Draft NFL 2018 – ¿Quién es Tremaine Edmunds?

0

Este es el análisis de uno prospectos defensivos muy interesante y con gran potencial de la clase 2018 del Draft NFL, Tremaine Edmunds, linebacker de Virginia Tech.

Este joven de tan solo 19 años de edad tiene un físico increíble con 1.96 metros, casi 115 kilos y unos brazos que miden poco más de 87 centímetros cada uno. Esto le ha ayudado a robarse los reflectores de la NFL y lo ha aprovechado demostrando ser un gran atleta con la competitividad, fortaleza mental y tenacidad para jugar en el nivel más alto del football, coronado por una gran efectividad como tacleador.

Datos generales de Tremaine Edmunds

Tremaine Edmunds, LB, Virginia Tech

  • Altura: 6´5¨
  • Peso: 253 libras
  • Brazo: 34 1/2
  • Mano: 9 3/8
  • Bench: 19 reps
  • 40 yard dash: 4.54 segundos
  • Broad jump: 9’9”

Scouting Report

Llego a Virginia Tech en 2015, año durante el cual participó únicamente como jugador rotacional y de equipos especiales con apenas dos partidos como titular. En su segundo año se consolidó como una pieza clave sumando 106 tacleadas en totales y siendo nombrado First Team All-ACC (Phil Steele), Second Team All-ACC (Althon Sports), Third Team All-American (Phil Steele), First Team Sophomore All-American (Campus Insiders). Para su tercer año se consolidó como un jugador dominante a nivel nacional sumando 109 tacleadas totales, 14 for loss y 5.5 sacks.

Fortalezas:

  • Lo primero que salta a la vista de este jugador es su gran tamaño, ya que es descomunal ver a un individuo de tales medidas jugar en “campo abierto” y no en las trincheras. Pareciera que simplemente es un golpeador o una presencia física, pero destaca su capacidad atlética con una sólida fluidez en su cadera que le permite cambiar de dirección con normalidad y especialmente por la aceleración y velocidad que demuestra dentro del campo.
  • Tremaine Edmunds juega con mucha agresividad y siempre está intentando ser el primero en llegar a hacer la tacleada, especialmente, detrás de la línea de golpeo. En el juego por tierra se encuentra listo para arrancar lo más rápido que pueda y se dispone a ponerse en la mejor posición posible para ello.
  • Cuando se trata de jugadas con bloqueos de poder, identifica inmediatamente la corrida mandada y anticipa los movimientos de los ofensivos.
  • Una vez que se mueve el balón, muestra una buena capacidad de persecución con buena movilidad entre la “basura” y obstáculos que presentan los bloqueos. Si en dicho proceso se encuentra a algún bloqueador, utiliza sus enormes brazos para mantener al jugador ofensivo fuera de su cuerpo, con lo que logra seguir su camino hacia el portador del balón. Una vez que tiene el campo abierto y el objetivo en la mira, este Linebacker muestra una brutal velocidad funcional y velocidad de piernas para alcanzar al corredor y encontrarlo en el lugar indicado.
  • Para terminar el trabajo, utiliza sus brazos para abrazar a su rival con una tenacidad destacable y una buena técnica para tumbarlo y terminar con “giro de cocodrilo” en el piso para sellar la jugada. Esta habilidad de taclear a cualquier jugador en cualquier situación, es sin duda una de sus mejores atribuciones.
  • A pesar de su capacidad para detener las jugadas por tierra en conjunción con su extraordinario físico, destacó aún más en sus cualidades para salir en cobertura de pase. Es sorprendente como puede lograr ser tan efectivo en estas situaciones con su tamaño. En coberturas personales se encarga de lo running backs sin ningún problema, haciéndose dueño del flat y siendo muy competente persiguiéndolos en Wheel routes (típicamente en la que los RB se comen a los LB). Esto lo logra gracias a que utiliza sus ojos de manera adecuada para leer la jugada y reacciona rápidamente a lo que sucede, combinándolo con una sólida fluidez de cadera y un buen cambio de dirección rematado por una sorprendente velocidad. De igual manera, es más que capaz de cubrir tight ends rápidos o físicos, ya que sus atributos físicos se lo permiten; incluso mostró la capacidad  de cubrir WR en el slot.
  • Al igual que en las jugadas por tierra, este prospecto reacciona en un instante a las recepciones y se dirige hacia el balón, con muy buena velocidad y tenacidad. Es casi injusto que un jugador de tremendas dimensiones pueda ser capaz de pensar y moverse tan rápido a campo abierto, además de ser un muy buen tacleador.
  • Puede ser mandado con frecuencia a presionar al quarterback con maniobras de blitz, especialmente si se involucra un “stunt”, es decir, que tenga que llegar por un camino lejos de su posición inicial. Muestra efectividad para encontrar el mejor camino y evitar ser contactado, para así forzar el pase.

Debilidades:

  • No hay duda de que tiene un inmenso potencial, sin embargo, aún necesita ajustar y mejorar varios elementos para que pueda contribuir constantemente en la NFL como una selección que valga un pick top 5.
  • En el juego por tierra debido a su hambre desmedida (e inmadurez) de querer siempre hacer la jugada grande, tiende a poner demasiado peso sobre sus puntas antes de la jugada, lo que provoca que su cuerpo se vaya hacia adelante y pierda instantes valiosos; esto le provoca que sea presa fácil de ciertos tipos de bloqueos por parte de los linieros ofensivos, pierda la noción de la jugada (incluso perdiendo de vista a los RB) y por ello no pueda usar los mejores ángulos para realizar su trabajo. Necesita ser más paciente y mantenerse en la profundidad necesaria para poder ser efectivo. En las jugadas ofensivas con esquemas de bloqueo en zona, batalla mucho por mantener el “cutback lane” protegido mientras que sigue el flujo de la jugada; si el RB no decide ir hasta afuera, Edmunds batalla mucho para poder estar en el lugar correcto.
  • Otro elemento es que a pesar de su físico, no muestra tener una fuerza de juego, ni siquiera dominante, sino promedio para ganar en el punto de ataque. Sin duda puede encargarse de hacer tacleadas a WR y RB más pequeños, pero cuando llega a ser bien contactado por algún OL o incluso fullbacks, no puede ganar el duelo de fuerza y llega a perder terreno siendo expulsado de la jugada.
  • Muestra un marginal uso de manos: si algún bloqueador logra meterle las manos al pecho o si evitan ser alcanzados por sus largos brazos, Edmunds queda neutralizado casi por completo, mostrando una nula capacidad de desalojo frente a oponentes más técnicos (aunque en sus últimos dos juegos mostró mejorías). Esta misma deficiencia lo imposibilita para ser un pass rusher.
  • Finalmente, debe aprender a controlar mejor su cuerpo. Es normal que tenga dificultad para realizar ciertos movimientos debido a su tamaño pero puede trabajarlo para mejorar su flexibilidad, rapidez y cambios de dirección. Además, cuando taclea no siempre baja lo suficiente para tener un buen “pad level”, lo que le puede generar problemas en la NFL en contra de jugadores muy fuertes que podrían rebotarlo o con pequeños running backs muy elusivos.

Evaluación final de Tremaine Edmunds

Este joven prospecto tiene un tamaño totalmente fuera de lo normal que lo convierte en un espécimen físico muy atractivo para este deporte. Pero no sólo eso, sino que muestra una capacidad atlética extraordinaria, especialmente en términos de aceleración y velocidad. Es un jugador muy competitivo por lo que siempre busca hacer la jugada grande en el juego por tierra, y se desempeña de manera excepcional en la cobertura de pase. Además, es un muy buen tacleador capaz de finalizar las jugadas sin importar el tamaño ni la velocidad del oponente. Necesita madurar para ser más paciente y mejorar sus técnicas de desalojo para poder ser efectivo a nivel profesional y no quedar atrapado constantemente entre los bloqueadores.

Proyección en el Draft NFL 2018

Este jugador encajará de la mejor manera en un sistema 4-3 en el que sea utilizado como Outside Linebacker del lado fuerte o “SAM”, puede ser funcional en 3-4 como Inside Linebacker.

Tremaine Edmunds es capaz de ayudar a su equipo desde su primer año como un jugador de paquetes en jugadas obvias de pase, además de funcionar como un elemento de rotaciones en el resto de las situaciones. Para su tercer año, con un coacheo adecuado, podría consolidarse como un sólido Sam titular; por su corta edad, pienso que podría tardar uno o dos años más en llegar a ser un jugador All-Pro. Sin duda tiene el talento y el potencial, pero necesita disciplinarse para explotar sus habilidades.

Por ser un atleta fuera de este mundo con un tamaño increíble, pienso que el equipo que tenga suficiente confianza en sus coaches no dudará en tomarlo dentro de los primeros diez picks del Draft.

Partidos evaluados

2016: Vs. Miami

2017: Vs. West Virginia, vs. Clemson, vs. Miami, vs. Virginia, vs. Oklahoma State (Camping World Bowl)

Mejores jugadas de Tremaine Edmunds

Comentarios