5 jugadores del Draft NFL 2018 que serán un fracaso

0

Nunca faltan los jugadores seleccionados en la primera ronda que terminan siendo un fracaso para los equipos que los seleccionaron. En un par de temporadas sabremos con certeza quienes fueron un fracaso rotundo, sin embargo, es momento de proyectar a los bust de la primera ronda del Draft NFL 2018.

Mención “honorifica”

– Denzel Ward – CB
– Sam Darnold – QB
– Da’ron Payne – DT

1.- Baker Mayfield – QB – Pick 1

Históricamente, los QB tomados en primera ronda tienen riesgo de no tener éxito como profesionales. Mayfield si bien es un prospecto con talento, no es el pick más seguro en su posición (ese es Josh Rosen). Su liderazgo y adrenalina le puede venir bastante bien a su nuevo equipo, los Browns, sin embargo creo que podría caer en excesos y tener una adaptación complicada en la NFL.

El éxito que han tenido otros equipos con quarterbacks de estatura baja (tal es el caso de Russell Wilson o Drew Brees, ambos con un anillo de Súper Bowl), impulsó a los Browns a elegir a Mayfield. La historia no es muy buena cuando los Browns eligen QB en primera ronda, con recuerdos como Johnny Manziel, Brady Quinn o Brandon Weeden.

2.- Josh Allen – QB – Pick 7

Tiene todas las herramientas físicas para brillar en la NFL. Mi problema con este prospecto es que jugó en una universidad con un nivel de competencia alejado de la elite del football colegial. De todos los escenarios previstos en el Draft para los Bills, Allen es la opción de mayor riesgo, pues aunque tiene un brazo envidiable con la capacidad de colocar el balón en cualquier zona del campo, podría tardar algún tiempo en adaptarse al nivel NFL. Igual me equivoco, pero Buffalo tendrá que tenerle mucha paciencia a Allen si deciden iniciar con él la temporada regular.

Los Bills se llevaron a un jugador que buscará desarrollar a mediano plazo y no tanto por lo listo que este para ser titular esta temporada.

3.- Marcus Davenport – DE – Pick 14

Al igual que Allen, este prospecto tiene los dotes físicos de sobra para ser dominante en su posición. Davenport no es un producto terminado y listo para la NFL, pero puede ser top en unos años, siempre y cuando sepan llevarlo por el camino correcto en su desarrollo. Aún con el potencial que tiene, pienso que se quedará lejos de las expectativas que los Saints tienen de él. Además, no dejemos de lado el precio que New Orleans pagó (primera ronda de 2019) por elegirlo en el Draft, ese factor agrega presión para entregar resultados a corto plazo.

4.- Kolton Miller – OT – Pick 15

De entrada, fue una sorpresa que se haya ido en el Top 15. Por ningún lado veo a Miller como el segundo mejor tackle de esta generación. No descarto que sea un elemento importante en la línea ofensiva de los Raiders, pero creo que será un jugador del cual puedan prescindir cuando concluya su contrato de novato. Para un Top 15, Kolton debe trabajar mucho para justificar su pick.

5.- D.J. Moore – WR – Pick 24

Para ser el primer wide receiver tomado en el Draft, me parece que Carolina quiere hacernos creer que saben algo que el resto de la NFL no. Por ninguna razón pienso que Moore sea el mejor receptor de la clase, y lo peor es que dejaron pasar a Calvin Ridley de Alabama o a Courtland Sutton de SMU. Moore tiene tatuado en la frente la palabra Bust, ya que no le veo cualidades como receptor número 1. Si bien puede ser una arma interesante para Cam Newton, no creo que tenga el valor de una primera ronda. Mi problema es ese, no es un receptor para estas alturas del Draft.

Comentarios