Los 10 mejores jugadores en la historia de los Denver Broncos

0

Es momento de dar a conocer los 10 mejores jugadores en la historia de los Denver Broncos, equipo que tuvo años difíciles en sus inicios teniendo pocos elementos destacables en esa época. La franquicia tardó 13 años en tener una temporada de más victorias que derrotas y poco después llegaron a su primer Super Bowl. Desde entonces, hemos visto jugadores históricos no sólo para este equipo sino para la NFL. Comencemos.

Mención honorífica: Peyton Manning – QB

El “Sheriff” escogió a los Broncos tras ser cortado en 2012 por Indianapolis Colts donde estuvo por catorce temporadas. Es indudable que Manning cambió el rostro del equipo y que ayudó a regresar a Denver a los primeros lugares en la liga, pero por cuatro años, tres jugando a un buen nivel, no me parece justo quitar a uno de los jugadores que para mi gusto están en el Top 10. Su carisma y gran temporada en 2013 lo ubican como uno de los favoritos de muchos aficionados de Broncos y hubo otros más que se hicieron seguidores por verlo en esta franquicia. La realidad es que vimos a la mejor versión de Manning en sus años con Colts y no con Denver.

10. Karl Mecklenburg – DE

“The Albino Rhino” como se le conoció, fue uno de los jugadores defensivos más versátiles de su época pudiendo jugar en cualquier posición del front 7. Seleccionado en 1983 en la ronda 12, fue pieza importante de los Broncos que llegaron tres veces al Super Bowl en la década de los ochenta. Seis veces fue llamado al Pro Bowl y en cuatro ocasiones fue parte del equipo All-Pro. Uno de los mejores jugadores defensivos de la franquicia.

9. Floyd Little – RB

“The Franchise” fue el primer jugador que puso a los Broncos en el mapa gracias a su talento, de ahí su apodo. Proveniente de la Universidad de Syracuse, Little tuvo un impacto inmediato en el equipo no sólo como running back sino también como especialista regresando de patadas. Fue líder en la liga en los años 1967 y 1968 en yardas combinadas, líder en la NFL en yardas terrestres en 1971 y líder en touchdowns por tierra en 1973. El 44 es uno de los tres números que este equipo ha retirado y finalmente en 2010 fue elegido para ser parte del Hall of Fame.

8. Champ Bailey – CB

Roland “Champ” Bailey es sin duda el mejor shutdown cornerback que ha jugado en este equipo y a quien probablemente veamos ingresar al Hall of Fame en un futuro cercano. Fue capaz de anular los mejores wide receivers y tight ends rivales gracias a su gran habilidad para cubrir y por mucho tiempo fue de forma unánime el mejor en su posición. Comparado con otros jugadores, no terminó con muchas intercepciones en su carrera pero fue consecuencia de que muchos quarterbacks simplemente no lanzaban hacia su cobertura. En 12 ocasiones fue llamado a jugar el Pro Bowl (la mayor cantidad para un cornerback) y 5 veces fue parte del primer equipo All-Pro.

7. Rod Smith – WR

Este jugador es una muestra que los scouts también se equivocan. Llegó a los Broncos como agente libre novato pero eso no lo detuvo para pelear por un lugar en el equipo. Posiblemente su habilidad para bloquear hizo que Mike Shanahan le diera una oportunidad. Contaba también con buenas manos y una habilidad para quedarse con pases complicados o divididos, y eso lo mostró con la primera recepción de su carrera cuando John Elway le lanzó al final del juego ante Washington para conseguir el touchdown del triunfo en 1995. Es poseedor de varios récord de la franquicia y pieza importante en los primeros dos triunfos de Super Bowl de Broncos.

6. Randy Gradishar – LB

Uno de los mejores linebackers de la década de los setenta, fue conocido como el corazón y alma de la legendaria defensiva “Orange Crush”. Su talento fue notorio desde el principio de su carrera aunque fue hasta su segundo año cuando tuvo mayor participación. Fue pieza clave para que Broncos llegara a su primer Super Bowl en 1977 gracias al gran instinto que tenía para llegar a hacer la jugada defensiva. Fue nombrado el Jugador Defensivo del Año en 1978, tuvo dos nombramientos al equipo All-Pro en 1977 y 1978 además de jugar en siete Pro Bowl. Muchos expertos aseguran que debe estar en el Hall of Fame y creo que sí tienen razón.

5. Steve Atwater – S

Si alguien pudo mejorar una defensiva drásticamente sin duda fue este gran jugador. Durante su año de novato ayudó a Broncos a saltar de la posición 27 (de 28 equipos en ese entonces) a la séptima en defensiva por tierra, además de terminar como líder en tackleadas del equipo. A pesar de jugar como safety, solía hacerlo muy cerca de la línea de golpeo para castigar a los rivales como la legendaria tackleada sobre Christian Okoye. Formó una de las parejas de safeties más agresivas y golpeadoras en la NFL junto con Dennis Smith. Fue elemento clave para que los Broncos consiguieras el primer titulo Super Bowl en su historia, teniendo uno de sus mejores juegos en la edición XXXII ante Green Bay. Terminó su carrera con 8 llamados al Pro Bowl y en dos ocasiones fue parte del equipo All-Pro. Además es parte del equipo ideal de la década de los noventa. Es cuestión de tiempo para que Atwater sea parte del Hall of Fame.

4. Von Miller – LB

El único jugador activo en esta lista y con mucho mérito. “Vonster” ha tenido un gran impacto desde el día uno en Denver y fue el primer elemento clave de la gran defensiva responsable del tercer anillo del Super Bowl. Fue nombrado Novato Defensivo del Año, ha sido llamado a seis Pro Bowl y ha sido parte del equipo All-Pro en tres ocasiones. Desde 2011 ha conseguido 83.5 sacks, 395 tackleadas y es uno de los mejores de la liga para presionar al quarterback. Fue el jugador clave para que Broncos ganara su tercer título y gracias a su actuación fue nombrado el MVP del Super Bowl 50. No hay ninguna seguridad de que Von termine su carrera en Denver pero sus logros lo tienen como una leyenda viviente entre la afición de los Broncos.

3. Shannon Sharpe – TE

El ser una selección de séptima ronda no detuvo a este jugador para convertirse en el mejor TE de la NFL durante los 90. Sharpe no tenía el físico de un tight end convencional y sin embargo fue efectivo bloqueando, pero lo más importante fue su rol en el juego aéreo, convirtiéndose en un objetivo favorito de John Elway. “The Hulk” siempre tuvo una gran boca y no paraba con el trash talk dentro y fuera del terreno de juego pero tenía la capacidad de respaldar sus palabras. Ocho veces fue llamado al Pro Bowl, cuatro ocasiones fue miembro del equipo All-Pro, es parte del equipo ideal de los noventa y tres veces campeón de Super Bowl (una fue jugando para Baltimore). Cuando se retiró como Bronco, era el líder histórico de la NFL en recepciones, yardas por recepción y touchdowns por recepción en su posición, testamento de su gran talento al revolucionar el como juegan los ala cerrada en la NFL actualmente. Todo esto le valió ingresar al Hall of Fame en 2011.

2. Terrell Davis – RB

- Ad -

Si no existiera un mayor ídolo como John Elway, “TD” sería el número uno en la historia de la franquicia. Él le dio identidad al equipo al comenzar con el famoso Mile High Salute cada vez que lograba un touchdown. A pesar de su corta carrera, lo que logró en ese periodo de tiempo fue brutal y ello le valió un lugar en Canton, Ohio. No podemos pensar en que este equipo pudiera ganar el gran juego sin Davis. Dominó la liga y formó una de las mejores ofensivas terrestres de finales de los noventa gracias a su gran habilidad para explotar los huecos con velocidad y convicción. Se convirtió en el cuarto running back que rebasó las 2,000 yardas en una temporada, MVP de la NFL en1998, tres veces Pro Bowler y tres veces parte del equipo All-Pro, líder de la NFL en yardas terrestres en 1998, dos veces campeón de Super Bowl y MVP del Super Bowl XXXII cuando consiguió 157 yardas por tierra y tres touchdowns por tierra (récord de Super Bowl) y todo esto en tres cuartos de juego debido a su migraña en el segundo cuarto.

1. John Elway – QB

Simplemente el hombre equipo en Denver durante el inicio de su carrera. Logró poner a la franquicia debajo de los reflectores desde su llegada a la NFL y trajo una la cultura de nunca rendirse a los Broncos a pesar de las situaciones adversas que se le presentaban, sobre todo en el último cuarto. Para muestra sólo hace falta recordar “The Drive” cuando logró empatar un juego en el último cuarto en una serie ofensiva que comenzó en la propia yarda dos y jugando de visitante. Con muy poco talento ofensivo, logró llevar a su equipo a tres Super Bowls en un periodo de cuatro años aunque se encontró con equipos muy superiores en la NFC. Sin embargo, tuvo la suerte de la llegada de Mike Shanahan como Head Coach en 1995 quien ayudó a levantar los últimos años de su carrera con la implementación de un buen juego terrestre y por fin pudo ganar el gran juego en el ocaso de su carrera. Entre sus logros notables están haber jugado en cinco Super Bowls de los cuales ganó dos, MVP de Super Bowl XXXIII, miembro de las 50,000 yardas por pase, más victorias como QB titular (al momento de retirarse), 300 touchdown por pase, nueve llamados al Pro Bowl, miembro del equipo All-Pro y MVP de la NFL en 1987, parte del equipo de la década de los noventa en la NFL, Hall of Famer y su número siete es uno de los tres que Broncos tiene retirado. El actual GM del equipo parece que difícilmente dejará este lugar en muchos años.

Vota por los mejores 10 jugadores de la historia de los Broncos

¿Qué te parece nuestra lista con los 10 mejores jugadores en la historia de los Denver Broncos? Esperamos tus comentarios
Comentarios