Los 5 mejores momentos en la carrera de Terrell Owens

0

Por Rick Gosselin/Traducción por José Andrés de Esesarte

Terrell Owens recibirá su saco dorado y el busto este fin de semana, cuando el Salón de la Fama de la NFL induzca a la Clase del 2018 – aunque no será en la mano como lo acepte. Owens decidió no asistir a la ceremonia de inducción y conducir una propia en la Universidad de Tennessee-Chattanooga, donde jugó en colegial.

Owens es el número dos de la historia en yardas vía recepción (15 934), tercero en touchdowns recibidos (153) y octavo en recepciones (1 078). Jugó para cinco equipos – San Francisco, Philadelphia, Dallas, Buffalo y Cincinnati – y fue al Pro Bowl con tres de ellos (49ers, Eagles y Cowboys). Owens fue elegido hasta el tercer año en el que fue elegible y se convirtió en el trigésimo segundo receptor en ingresar a Canton.
Aquí están los cinco mejores momentos de la carrera de Owens:

  • Heróico Super Bowl

Terrell Owens nunca ganó un Super Bowl en sus 15 años de carrera. Pero no lo pueden culpar por eso. Sólo llegó a un Super Bowl y no debió haber jugado ese partido. Pero lo hizo. Sufrió una fractura de peroné y un esguince de tobillo en diciembre en el juego contra los Cowboys en 2004, lesiones que lo dejaron fuera de los últimos dos juegos de la temporada regular y los primeros dos juegos de la postemporada. Aun cuando tenía 49 días de haberse roto una pierna, Owen prometió que jugaría si los Eagles llegaban al Super Bowl – y sí llegaron. Que si jugó. Owens atrapó nueve pases para 122 yardas para mantener, casi por sí solo, a los Eagles en el juego en una derrota de 24-21 contra los New England Patriots.

  • El Día de Jerry Rice

17 de diciembre del 2000 fue el “Día de Jerry Rice” en el Candlestick Park, y el plan de juego de San Francisco era lanzar el balón rápido y seguido a Rice, puesto que sería su último juego en casa después de una brillante carrera con los 49ers. Pero los Chicago Bears se dedicaron a arruinar el día de Rice, haciéndole doble marcación en cada intento para mantener el balón alejado de sus manos. Por lo que Jeff García lanzó el balón al otro lado del campo una y otra vez hacia Owens, quien abusó de la cobertura personal. Owens rompió el récord de la NFL de recepciones en un solo partido con 20, además consiguió 283 yardas y un touchdown en la victoria de 17-0 de San Francisco. “Me hubiera gustado que Jerry se hubiera ido de esta manera,” le dijo Owens a los reporteros después del juego. “Este era el día de Jerry, no el de Terrell para brillar.”

  • Unpacking the Pack (Desempacando el paquete)

Los 49ers tuvieron un récord de 12-4 para conseguir un lugar en el Wild Card en 1998, mismo que les hizo jugar en casa contra los Packers. En un duelo de quarterbacks de Salón de la Fama Brett Favre y Steve Young, los Packers tomaron una tardía ventaja 27-23 en un pase de touchdown de 15 yardas de Brett favre a Antonio Freeman. Con ocho segundos restantes, Young encontró a Owens con un pase de 25 yardas para ganar el juego. Owens salió detrás de la sombra de Jerry Rice esa temporada, atrapando 67 pases, 1 067 yardas y 14 touchdowns, liderando al equipo en esa categoría – poniéndose en la mirada de una carrera digna del Salón de la Fama.

Foto: USA Today
  • Profanando la Estrella

En 2000 en un juego en Texas Stadium, Owens atrapó un pase de touchdown de 3 yardas de la mano de Jeff García para darle a los 49ers una ventaja de 17-3 en el segundo cuarto. Owens después corrió al centro del campo a festejar en el logo de la estrella. Cuando lo intentó hacer por segunda vez después de una recepción de touchdown de 1 yarda en el 4to cuarto, el safety de los Cowboys George Teague lo empujó intentando evitar que lo hiciera – la grada explotó con odio. Pero todo fue perdonado cuando Owens se unió a los Cowboys seis años después. Y todo fue olvidado cuando la siguiente temporada, Owens empató un récord de franquicia con cuatro recepciones de touchdown en contra de los Washington Redskins, rival más amargo.

  • Optimismo en Buffalo

Owens jugó con muchos grandes quarterbacks en su carrera – Steve Young, Miembro del Salón de la Fama; Jeff García, Pro Bowler; Donovan McNabb y Tony Romo. Pero Owens hizo tanto por sus quarterbacks como ellos por él. La mejor evidencia vino cuando el 22 de noviembre de 2009, Owens jugando para los Buffalo Bills, atrapó un pase de touchdown de 98 yardas de Ryan Fitzpatrick, Sí, Fitzpatrick. A los 35 años de edad, Owens se convirtió en el jugador más longevo en atrapar un touchdown de más de 80 yardas. Terrell Owens también atrapó uno de 79 yardas con los 49ers, otro de 91 con los Eagles, 78 con los Bengals (a los 36 años) y 75 con los Cowboys.

Para leer la puedes leer el post original de Talk of Fame Network aquí clic aquí.

Comentarios