Los celos de Big Ben

0

Mientras en New York Josh McCown ofreció su ayuda a Sam Darnold para su transición a la NFL, en Pittsburgh, Big Ben sigue manteniendo un cierto rechazo hacia el novato Mason Rudolph, y es que finalmente Ben siente que los Steelers están pensando en un futuro cercano sin él.

Durante una entrevista para la estación de radio 93.7 The Fan, en Pittsburgh, Roethlisberger habló con franqueza sobre la decisión de los Steelers de seleccionar a Rudolph en la tercera ronda del Draft NFL 2018:

“Me sorprendió cuando tomaron un quarterback porque pensé que, tal vez en la tercera ronda, se pueden conseguir jugadores realmente buenos que puedan ayudar a este equipo de forma inmediata”, dijo Roethlisberger. “No hay nada en contra de Mason. Creo que es un gran jugador de football. No lo conozco personalmente, pero estoy seguro de que es un gran chico. Simplemente creo que podíamos traer jugadores que ayudaran al equipo a ganar ahora. Pero ya sabes, esa no es mi decisión. Eso está en los entrenadores, el general manager y el dueño. Entonces, si sienten que él puede ayudar a nuestro equipo, que así sea. Pero me sorprendió”.

El rechazo de Big Ben a este pick no es todo. La relación entre el novato y el veterano de 36 años podría ser un problema en el que los Steelers tengan que intervenir, pues aunque aún no se conocen y trabajan juntos, ya ha comenzado la guerra de declaraciones. Roethlisbeger dejó claro que no estará muy atento para ayudar al exquarterback de Oklahoma State en su aprendizaje en la NFL.

“No creo que necesite hacerlo porque dijo que no me necesita”, comentó Roethlisberger con una sonrisa. “Si me hace una pregunta, tal vez tenga que señalar el libro de jugadas”.

En diversas ocasiones Roethlisbeger ha dejado en el aire su futuro, y el año pasado decidió que analizaría su carrera en la NFL año tras año. Esa mentalidad cambió cuando descubrió que los Steelers ya tenían un plan para reemplazarlo en el momento que decidiera retirarse y entonces afirmó que planea jugar por tres o cinco años más.

Quizás Ben está sintiendo por primera vez que no es esencial para los Steelers y que su futuro no dependerá únicamente de su volutad. Su largo historial de lesiones es un factor, pues aunque conoce a la perfección la ofensiva del equipo, no es garantía que esté sano los 17 partidos de la temporada, algo que al final Pittsburgh ya no puede tolerar.

¿El principio del fin de Roethlisbeger en Pittsburgh?

La selección de Mason Rudolph deja claro que los Steelers ya están pensando a largo plazo. Ben tiene el tiempo en contra con un cuerpo que nunca le ha respondido del todo bien en su carrera. Por su parte, Mason Rudolph es un prospecto interesante que tendrá la ventaja de aprender desde la banca y pulir su técnica como pasador.

Con esta selección de Draft, Pittsburgh ha mandado el mensaje de que no tendrá un trato especial con Big Ben en el futuro cercano. Los Steelers dieron un paso adelante y se alistan para enfrentar la vida sin Ben Roethlisberger.

¿Será esta la última temporada del Big Ben en Pittsburgh? Espero tus comentarios.

Comentarios