Las grandes estadísticas de la semana 4 NFL 2018

0

Se fue el primer cuarto de temporada y los récords no dejan de caer en las grandes estadísticas de la semana 4 NFL 2018. Esta ocasión tenemos actuaciones de quarterbacks que nunca en la historia habíamos tenido, marcas de defensivos que sorprenden y novatos que siguen buscando dejar huella en la NFL.

Vamos a los números que nos dejó esta semana 4 en las grandes estadísticas NFL.


Esta semana nos dejó tres juegos que fueron decididos en tiempo extra: Texans vs Colts, Eagles vs Titans y Browns vs Raiders. Al menos un juego se ha definido en esa instancia en cada semana de esta temporada, que junto con las de 1979, 1983 y 2002 son las únicas en la historia que han tenido mínimo un juego definido en tiempo extra en cada una de las primeras cuatro semanas.


Cinco quarterbacks tuvieron al menos 400 yardas por pase esta semana, comenzando con Jared Goff (465) el jueves por la noche, seguido de Andrew Luck (464), Derek Carr (437), Kirk Cousins (422) y Matt Ryan (419). En lo que va de la temporada son 12 actuaciones de QB con al menos 400 yardas, la mayor cantidad en la historia de la NFL para los primeros cuatro juegos de una campaña. Y los cinco quarterbacks de esta ocasión hacen la mayor cantidad para una semana en la historia de la liga.


Cinco pases de anotación lanzó Mitch Trubisky en la primera mitad ante los Buccaneers, todos a diferentes jugadores. Con esto es apenas la segunda ocasión en la historia que un QB logra lanzar en los primeros 30 minutos de juego 5 touchdowns a diferentes receptores. El otro que lo consiguió fue Aaron Rodgers en 2014 frente a los Bears.


Además, Trubisky se unió a Steve Young y Michael Vick como los únicos jugadores desde 1991 con al menos 250 yardas por pase y 50 yardas por acarreo en la primera mitad de un juego. Mitch tuvo 289 yardas por pase y 53 por tierra en la primera mitad ante Tampa Bay.


Con su par de sacks conseguidos en el juego Texans vs Colts,, J.J. Watt llegó a 23 juegos con al menos dos capturas a quarterback. Esto le valió empatar a Richard Dent en la segunda posición de juegos con al menos dos sacks en los primeros 100 juegos de la carrera profesional /(Watt participó en el juego número 92 de su carrera). Por cierto, Reggie White consiguió 29 juegos de estas caraterísticas en sus primeros 100.


El kicker de los Texans, Ka’imi Fairbairn es ahora el tercer jugador en conseguir el field goal del empate y posteriormente el del triunfo en tiempo extra desde la modificación a la regla en el tiempo extra en 2012. Antes lo habían conseguido Graham Gano en 2015 (también ante los Colts) y Cairo Santos en 2016 frente a los Broncos.


El novato wide receiver de los Texans, Keke Coutee, tuvo 11 recepciones es su debut y es la segunda mayor cantidad en la historia por un jugador en su primer juego como profesional. Sólo Sid Blanks, quien jugó en Houston –pero en los Oilers– tuvo más recepciones que Coutee en su debut en 1964, con 13.


Con el touchdown a Cordarrelle Patterson de 55 yardas ante Miami, Tom Brady llegó a los 70 diferentes jugadores a los que ha lanzado al menos un pase de anotación. Con esto empata a Vinny Testaverde con la mayor cantidad en la historia de la NFL.


Andrew Luck, quarterback de los Colts, se convirtió en el décimo primer QB en la historia en lanzar al menos 450 yardas y 4 touchdowns sin ser interceptado en un juego. Además es el segundo en conseguirlo en la misma semana, ya que Jared Goff lanzó 465 yardas y 5 anotaciones. Ahora Luck y Goff son la primera pareja de QB en la historia de la liga en conseguir este logro en la misma semana.


Adam Vinatieri llegó a 567 field goals en su carrera para pasar la marca de Morten Andersen con la mayor cantidad en la historia de la NFL.


Andy Dalton conectó de TD con A.J. Green faltando siete segundos en el último cuarto. Es la segunda vez en la historia de los Bengals en la que se lanza un pase para ganar con menos de 10 segundos de juego, y la primera vez desde 1999.


Con la actuación del pasado domingo, Ezekiel Elliott es el tercer jugador en la historia de la franquicia en conseguir al menos 150 yardas por tierra y 50 por recepción en un juego, uniéndose a los legendarios Emmitt Smith y a Herschel Walker.


Además, Elliott es el sexto jugador en la historia de la liga con al menos 150 yardas, 85 por recepción y una anotación por la misma vía para ganar el juego; el primero en conseguirlo desde que Steven Jackson lo hiciera en 2006.


Julio Jones, quien participó en el juego número 99 de su carrera, cuenta ahora con 41 encuentros con al menos 100 yardas por recepción, con lo que rebasó a Lance Alworth, quien consiguió 40 en los primeros 100 juegos de carrera profesional en la historia de la NFL.


Calvin Ridley, el novato wide receiver de los Falcons, ahora tiene seis recepciones para anotación en sus primeros cuatro juegos de carrera. Antes que él, sólo Billy Howton de los Packers en 1952 había tenido al menos cinco recepciones de touchdown en los primeros cuatro juegos en la NFL.


Eli Manning rebasó a Frank Tarkenton con la mayor cantidad de pases de touchdown en la historia de la NFL. Tarkenton logró 342 pases de anotación y Manning llegó a 343.


Philip Rivers llegó a las 51 504 yardas por pase para dejar atrás la marca de John Elway quien estaba en la octava posición del ranking histórico. Elway había conseguido 51 475 yardas en su carrera.

Comentarios