahora siendo DC de los Bucs, clávandole 34 clavos en el ataud.

El HC de los Jaguars, Doug Marrone. Sí, ya sabemos lo malo que es Blake Bortles. Ya no lo culpo necesariamente a él. Pero lo que no entiendo es: si no confías en tu quarterback, si sabes que no te va a dar buenas posibilidades para ganar, ¿por qué pones la responsabilidad en sus manos? Corren 50% menos ahora que cuando estaba Leonard Fournette, y lo entiendo. Fournette es un jugadorazo, pero T.J. Yeldon tiene condiciones también, denle la oportunidad. La defensiva estuvo para llorar, a A.J. Bouye lo trajeron de paseo.

La línea ofensiva de los Titans. Los 11 sacks permitidos son una vergüenza. No demerito la defensa de los Ravens, pero no metieron ni las manos. Vaya, ni los Giants permiten tanto, ni los horribles Raiders, terrible.

El QB de los Bills, Nathan Peterman. Tiró un pick-6 para perder el juego contra Houston. Es más, tiró un buen pase en todo el juego y fue el del TD. Parece que se enfoca en que le den chamba a Kaepernick y no lo logra. En su carrera tiene 6 juegos jugados, 3 inicios, 44.3% de sus pases completados, 3 TD y 9 INT para un “lujoso rating” de 29.9 (de 158.3 posible). Darle juego es la manera infalible de llevar a una franquicia a la perdición.

El HC de los Raiders, Jon Gruden. Lo siento Jon, pero parece que te quieres instalar en esta columna. La línea ofensiva estuvo pésima, Derek Carr se ve miedoso, la defensiva no la mencionaremos porque sería insistir en el primer gran error: cambiar a Khalil Mack, que era lo mejor del equipo. El tiempo corre, ‘Chuky’, y en los últimos diez partidos los Raiders tienen el peor récord (1-9). Las cosas se pueden poner muy desagradables en Oakland cuando se pierde tanto.

La defensiva de los Patriots. Permitieron 40 puntos y con todo y que interceptaron dos veces a Mahomes estuvieron cerca de perderlo. Brady tiene 41 años, ayúdenlo, no siempre va a poder regresarlos al juego con algún milagro.

La defensiva de los Chiefs. 43 puntos permitidos. Apestando tanto a la defensiva no hay manera de contender. Han tenido lesiones, pero por Dios, ¿de dónde están sacando a los sustitutos? Ron Parker debería retirarse y a Steven Nelson lo quemaron a placer.

Los fans de los Patriots. Le pintaron dedo y le aventaron una cerveza a Tyreek Hill y salieron con letreros que decían: Mahomes ya no estás en Kansas. Bueno pues, nunca lo estuvo, Kansas City está en Missouri, muchachos, y por favor no pierdan el estilo: le dan un pretexto más al mundo para odiarlos.

Los New York Giants. Lo del jueves fue el fin de su temporada. La línea es un desastre, el vestidor se ve roto. De Odell ya ni vale la pena hablar, no le daremos el gusto. Eli está jugando mal y lo peor es que todo se lo cargan a él cuando la defensiva apenas y corre. Rescato a tres jugadores: Saquon Barkley, Alec Ogletree y Curtis Riley; los demás deberían ser despedidos por igual, junto con el coacheo que luce sin personalidad.

Los Indianapolis Colts. Apenas en sus redes sociales vi que presumían ser el tercer mejor equipo en sacks de la liga. Noticia de última hora: no hay número que importe en esta liga si no ganas y tienen una miserable victoria y principalmente porque permiten lo que sea defensivamente, aunque bueno, entiendo que algo tienen que poner en sus redes.

Comentarios