Análisis de la semana 4 NFL 2018 – Dolphins vs Patriots

0

El drama que se generó sobre New England por un par derrotas consecutivas llegó a su fin. Los Patriots volvieron a la senda del triunfo a costa de unos Dolphins sin personalidad que fueron devueltos a su realidad. La victoria parece regresar las cosas a la normalidad en Boston, retomando la confianza como uno de los contendientes en la AFC. Este es el análisis del Dolphins vs Patriots:

Resultado del partido: Dolphins 7 – 38 Patriots

Tras dos insípidas y decepcionantes actuaciones, el equipo de New England exhibió un rostro diferente en las tres fases del juego. La ofensiva finalmente fue regular a lo largo del partido y la defensa no tuvo grandes complicaciones ante el ataque débil de los Dolphins, que apenas llegó a las 148 yardas totales. Los Pats volvieron a dominar un partido de principio a fin y se llevan un contundente marcador a favor en casa.

¿Quién regreso a su realidad?

Sin duda la gran pregunta tras el partido. Similar a lo que sucedió la semana pasada entre Pats y Lions, creo que las cosas se combinaron para este resultado. Miami no era el gran equipo que reflejaba su marca invicta y los Patriots mejoraron pero siendo beneficiados en gran medida por las deficiencias de su rival.

Para New England no pudo llegar en mejor momento este compromiso, pues mataron varios pájaros de un tiro: se van con la victoria en duelo divisional, recuperan confianza y dominan a su adversario, desenmascarando sus defectos en ambos lados del balón.

Al final, creo que Miami es el equipo que definitivamente regresó a su nivel, pues con todo y el triunfo, aún pienso que Pats necesita medirse ante un oponente de mayores exigencias para afirmar que están de regreso en la contienda. Creo que el partido contra los Bears de la semana 7, o incluso el de los Chiefs en la 6, nos dirá el real nivel del conjunto de que lidera Tom Brady.

Tannehill Who?

Durante la semana previa al partido me sorprendió ver que varios medios ponían al QB de los Dolphins en la discusión del MVP, solo por debajo de Patrick Mahomes y Khalil Mack, lo cual pienso que fue el efecto del engañoso 3-0 de Miami en el arranque de la temporada. Pero en este partido quedó en evidencia que Tannehill fue parte de ese espejismo. El pasador regresó a ser el jugador que ha sido la mayor parte de su carrera en la NFL: un QB del montón con altibajos.

Tannehill jugó complemente basura ante los Pats, apenas completando 11 pases para 100 yardas con una intercepción. Lo peor y más embarazoso fue que Brock Osweiler entró en su lugar hacia el final del último cuarto, dando por terminada la penosa y errática actuación del “líder” que los Dolphins siguen viendo como su futuro.

Nada funcionó para Miami

Pese a las dudas sobre el 3-0 de los Dolphins, el partido lucia atractivo en el papel. Ambos equipos llegaban en realidades opuestas y parecía que Miami tenia los recursos para propinar la tercera y ya alarmante derrota a los Patriots. Sin embargo los visitantes nunca salieron motivados al campo, dejando la impresión de que la derrota era viable en sus aspiraciones.

Ofensivamente el playcalling fue muy conservador, la ejecución no fue eficaz y los errores abundaron en todo el encuentro. Ryan Tannehill se mostró impreciso en muchos lanzamientos, y en parte quedó en evidencia el pobre nivel de su cuerpo de receptores, así como de su backfield. Frank Gore y Kenyan Drake no han sido un peligro real para las defensivas.

De otro lado tampoco hubo mucho que rescatar. A excepción de un par de intercepciones a cuenta del novato Minkah Fitzpatrick y Bobby McCain, el resto de la defensiva no presentó dificultades para Brady y compañía. El pass rush feroz de otras ocasiones no apareció y estuvieron lejos poner en aprietos al veterano QB de los Pats, quien regresó a una actuación sólida y convincente.

Brady fue de menos a más

El QB de 41 años fue mejorando su actuación después varias deficiencias en sus pases. Sigue teniendo fuerza suficiente en su brazo para colocar el balón en casi cualquier lugar del campo, sin embargo la precisión a veces le juega en contra. Tras de revisar por segunda ocasión la jugada de la primera intercepción, pienso que fue más mérito del defensivo que su culpa, pero la segunda definitivamente fue un lanzamiento que nunca debió salir de su brazo.

Pero sin duda, una de las ventajas que ofrece tener un QB como Tom Terrific, es la facilidad con la que puede cambiar para bien de un drive a otro, pues esos pases anticipados que llegan al punto exacto con el objetivo son sello de su experiencia y picardía. Brady terminó el partido con 274 yardas, 3 TD y 2 INT.

Josh Gordon debutó y dejó señales de su potencial

Una de las historias a seguir para este juego fue el debut del WR Josh Gordon, quien llegó vía trade proveniente de Cleveland hace poco más de una semana. Gordon está entre ser el factor que acerque a este equipo al éxito o continuar como un jugador indisciplinado que sólo afecte el vestidor. Su potencial no está en duda, pues sabemos que tiene las condiciones y el talento para ser de los mejores receptores de la liga.

Su debut estuvo lejos de ser brillante, pero dejó un agradable sabor de boca. Cabe señalar que los Pats decidieron involucrarlo muy poco en la ofensiva, sin embargo consiguió un par de recepciones para 32 yardas que dejaron ver la calidad de su juego. En dos acciones nos dimos cuenta que Gordon es algo que New England no tenia al ataque y estoy seguro que van a sacar mucho provecho de este jugador conforme pasen las semanas; su simple presencia hizo la diferencia.

Juego redondo para los Pats

En términos generales, los Patriots respondieron ante las criticas con una actuación sólida en cada zona del campo. Reitero, los Dolphins demostraron que no eran tan buenos como su récord por lo que tampoco hay que exagerar ante este gran triunfo de New England.

La defensiva generó presión, tampoco incesante, pero suficiente para provocar errores de Tannehill. Consiguieron una intercepción y robaron el balón tras un mal centro de Travis Swanson que recuperó el LB Kyle Van Noy. Los regresos de Patrick Chung y Trey Flowers ayudó mucho a esta unidad para mejorar.

Ofensivamente las cosas regresaron a la normalidad: Un planteamiento inteligente, ejecución paciente, explotando sus virtudes y confiando en la experiencia de Tom Brady. Rob Gronkowski tuvo varias recepciones importantes en tercer down para mantener vivo el drive y los RB James White y Sony Michel poco a poco se están estableciendo como un binomio peligroso al ataque. Ambos se combinaron para 3 TD y 224 yardas.

Bendita AFC East para New England

Nuevamente el pobre nivel de la AFC East sacó del apuro a la dinastía de los Patriots. A pesar de que hubo una mejora considerable en su desempeño, no estoy tan seguro de que hubieran podido ganar con tal facilidad ante un rival más exigente. Creo que a partir de la semana 6 veremos el nivel real de esta escuadra, aunque el pasado señala que volverán a dominar la AFC.

Dado el nivel que hemos visto en los Bills y Jets, sin duda los Pats nuevamente tienen las de ganar la división, pues creo que Miami continuará desinflandose en sus próximos compromisos.

Evitaron caer en la tendencia de 2002

New England evitó un tercer descalabro en semanas consecutivas que hubiera podido sentenciar su temporada al fracaso. La última vez que paso fue en 2002 cuando fueron superados en cuatro juegos en fila (Chargers, Dolphins, Packers y Broncos) dejándolos fuera de playoffs.

Tendencias

A la alza

  • Juego aéreo de New England – La llegada de Josh Gordon cambiará la forma en cómo las defensivas se van a plantar en el campo. Cordarrelle Patterson brilló con un TD de 55 yardas, y ademas, esta semana recuperaran a Julian Edelman que finalizó la suspensión de 4 partidos. La ofensiva de los Pats va mejorar sustancialmente.
  • RB Sony Michel & James White – El pick de primera ronda finalmente se sacudió la presión y consiguió su primer TD en la NFL. Por su parte, White sigue demostrando que es un blanco eficaz y vital en la ofensiva, ambos serán una dupla de cuidado.
  • La confianza de los Pats – Evitaron una tercera derrota en fila que hubiera encendido las alarmas. Esta victoria regresa la calma y confianza.

A la baja

  • QB Ryan Tannehill – Su actuación en el campo fue deprimente y se confirma como un QB irregular. Miami debe buscar un pasador con liderazgo y actitud.
  • HC Adam Gase – Lucía sin asomo de culpa tras la errática actuación de su equipo. Los ajustes nunca llegaron y parece que irse 3-1 es más que suficiente para él. Su reacción en el encuentro preocupa.
  • TE Rob Gronkowski – Abandonó el partido por molestias en el tobillo. Aunque no es de gravedad la lesión que sufrió, todo apunta a que se perderán el partido ante los Colts del próximo jueves.

El MVP del partido

Tom Brady – QB – Patriots

No fue su mejor día, pero nuevamente su experiencia y calidad se impusieron en el campo. Con un par de jugadas puso las cosas en orden en el marcador. Además, empató a Vinny Testaverde con la marca de 70 TD con diferentes jugadores. Con Cordarrelle Patterson hizo el touchdown que igualó el récord.

¿Qué sigue?

Miami Dolphins

Pese a la derrota se mantienen como lideres de la AFC East y la próxima semana viajaran a Cincinnati para encarar un complicado partido ante los Bengals, que lucen como favoritos. Miami necesita mejorar todo su desempeño para competir en este encuentro y no dejar ir tan pronto el liderato divisional.

New England Patriots

Ya con la confianza recuperada, tendrán semana corta de preparación para recibir a los Colts en partido de jueves por la noche, en donde aparecen como amplios favoritos. Este juego marcará el regreso del Julian Edelman en la ofensiva aérea de New England, así como el reencuentro de Josh McDaniels con el equipo al cual renunció tan sólo horas después de haber sido anunciado como nuevo head coach. Los Pats han dominado claramente la rivalidad en los últimos años.

  • 2014: Colts 20 – 42 Patriots
  • 2015: Colts 27 – 34 Patriots
  • 2015: Colts 7 – 45 Patriots (Final AFC)

Las mejores jugadas del partido

Video cortesía de NFL.com
Comentarios