¿Qué hay de diferente esta temporada 2018 con los Browns?

0

Por Mauricio Rodríguez

 

Los Cleveland Browns han sido objeto de burla durante la historia moderna de la NFL. Un equipo reconocido como el peor de la liga, a quienes nunca nada les sale bien y una ciudad en donde una sencilla victoria de temporada regular se celebra como ganar el Super Bowl. Líderes sólo en el Draft y en el mundo de los memes, los Browns llevan mucho tiempo en el sótano de la NFL, pero, lo crean o no… están a punto de salir.

La semana pasada fuimos testigos de lo que parece ser una nueva era en el football de Cleveland. Ganaron su primer partido en 635 días al recibir a los New York Jets. Fue un partido bastante dramático en el cual la narrativa fue el debut del primer jugador seleccionado en el Draft NFL 2018, el quarterback Baker Mayfield.

Cabe mencionar que Mayfield no era el titular entrando al partido. Sin embargo, una conmoción forzó a Tyrod Taylor a salir del campo. Incluso sin la lesión era de esperarse que lo mandaran a la banca, porque le estaba costando a su ofensiva bastantes oportunidades con una pobre actuación. Los aficionados gritaban el nombre de Baker Mayfield y todo apuntaba a un momento histórico en el FirstEnergy Stadium. Y al entrar Mayfield al campo, eso fue justo lo que pasó. Los Jets lideraban 14-0, pero tras 201 yardas por pase del novato y un “Philly Special” versión Browns, Cleveland se retiró victorioso, 21-17.

Ahora, pongamos los frenos un poco. Mayfield era una parte esencial de lo que necesitaban los Browns. Una chispa que no habían visto en mucho tiempo. La decisión de nombrarlo el titular es lo que el head coach Hue Jackson debía hacer, no había opción. Habiendo dicho todo esto, no podemos darle todo el crédito al novato por la victoria.

La verdad es que los Browns tienen un róster con bastante talento. Sé lo que están pensando. “¡Pero son los Browns! ¿Qué talento puede tener ese equipo?” Sin embargo, poseen una línea defensiva liderada por Myles Garrett, Larry Ogunjobi y Genard Avery. Un cuerpo de linebackers que incluye a Jamie Collins y Joe Schobert. Varios equipos en la liga quisieran tener un frente defensivo similar.

En la secundaria, el cuarto pick del Draft, el CB Denzel Ward, ha demostrado haber sido una buena inversión. Ha logrado robar el balón tres veces en el mismo número de partidos. De hecho, uno de los momentos claves en la victoria contra los Jets fue un fumble forzado por este producto de Ohio State. Otros jugadores en la secundaria como Jabrill Peppers, Terrance Mitchell y Damarious Randall hacen esta unidad más que decente y confiable.

En cuanto a la ofensiva, la línea ha mejorado mucho recientemente a pesar del retiro de uno de los mejores tackles izquierdos en la historia, Joe Thomas. David Njoku es, discretamente, uno de los tight ends más talentosos en la liga y Jarvis Landry es un muy buen WR1.

Por otra parte, el ahora Patriot, Josh Gordon tiene el talento necesario para ser uno de los mejores WR en la liga, pero la decisión de dejarlo ir tiene sentido. Para un equipo como los Browns, quizá sea mejor para la estabilidad del vestidor y la cultura dentro del equipo el dejar ir a alguien como Gordon, quien ha tenido una carrera plagada de problemas de adicciones fuera del campo. Si bien es una baja en el juego aéreo en Cleveland, puede resultar una decisión buena.

Pensándolo fríamente, ignorando el hecho de que se llaman “Cleveland Browns,” ¿parecen un pésimo equipo? Definitivamente no. Se ha criticado mucho a los Pittsburgh Steelers y a los New Orleans Saints por pasar un mal rato enfrentando al equipo de Hue Jackson cuando realmente ya no es un equipo fácil de vencer.

La temporada de los Browns no quedará en una simple victoria contra los Jets. Este equipo tiene el potencial de ganar como mínimo seis juegos e incluso llegar a un récord de 8-8, no es tan descabellado como suena.

Consideremos la división en la que se encuentran. ¿Realmente estamos tan seguros de que los Cincinnati Bengals y los Baltimore Ravens son mejores equipos? Yo no. Si bien tienen más experiencia y más potencial para 2018, en un descuido estarán perdiendo juegos contra Baker Mayfield y compañía.

Así que olvidemos al equipo que hemos conocido por años. Los Cleveland Browns están en camino de cambiar esa narrativa mucho más pronto de lo que se espera. Con un roster talentoso liderado por un quarterback tan prometedor como Mayfield, cosas buenas le esperan a este equipo que tanto ha sufrido.

Comentarios