Ezekiell Elliott y su entretenido tochito en México

Fue poco más de una hora, lo suficiente para cumplirle el sueño a pequeños y adultos que se quisieron sentir Dak Prescott, Dez Bryant o Jason Witten jugando codo a codo con Ezekiel Elliott en el mismo equipo. En su segundo día de estancia en nuestro país, ‘Zeke’ dejó en claro que todo México está esperando que la NFL por fin ponga a los Dallas Cowboys en un partido de temporada regular en nuestro país.

Cientos de personas se reunieron la mañana de este sábado en el Centro de Congresos de Querétaro donde presenciaron un espectáculo poco común: Ezekiel Elliott jugando tochito de Quarterback. Apenas en sus primeros pases dejó claro porque juega de corredor, ‘Zeke’ anotó cuatro veces en el partido, pero fue interceptado seis veces; todas y cada una de ellas las lamentó con una amplia sonrisa y llevando las manos al cielo como implorando perdón.

El público le respondió con aplausos y con muestras de cariño que en más de una vez agradeció Elliott con su clásico ademán de “Feed Zeke”.

El show de ‘Zeke’ no terminó ahí, el jugador de Dallas se dio tiempo de regalar una inolvidable carrera de más de 30 yardas donde ningún niño fue capaz de tocarlo. En un pequeño espacio, Elliott regaló un pestañeo de su calibre, levantó exclamaciones de sorpresa y júbilo hasta que en la siguiente jugada recordó que se trataba de un juego y terminó siendo interceptado otra vez.

Su carisma le dio para todo, desde enseñarle a una pequeñita como “alimentarlo” hasta tener dos errores en el juego que terminaron con el balón impactando a la gente que se encontraba en un costado del campo. Eso sí, lejos de molestar al público, los afortunados que atraparon el descompuesto envío festejaron como si del pasé de Touchdown más importante en la historia se tratara.

Todo fue risas y buen ambiente en torno al corredor de los Cowboys quien estuvo acompañado en el terreno de juego por algunos ex jugadores de la LFA.

Pocas dudas quedan de que los colores de los Cowboys están muy arraigados en México, pero ahora es una certeza que México ha hecho un impacto en Ezekiel Elliott quien se despidió del campo hanciendo una seña de que se llevaba a la gente en el corazón. Como si de un guiño se tratara de que espera volver pronto, pero con todos sus compañeros y a un partido con miles de fanáticos coreando su nombre.

 

Fan de los Bills y de Andy Dalton. Esperó 17 años para ver a su equipo en playoffs, tiene una estampa de TyGod Taylor en la visera del auto para la buena suerte. Sigue creyendo que fue pase adelantado el 'Music City Miracle'


Publicaciones Relacionadas