Los 10 mejores jugadores en la historia de los Cincinnati Bengals

0

Históricamente esta franquicia se ha caracterizado por ser mediocre, prueba contundente de ello es que no tienen un sólo trofeo Vince Lombardi en sus vitrinas. Sin embargo, en 52 años desde su fundación, han visto el paso de figuras que les han entregado algunas alegrías. Te presento a los 10 mejores jugadores en la historia de los Cincinnati Bengals.

Mención honorifica – A.J. Green – WR

Con 29 años ya es uno de los mejores receptores que ha jugado para este equipo, y probablemente el más talentoso. Green ha sido uno de los referentes de los Bengals en los últimos años, y seguramente peleará por un lugar entre los primeros cinco de esta lista cuando se retire. Su físico le beneficia para ser dominante y ganar el balón en cualquier tipo de pase. Su único “pero” es no haber llegado a un equipo de mayor impacto, pues en los Bengals luce difícil que pueda lograr algún título más allá del divisional.

10.- Reggie Williams – LB

En 14 temporadas se ganó un lugar en la historia de este equipo. No posee las cualidades de un Hall of Famer pero su labor en la defensiva de los Bengals es reconocida. Los 196 juegos como titular de 206 que disputó, reflejan la confianza en este linebacker. Williams concluyó su carrera con 41 sacks, 16 intercepciones y tres touchdowns, números dignos para meterse de último momento en este Top.

9.- Corey Dillon – RB

El líder histórico en yardas por tierra de esta franquicia (8 061) . Dillon es un buen ejemplo de consistencia en el campo: en sus primeras seis temporadas en la NFL superó las 1 000 yardas por tierra, incluida la tercera mejor marca de yardas terrestres en un partido de temporada regular con 278. Su carrera terminó en New England, donde ganó su único anillo de Super Bowl. Sin embargo, sus mejores años como jugador profesional fueron en la jungla, en donde pasarán muchos años para que sus números sean superados.

8.- Chad Johnson – WR

Mejor conocido por haber cambiado legalmente su nombre por un tiempo a Chad Ochocinco, es por ahora el líder en yardas aéreas de los Bengals (10 783). Tras ese número 85 se encuentra uno de los mejores receptores en la historia de esta franquicia, al menos por su números. De la mano de la popularidad causada sus festejos de touchdown, Johnson se posicionó como un ícono de la NFL durante la mejor etapa de su carrera. Junto a Carson Palmer, quarterback de los Bengals en esa época, lideró una las duplas más peligrosas de la liga. Pese a que sus números no son malos, su nivel no alcanza para competir contra la élite de su generación, aunque merecidamente tiene su lugar en este Top.

7.- Tim Krumrie – NT

Un ejemplo de consistencia, liderazgo y talento en el campo. Krumrie no es de los mejores jugadores en su posición de la historia, sin embargo paso de ser un pick de décima ronda en el Draft NFL de 1983 a uno de los líideres de este equipo en su época. Terminó su carrera con 34.5 sacks, 1 008 tackleadas (700 en solitario) y 13 fumbles recuperados. Además fue uno de los referentes defensivos cuando los Bengals disputaron el Super Bowl XXIII ante los 49ers.

6.- Isaac Curtis – WR

Junto con A.J. Green el mejor receptor que ha jugado para este equipo, especialmente en términos de talento. Curtis no tiene los argumentos de un receptor de mayor talla, pero su capacidad dentro del campo simplemente fue para deleitarse. Su altura por debajo de la ideal (1.85 m) la compensaba con la fortaleza de sus piernas, dando como resultado una máquina imparable en campo abierto, con la facilidad de hacer cualquier tipo de corte. Reconociendo que fue uno de los jugadores que revolucionó la posición, merecidamente es un Hall of Famer del equipo. En algún momento fue llamado “El Jerry Rice antes de Jerry Rice”.

5.- Bob Johnson – C

Uno de los mejores centros en la historia de la NFL. Bob Johnson fue el referente en la línea ofensiva de los Bengals hasta que llegó Anthony Muñoz. Su técnica refinada y el dominio de pies y brazos le valieron ser capitán del equipo por ocho temporadas de las 11 que jugó en Cincinnati. Su número 54 es hasta el momento el único oficialmente retirado por los Bengals.

4.- Boomer Esiason – QB

El mejor pasador que ha tenido este equipo hablando de talento. Llegó a los Bengals para reemplazar a Ken Anderson, quien había dejado un legado importante en la franquicia y demostró poder con la responsabilidad, llevando a Cincinnati a su segunda aparición en un Super Bowl en el que solamente la magia de Joe Montana impidió que Esiason y sus Bengals se coronaran.

En 13 años en Cincinnati Esiason ganó un MVP de la NFL, cuatro invitaciones al Pro Bowl, un nombramiento al primer equipo All-Pro y un Walter Payton Man of the Year. Sin embargo, no le alcanzó para ser considerado material del Hall of Fame.

3.- Ken Riley – CB

Pasó de ser un pick de sexta ronda en el Draft de 1969 a uno de los mejores y menos apreciados corners de la liga. En 15 temporadas acumuló 65 intercepciones (cuarta mejor marca de la historia), y cinco touchdowns. Consistencia, durabilidad y liderazgo fueron los sellos de Riley, un defensivo todoterreno que estaba por todo el campo siguiendo la jugada rara vez fallaba una tackleada. Su romance con el balón fue una de sus más grandes virtudes.

2.- Ken Anderson – QB

Tuvo mayor talento que Anderson y promedia mejores números para ser considerado el pasador por excelencia de esta franquicia en la historia. Anderson fue uno de los primeros en aprender la ofensiva West Coast de Bill Walsh, por lo que su precisión en pases cortos era probablemente la mejor de aquella época.

Anderson tuvo en cuatro años la mejor calificación para un pasador (1974, 1975, 1981, 1982), líder en yardas en dos temporadas (1974 y 1975), cuatro invitaciones al Pro Bowl y un nombramiento al primer equipo All-Pro. Uno de los mejores pasadores de sistema en la NFL, que se vio fuertemente beneficiado por ser pupilo del gran Bill Walsh, pero se quedó algo corto para ser parte de la élite de la NFL. Sin embargo su legado es reconocido y forma parte de una lista de jugadores que “injustamente” no están en el Hall of Fame.

1.- Anthony Muñoz – OT

Hablar de él es meternos al terreno del mejor tackle ofensivo de la historia de este deporte. Por talento, liderazgo, consistencia y durabilidad, Muñoz es el mejor jugador en la historia de esta franquicia, y para muchos el mejor de la NFL. El pick número 3 del Draft NFL de 1980 no decepcionó en lo absoluto y fue el ancla de esta línea ofensiva por 12 años en los cuales claramente destacó en el campo, siendo reconocido con 11 invitaciones al Pro Bowl y nueve nombramientos al primer equipo All-Pro. Simplemente una muralla impenetrable.

Comentarios