Crónica del Draft NFL 2018 – Día 1

0

Llegó el momento. Este jueves comenzó el Draft NFL 2018 en Arlington, Texas, en la casa que Jerry Jones construyó para los Cowboys: el AT&T Stadium. Dicho escenario cuenta con cierta magia que he comprobado, tanto para los juegos de football como para un evento como este, que año con año causa más expectación en los seguidores. Esta es la crónica del Draft NFL 2018 en su primer día.

Tomé rumbo a la sede del Draft cerca del mediodía. Se veía gente caminando hacia el estadio, enfundada en sus jerseys de su equipo favorito. Obviamente muchos de los Cowboys, pero había de todo. El ambiente de fiesta NFL se contagiaba más a medida que me aproximaba a la sede. Las filas para el ingreso al NFL Draft Experience eran largas bajo el fuerte sol que brillaba sin nubes alrededor.

La experiencia para los fans fue buena, aunque algo repetitiva si ya has asistido un evento de la NFL. Los cascos de todos los equipos, los maniquíes uniformados para que pongas tu cara y parezcas un jugador de la NFL y la exhibición de los anillos de Super Bowl de anteriores campeones.

Sin embargo hubo detalles interesantes. Pantallas que mostraban acciones jugadores históricos, las selecciones de Draft más recientes de cada equipo y las mascotas de las franquicias. También había instalaciones de los vestidores de los jugadores icónicos de diversos equipos y un espacio para probar nuestras habilidades como pateadores o pasadores.

Dentro del estadio atestigüé pruebas de audio, ensayos para la ceremonia del himno y el ajuste de los últimos detalles. La forma en la que acomodaron el escenario fue impresionante, usando las pantallas del lugar e instalando otras más. Para esta ocasión colocaron a los aficionados al nivel del escenario, agrupados por equipos: al izquierda los de la AFC y a la derecha los de la NFC.  Se respiraba confianza en que todo saldría perfecto.

En la Alfombra Roja se recibieron a los 22 jugadores y head coaches invitados de los equipos de algunas universidades. Al llegar ahí, los mejores lugares estaban acaparados por cadenas de televisión que montaron sus escenografías improvisadas. De pronto, Michael Irvin se acercó al lugar donde me encontraba, mientras leía sus tarjetas como parte de su preparación de la transmisión de NFL Network.

Comenzaron a llegar los jugadores. Muchos buscaron vestirse de acuerdo a la ocasión, otros más privilegiando su propio estilo, pero se veía que disfrutaban la fama, excepto Roquan Smith (quien cruzó la alfombra como relámpago). Los quarterbacks fueron, previsiblemente, los más solicitados para fotos.

Derrius Guice se veía como el más relajado; Taven Bryan y Marcus Davenport fueron los que más me impresionaron por su tamaño (no quisiera ser liniero ofensivo frente a ellos) y aunque se mencionó que la actitud de Josh Rosen era la de un tipo engreído, se me hizo bastante agradable y accesible. El tiempo se agotaba para el inicio del Draft, por lo que tuve que salir corriendo a mi lugar asignado.

Los fans comenzaron a gritar de euforia y emoción. Los demás abucheaban al rival. El ambiente era increíble. Vino la ceremonia del himno de los Estados Unidos y comenzó la primera ronda con los intensos y ensordecedores abucheos hacia el comisionado Roger Goodell.

La primera sorpresa fue notoria con el pick de los Browns. Los asistentes gritaron ante el anuncio de Baker Mayfield. Los rumores que no quería creer se hicieron realidad. La siguiente sorpresa fue autoría del mismo equipo al tomar a Denzel Ward en la cuarta posición. El Draft NFL continuaba tranquilo hasta que los Bills por fin subieron al pick número 7 para tomar a Josh Allen. Los Cardinals no se quedaron atrás, subiendo al pick 10 para llevarse a Josh Rosen.

Miami se llevó a un gran prospecto en Minkah Fitzpatrick. New Orleans subió muchas posiciones por su pass rusher. Buffalo se mantuvo agresivo para seleccionar a Tremaine Edmunds. Hubo opiniones divididas ante la muy esperada selección de los Cowboys que finalmente resultó ser Leighton Vender Esch. Vimos a dos centros seleccionados de forma consecutiva. New England se llevó a un buen liniero ofensivo y poco después también seleccionó a quien fuera su roomie en Georgia.

El momento emotivo fue cuando Ryan Shazier entró al escenario para anunciar el pick de los Steelers. Sin importar las rivalidades entre los aficionados, en ese instante todos se unieron para la ovación.

Para cerrar el primer día del Draft, un intrigante pick. Los Ravens regresaron para seleccionar al QB Lamar Jackson.

Vaya día intenso. Todos a abandonar el lugar y comenzar los trabajos de limpieza para seguir la segunda y tercera rondas. ¡No te pierdas esta serie de crónicas!

¿Y tú cómo viviste el Draft NFL 2018? ¿Te gustó la selección de tu equipo? Espero tus comentarios.

Comentarios