Los 10 mejores jugadores en la historia de los Cleveland Browns

0

Los Browns tienen una mística perdedora en épocas recientes pero en 73 años desde su fundación han tenido algunas alegrías de la mano de jugadores que llegaron a Cleveland para convertirse en leyendas, principalmente antes de la era del Super Bowl. Esta es mi lista con los 10 mejores jugadores en la historia de los Cleveland Browns.

Mención honorífica: Bernie Kosar – QB

Después de la era de Otto Graham y Brian Sipe, Kosar ha sido el mejor pasador de los Browns de las últimas tres décadas. Pese a haber guiado a este equipo a su mejor época en la era del Súper Bowl, la razón por la que se queda fuera del Top-10 se llama John Elway, a quien nunca pudo derrotar en playoffs.

Kosar llegó como un pick de primera ronda en 1985 y debido a las lesiones del QB Gary Danielson se adueñó de la titularidad de manera inmediata. Llevó a los Browns a disputar tres finales de conferencia en un periodo de cuatro años (todas derrotas ante los Broncos de Elway) y estableció marcas en ese transcurso. Uno de sus más asombrosos récords fue la racha de 308 pases completos sin intercepción, marca que tardó más de dos décadas en ser superada (Tom Brady y Dak Prescott). Fue invitado a participar en dos Pro Bowls, pero lamentablemente se vio afectado por las lesiones que derivaron en su salida de Cleveland en 1993.

10.- Brian Sipe – QB

Tan espinosa ha sido la historia de los Browns que desde Sipe a la fecha no han tenido muchos pasadores confiables. El pick de la 13.ª ronda en 1972 llegó de la nada para ser el rostro ofensivo del equipo por casi una década. Su estilo de juego y talento no fueron deslumbrantes, sin embargo, la falta de líderes en esa zona lo catapultó como uno de los mejores en la franquicia.

Durante las temporadas 1979 y 1980 los emocionantes regresos en los minutos finales de los Browns sirvieron para ser nombrados como los “Kardiac Kids”. En el transcurso de estas dos temporadas, Sipe lideró a los Browns a ocho remontadas y once drives ganadores en el último cuarto o en tiempo extra. Su legado a la fecha es uno de los más importantes junto a Otto Graham.

Sin duda el momento cumbre de su carrera fue en 980, cuando fue nombrado MVP de la liga, invitado al Pro Bowl e incluido en el primer equipo All-Pro. Sipe es el líder histórico en yardas aéreas del equipo (23 713) y segundo en touchdowns (154).

9.- Ozzie Newsome – TE – (1978 – 1990)

Cuando hablamos del líder por recepción de una franquicia es normal pensar en un receptor natural. En el caso de Cleveland se trata de un tight end. Los Browns no son un equipo reconocido por generar grandes receptores y este es el perfecto ejemplo.

Llegó como un pick de primera ronda en 1978 y su impacto fue inmediato en la ofensiva aérea. En su primera temporada en la NFL fue galardonado como Novato Ofensivo del Año. Su consistencia y producción le hicieron uno de los mejores en su posición por muchos años e incluido en el equipo ideal de la década de los ochenta.

En 12 años de carrera como jugador en Cleveland fue invitado a participar en seis Pro Bowls, dos nominaciones All-Pro y líder de la franquicia en recepciones (662), así como en yardas (7 980). Su brillante etapa como jugador y su gran gestión como ejecutivo lo llevaron al Hall Of Fame de la NFL.

8.- Clay Matthews – LB

La segunda generación de los Matthews de la NFL jugó para los Browns y se convirtió en uno de los mejores defensivos de la franquicia. Hijo de Clay Matthews Sr., fue seleccionado en la primera ronda del Draft de 1978 proveniente de USC. A su llegada logró posicionarse como la piedra angular de la defensiva, llegando ser una máquina imparable de tackleadas y sacks.

Su estilo agresivo y dominante le concedió llegar a la marca de 62 sacks y 1 430 tackleadas, ambas marcas históricas en Cleveland. En su longeva carrera de 16 temporadas con los Browns fue invitado a participar en cuatro ediciones del Pro Bowl y un nombramiento en el primer equipo All-Pro. Cabe mencionar que tras su paso por los Browns, Matthews jugó tres años más con los Atlanta Falcons, en donde comenzó como titular los 16 partidos de la temporada en 1995, a la edad de 39 años.

7.- Joe Thomas – OT

Si algo ha caracterizado a esta franquicia es generar buenos linieros ofensivos. Comenzamos hablando de uno de los favoritos, el recientemente retirado Joe Thomas. Uno de los pocos “pecados” de Thomas es haber formado parte de una de las peores etapas en la historia de este equipo, dejando a su salida el fin de una era perdedora. Es cierto, su calidad y talento en lo individual fueron indiscutible, pero se fue con un récord de 0-16 y 1-15 que manchan un poco su trayectoria.

Thomas jugó por 11 años en la NFL y fue el pick 3 del Draft de 2007. Su desempeño como el mejor liniero ofensivo de está apoca fue reconocida con diez selecciones al Pro Bowl y siete nombramientos al primer equipo All-Pro. También posee el récord histórico de la NFL con 10 363 snaps consecutivos, una total y rotunda locura. Él fue probablemente lo mejor que le ha pasado a los Browns en la ultima decada y eso habla de lo mal que la han pasado como equipo.

6.- Leroy Kelly – RB

La única razón por la cual no es el mejor corredor en la historia de esta franquicia se llama Jim Brown. Sin embargo, Kelly fue un digno sucesor de uno de los mejores de este deporte.

Pick de octava ronda en el Draft de 1964, tuvo que ascender en el equipo para llegar a la titularidad y conseguir marcas y números importantes. Con un estilo de juego similar al del legendario Brown, Kelly es el segundo mejor corredor en la historia de esta franquicia, siendo además versátil para recibir los kickoffs y despejes. En diez años en Cleveland llegó a 7 274 yardas y 74 touchdowns. Fue invitado a seis Pro Bowls, nombrado tres veces All-Pro, incluido en el equipo ideal de la década de los sesenta y finalmente inducido al Hall Of Fame de la NFL en 1994.

5.- Dick Schafrath – OL

Con sus 13 temporadas generando espacios a Jim Brown, y posteriormente a Leroy Kelly, formó parte de una las mejores épocas de Cleveland. Llegó como pick de segunda ronda en el Draft de 1959 y pese a no tener las características físicas ideales para la posición, Schafrath trabajó arduamente para ganarse un lugar en el equipo y mantenerse por años en la titularidad. No es de ni cerca uno de los mejores tackles de la época, pero fue muy productivo y durable para los Browns, razón por la que fue honorado en el Hall Of Fame de la franquicia en 2003.

4.- Gene Hickerson – G

Llegamos al terreno del mejor liniero ofensivo de este equipo, quien pasó de ser un pick de séptima ronda en el Draft a un líder de la línea ofensiva por 17 años, de los cuales en diez los Browns presentaron a un corredor con más de 1 000 yardas en cada temporada.

En su carrera, Hickerson fue invitado a seis Pro Bowls, cinco All-Pro, nombrado en el equipo ideal de la década de los sesenta. En 2007 fue inducido al Hall Of Fame de la NFL, acompañado en su silla de ruedas por Jim Brown, Bobby Mitchell y Leroy Kelly, con quienes jugó en la gran era de los corredores en Cleveland.

3.- Lou Groza – K / OT

La era de Groza en Cleveland fue inolvidable. Jugó 21 años, más que cualquier otro jugador profesional hasta ese momento. Será recordado por muchos como pateador, sin embargo fue uno de los mejores tackles ofensivos de la época durante la cumbre de su carrera, tras la cual pasó a ser pateador porque tenía talento y las cualidades necesarias.

Como tackle hizo buena dupla con Otto Graham como QB. Y apodado “The Toe”, como kicker logró numerosos récords de distancia e incontables goles de campo en su carrera, “Donde fuera, de 40 a 50 yardas, era una bala”, dijo su excompañero Tommy James.

Antes de la NFL actual y ya como pateador ayudó a los Browns a conseguir tres de los cuatro campeonatos que ganaron en los cincuenta. En esa posición logró cifras récord que en aquella época lucían inalcanzables. Terminó con 1 608 puntos anotados, 234 field goals y 641 puntos extra además de liderar en cinco ocasiones la liga en puntos.

Fue seleccionado nueve veces al Pro Bowl, cuatro al primer equipo All-Pro y nombrado al equipo ideal de la década de los cincuenta. Los Browns decidieron retirar el número 76 en su honor, así como inducirlo al Hall of Fame de la franquicia y en 1974 fue elegido para el Hall Of Fame de la NFL. Actualmente uno de sus zapatos se encuentra en exhibición en el Smithsonian en Washington, D.C. y, por si fuera poco, la NCAA otorga anualmente el reconocimiento Lou Groza a su mejor pateador.

Groza es uno de los mejores place kickers de la historia y más allá de su talento, el amor al football es su principal valor, pues demostró nunca jugar por dinero, siendo la cantidad de 50 000 dólares su mayor sueldo en una temporada. A los 44 años anunció su retiro, declarando aquel día como el más triste de su vida.

2.- Otto Graham – QB

El mejor quarterback que ha tenido esta franquicia en la historia y uno de los mejores en la posición. El gran Otto fue el primer gran “soldado” de este equipo, pues tras dejar la marina de E.U.A., fue elegido en la primera ronda del Draft de 1946 por los Browns y se adueñó casi inmediatamente de la titularidad. Graham es considerado el mejor pasador que vivió el cambio de la AAFC a la NFL.

Su estilo para lanzar y la técnica de anticipar el pase a sus receptores era única, cualidad que ahora es considerada innovadora en aquellos tiempos, en los que el juego estaba muy estandarizado. Jugó una década como profesional y nunca se perdió un solo partido. Elegido cinco veces al Pro Bowl, cuatro All-Pro, tres veces el jugador más valioso (MVP), incluido en el equipo ideal de los cincuenta, cuatro veces campeón de la AAFC y tres en la NFL.

Sus números están lejos de ser espectaculares, sin embargo en aquella época el football tenía una ideología diferente, ademas de que sólo jugó diez temporadas. Aun así sigue siendo el número 1 en touchdowns en Cleveland (174), y segundo en yardas aéreas (23 584).

Su legado va más allá de las estadísticas: fue un líder absoluto y la segunda gran figura de esta franquicia. Su trabajo ha sido reconocido por Cleveland y se retiró el número 14 en su honor. En 1965 fue inducido al Hall Of Fame y hoy su grandeza permanece en la inmortalidad del football, mientras que su legado en memoria de muchos.

1.- Jim Brown – RB

La primera gran estrella del football. Jim Brown se adelantó a la historia de este deporte, ya que nadie estaba preparado para ver un corredor con tales características. Después de la era de Otto Graham en los Browns, el legendario coach Paul Brown, la piedra angular de la reconstrucción fue él, con un estilo sobrehumano de juego que lo convirtió en el mejor atleta de football de toda la historia.

Su forma de jugar era verdaderamente asombrosa, basado en una fortaleza física con la que nunca dejaba de mover sus piernas y usar todo su cuerpo para quitarse de encima a cuanto defensivo se ponía en su camino. En su ilustre carrera de nueve años fue seleccionado al Pro Bowl, ocho veces All-Pro, tres veces como el jugador más valioso, ocho veces líder en yardas por tierra, cinco veces líder en touchdowns terrestres, Novato del Año en 1957 e incluido en el equipo ideal de los sesenta. Simplemente una máquina imparable.

Jim Brown marcó un antes y un después en la historia de este deporte y su legado quedará muy por encima del resto. Hoy su grandeza reposa en el Hall Of Fame de la NFL.

Comentarios