La era de discriminación en la NFL

0

Colin Kaepernick no tiene un trabajo. Tampoco su ex compañero en los 49ers (y de protesta desde hace dos temporadas) Eric Reid. Creer que esto se debe a que no tienen el talento suficiente para formar parte de un equipo (aunque sea como suplente) es algo ingenuo. Estamos viviendo una era de discriminación en la NFL en la cual ni siquiera se trata ya de disimular. El veto es cada vez más claro.

Vivimos en una NFL donde el dueño de los Texans puede decir que no es posible que los “presos tengan el control de la cárcel”, así se refiere a los jugadores de su franquicia y de la liga a la que representa. Incluso dijo la semana anterior que había lamentado disculparse. Eric Reid, un jugador que tiene cinco temporadas en la NFL y en este momento no tiene trabajo, es cuestionado sobre si planea o no arrodillarse en el himno, no cómo puede hacer a la defensiva de los Bengals mejor (de acuerdo con Pro Football Talk).

Si, esa es la NFL actual y un claro reflejo también de lo que ocurre en Estados Unidos. No me voy a meter en temas políticos (no es el lugar ni soy un experto), pero parece que la mayoría de la liga busca atletas sin cerebro, sin posturas ideológicas y que no tengan una voz o un apoyo en otras causas. Similar al “shut up and dribble” que un periodista dirigió a LeBron James y Kevin Durant cuando expresaron sus opiniones políticas, pero en una liga más conservadora y con un público más enojado, divisivo y nacionalista.

De nuevo, no estoy descubriendo el hilo negro, pero el actual clima político y la conexión que hay en el mundo hacen que la información nos llegue mucho más rápido. ¿Por qué me afecta? Es una pregunta muy válida ya que es una liga de otro país y, para muchos un problema de otro país. Es cierto, sin embargo yo vivo de cubrir esa liga y debería de “apoyarla incondicionalmente”, pero no se puede justificar eso, como he visto muchas reacciones en redes sociales.

No es justo que atletas profesionales que utilizan su fama y plataforma para tratar de hacer un cambio sean relegados y vetados. Los donativos que ha realizado Kap el último año buscan hacer de comunidades afectadas un lugar más sencillo para vivir. Está destinando recursos a educación, fomentar actividades deportivas, mejorar los servicios y evitar la brutalidad policiaca. Muchos no podemos entender lo importante que es eso por que nunca hemos sido catalogados culpables sólo por el color de nuestra piel, vivamos donde sea (dije muchos, no todos).

“No vale la pena la distracción para un QB malo”.

¿Cuántos de ustedes han leído o escuchado eso al hablar de Colin Kaepernick? En la NFL parece que es peor arrodillarse durante el himno que aceptar que golpeas mujeres o niños. También eso es peor que manejar ebrio, ser arrestado con armas o ser un jugador que abusa física o mentalmente de otras personas. Protestar pacíficamente te convierte en una distracción (pregúntenle a Marcus Peters) y en una de las peores personas… ante los ojos de los dueños de los equipos de la NFL.

“No tiene el talento suficiente para ser titular”

Nadie está diciendo que se le contrate y sea titular de inmediato. Yo creo que podría ser el titular en varios equipos, pero estamos hablando de un par de jugadores que tiene 30 (Kap) y 26 años (Reid). Que tienen experiencia en Playoffs y han sido exitosos en la NFL.

Si hay lugar en esta liga para Drew Stanton, Geno Smith, Brock Osweiler, Josh Johnson, Chad Henne, Mike Glennon, Blaine Gabbert, Ryan Fitzpatrick, Brandon Weeden y Robert Griffin III debería de haber un lugar para Colin Kaepernick.

Y lo peor es que no sólo está pasando con ellos dos, está el caso Josh Rosen, quien es el mejor prospecto de quarterback en este Draft. Sin embargo es “más que un atleta”. Tiene una opinión fuerte sobre que las universidades reciben enormes cantidades de dinero pero los atletas son amateurs. Se puso una gorra con la leyenda “Fuck Trump”. Muchos cuestionan su “pasión por el deporte” cuando ha sido un tipo excelente en el terreno de juego. Sus coaches lo catalogan como “Millenial”. Todo eso sumado han hecho que el prospecto “más seguro” en su posición no sea el. La costumbre de la conservadora NFL le está pegando antes de formar parte de esta liga.

Y esas razones son las que me hacen cuestionar mi apoyo incondicional a esta liga. Sigo amando este deporte y agradezco la oportunidad de vivir escribiendo de eso, pero también ha hecho que cuestione más las actitudes y pierda el cariño el que era hace algunos años mi equipo favorito (los Chiefs). Me queda claro que como ese equipo, al menos 20-25 equipos prefieren quedar bien con su “público cautivo” que hacer lo correcto. Y está bien, es su negocio. Pero que entonces admitan públicamente del veto a jugadores como Kaepernick y Reid.

Comentarios