¿Quién es John Dorsey?

0

-Ad-

Nombres van y vienen pero los resultados en Cleveland siguen siendo los mismos, ahora es el turno de John Dorsey, quien cuenta con el currículum para cambiar la situación de una vez por todas para los Browns.

Apenas hace una semana hablamos de Sashi Brown y su despido por parte del dueño de los Browns, Jimmy Haslam. Al momento de escribir ese post se acababa de confirmar la contratación de John Dorsey así que ahora es momento de presentar al nuevo jefe en la ciudad de la esperanza eterna, Believeland.

Dorsey fue reclutado en 1984 por los Green Bay Packers, un linebacker de bajo perfil cuyo rol era de equipos especiales. Como novato impuso record de 35 tackleadas, el resto de su carrera fue bastante discreta pero su verdadero legado lo construiría vistiendo pantalones largos, como ejecutivo en la NFL.

En 1991, Dorsey se unió a los Packers de Ron Wolf como scout, quien en aquel año fue elegido para remplazar a Tom Braatz como General Manager del equipo. Dorsey aprendió bastante con aquellos Packers de los noventa, quienes construyeron un gran equipo para conseguir el Super Bowl XXXI.

Dorsey siguió el camino de Mike Holmgren, ex Head Coach de los Packers, y se fue a los Seattle Seahawks como Director de personal de jugadores en 1999. Su estancia en Seattle apenas duró un año y regresó a casa con los Packers para el año 2000 como Director de Scouting Colegial, puesto que ostentó hasta 2011.

Durante su estadía con los Packers, Dorsey ayudó en el proceso de selección de jugadores como Aaron Kampman, Nick Barnett, Nick Collins, A.J. Hawk, Gregg Jennings, James Jones, Mason Crosby, Jordy Nelson, Josh Sitton, B.J. Raji, Clay Matthews, T.J. Lang, Bryan Bulaga, Morgan Burnett, Randall Cobb y por supuesto, Aaron Rodgers.

Luego de su ascenso en 2012 como Director de Football Operations, Dorsey al fin recibió su gran oportunidad como General Manager de los Chiefs en 2013. Su primer decisión fue contratar a un viejo conocido como Andy Reid , quien fuera parte del staff de Mike Holmgren con los Packers.

Los Chiefs necesitaban un quarterback debido a que Matt Cassel no era la solución para el equipo, por lo que arreglaron un trade con los San Francisco 49ers por Alex Smith. El cambio fue instantáneo para los Chiefs, luego de una temporada de 2-14 Kansas City sorprendió a toda la liga cuando logró colarse a los Playoffs con marca de 11-5.

Durante su estadía con los Chiefs hasta 2016 el equipo logró una marca de 43-21 y la calificación a los Playoffs en tres ocasiones. En cuanto al talento, Dorsey acertó en el Draft con buenos jugadores como Travis Kelce, Eric Fisher, Marcus Peters, Tyreek Hill e incluso el novato Kareem Hunt, pues Dorsey fue despedido durante este verano cuando el dueño decidió no seguir con Dorsey por razones que no quedaron muy claras: algunos hablan sobre dinero y otros sobre su filosofía opuesta a la de Clark Hunt.

Lo cierto es que Dorsey tiene gran reputación en la NFL como un hombre de football en la evaluación de talento, sobre todo en la posición de quarterback, Estando los Browns con rumbo al primer pick global y posiblemente dos selecciones dentro del top-10 para el Draft 2018, Jimmy Haslam no quiere arriesgarse y espera que Dorsey por fin encuentre el QB franquicia que tanto necesita el equipo.

Dorsey ha declarado en los últimos días que sigue de manera importante a los mejores prospectos para quarterback, con cierto guiño principalmente para Baker Mayfield, sobre quien dijo, ha visto seis juegos y le parece un buen quarterback y que la estatura no es un impedimento, pues Baker es un poco más alto que Russell Wilson y a este último le ha ido muy bien en la NFL.

Sobre DeShone Kizer también ha dicho cosas positivas: que su evolución en el campo es evidente y que es un chico muy maduro, resaltando el hecho de que Kizer apenas tiene 21 años. Lo cierto es que Dorsey evaluará muy de cerca al equipo entero en lo que resta de temporada y, aunque hace una semana el trabajo de Hue Jackson parecía seguro rumbo al 2018, terminar 0-16 no le haría ningún favor al entrenador y Dorsey podría optar por una limpia total en la organización… una vez más.

Dorsey tuvo un traspié fue esta semana cuando mencionó: “los sujetos que estuvieron aquí antes, ese sistema, ellos no consiguieron jugadores reales”. Ese fue un golpe bajo, no solo para Sashi Brown sino para sus antecesores como Ray Farmer o Tom Heckert y también se puede interpretar como un golpe al vestidor que no podría ser bien visto por los jugadores.

Lo cierto es que no hay vuelta atrás, Dorsey llegó para quedarse al menos un año y su objetivo es conseguir un mariscal franquicia, ¿Lo conseguirá? Las cosas no pueden ser peor que el 0-16 a la vista.

Comentarios