¿Quién es Baker Mayfield?

0

Mucho se ha hablado de él en los últimos meses. Con opiniones divididas a su alrededor, parte de la vox populi califica a Baker Mayfield como el próximo Johnny Manziel. ¿Será esto cierto o estamos ante el verdadero salvador numero 29 de los Cleveland Browns?

Mayfield nació en Austin Texas, lugar donde el football es religión. Su madre Gina quería ponerle el nombre de Baker pero su padre le dijo que la única forma en que ello ocurriría sería añadiendo Reagan en honor del actor y expresidente de los Estados Unidos. Para su sorpresa, Gina aceptó y así inició la historia de Baker Reagan Mayfield.

Desde niño dejó a un lado las caricaturas para enfocarse en los deportes, mirando a su héroe Brett Favre por la TV. Pasaron los años y se enroló en la Lake Travis High School, midiendo algo así como 1.65 m. cuando entró al equipo de football. En Lake Travis ganó un campeonato estatal y aunque llegaron algunas becas no hubo programas importantes que creyeran en él.

Fue en ese momento cuando Mayfield y su familia decidieron apostar a una carrera como Walk On, esto es, aquél jugador que no recibe una beca e intenta formar parte un equipo como parte del Scout Team, es decir, para fingir el estilo de juego del rival en turno de la defensa titular. Así Mayfield entró a Texas Tech, donde compitió como True Freshman ante Davis Webb (actual suplente de Eli Manning con los Giants) a quien venció convirtiéndose en el primer Walk On  y True Freshman en iniciar la temporada para un equipo de la división BCS.

Posteriormente en la temporada fue banqueado. Pese a ello ganó el reconocimiento como Big 12 Offensive Freshman of the Year 2013, acompañado de sus 2 315 yardas, 12 TD y 9 intercepciones para un sólido porcentaje de 64.1 de pases completos. Diferencias con el head coach Kliff Kingsbury lo obligaron a tomar un nuevo camino, uno bastante retador.

Paralelamente, Trevor Knight se había ganado el puesto como Freshman en Oklahoma en 2013. Dicha temporada terminó con una gran exhibición de su parte frente a Alabama en el Sugar Bowl 2014. Pese al gran futuro de Knight con Oklahoma, Mayfield nuevamente apostó por irse allá como Walk On, quedándose en el Scout Team y perdiendo un año de elegibilidad según las reglas de la NCAA.

Al hacer todo lo posible para ganar el puesto, el mismo Mayfield describe que se metía por las noches al campo de prácticas a mandar señales a receptores invisibles. Gritos a nadie, con la finalidad de estar preparado para ganar el puesto. Cuando llegó el momento en 2015, Mayfield venció a Trevor Knight y fue nombrado titular. Aquel año Oklahoma avanzó a las semifinales del CFP donde cayó ante Clemson y Deshaun Watson. Mayfield fue finalista del Trofeo Heisman terminando en cuarto puesto detrás de Derrick Henry (ganador), Christian McCaffrey y el mismo Watson.

En 2016 no pudo llegar a playoffs, quedándose en la orilla como el quinto sembrado. Mayfield derrotó a los Auburn Tigers en el Sugar Bowl 35-19 y nuevamente quedó entre los finalistas por el Heisman, esta vez detrás de Lamar Jackson y Deshaun Watson. En 2017 tuvo su última oportunidad para ganar el campeonato nacional, sin embargo en la semifinal cayó ante los Bulldogs de Georgia en doble tiempo extra por 54-48, aunque por otro lado ganó numerosos trofeos individuales como el Maxwell Award, Walter Camp Award, Davey O’Brien Award, AP Player of the Year, All-American y por fin el Trofeo Heisman.

Aunque su carrera colegial tuvo un final feliz, no todas sus decisiones fueron las correctas. Su carácter retador ha sido un problema para muchos, desde plantar la bandera de Oklahoma en el campo de Ohio State, tocarse los genitales de forma retadora frente a las laterales de Kansas o su arresto en Arkansas por alcohol son algunos de los problemas que le han ganado una reputación de Johnny Manziel 2.0, sin embargo aquellos que lo conocen juran que la comparación es muy injusta, pues Mayfield es un líder en el campo y un estudioso del juego.

Regresando al terreno de juego, Mayfield hace un año era considerado el cuarto o quinto mejor QB de la generación. Algunos analistas lo colocaban incluso por debajo de Mason Rudolph o Luke Falk. Una vez más, Mayfield aceptó el reto y no sólo se consolido como una opción de primera ronda, sino que aprovechó todas las oportunidades para mostrar su talento: Senior Bowl, Combine, Pro Day, sesiones privadas, etc.

Si bien es cierto que su altura de 1.85 m. es una preocupación, estrellas como Russell Wilson y Drew Brees le han dado el beneficio de la duda; además el GM de Cleveland, John Dorsey, se ha rodeado de especialistas en scouting como Elliott Wolf –quien formó parte del proceso para seleccionar a Aaron Rodgers–, Scott McCloughan –quien estuvo en el proceso para tomar a Russell Wilson– y el mismo John Dorsey, quien seleccionó a Patrick Mahomes con los Chiefs. De manera independiente, los tres mencionados tenían a Mayfield con la mejor puntuación en su tablero al igual que el grupo de analistas de los Browns.

Finalmente llegó el Draft 2018 y aunque en la semana previa surgió el rumor de su selección como primera global, la gran mayoría pensaba que era una cortina de humo por parte de los Browns. Sin embargo todo el mundo quedó sorprendido de que fuera Mayfield y no Sam Darnold el elegido con el primer pick global. Muchos se han reído de los Browns desde entonces pero poco a poco han surgido opiniones positivas, incluyendo el rumor de que los Patriots también tenían bien valuado a Mayfield y que, de haber bajado un poco más, hubieran hecho un cambio para alcanzarlo en los primeros puestos.

Luego del campamento para novatos, todas las opiniones han sido positivas incluyendo las de los periodistas locales detractores, quienes han cambiado de opinión ante la dedicación del nuevo quarterback en las instalaciones de los Browns. Trabajo y estudio han sido sus principales acciones, pero también fue invitado por los Cleveland Cavaliers de la NBA para ver los playoffs, oferta que declinó para dedicarse de lleno a estudiar el libro de jugadas.

Esto es apenas el inicio de una era y aunque para muchos fue un desastre el Draft de los Browns, quizá esta vez sea todo lo contrario. Quizá Baker Mayfield y su actitud de “todos contra mí” sea justo lo que necesita este equipo para salir de la mediocridad que parece eterna.

Comentarios