¿Cómo le irá a Case Keenum en Denver?

Case Austin Keenum será el nuevo QB titular de los Broncos y el más emocionado al respecto parece ser John Elway, quien luce convencido de que el egresado de Houston llevará a su equipo lejos los próximos años. Keenum viene de una muy buena temporada con los Vikings logrando acceder al juego de campeonato de la NFC donde cayeron con el actual campeón de la NFL, Philadelphia.

Keenum tuvo un duro pasado con los Texans y un récord de 7-7 con los Rams de Jeff Fisher, sin embargo, demostró en 2017 que ha madurado y que con una protección decente (aunque no espectacular) puede hacer jugadas grandes y de peso. Con los Vikings tuvo una gran temporada, terminaron con récord de 13-3, donde Keenum jugó 15 partidos e inició 14, de los que ganó 11. Nadie daba nada por los Minnesota Vikings, pero pasaban las semanas, Bradford no regresaba y Keenum seguía jugando de menos a más, consiguiendo victorias. Minnesota no conseguía ganar más de 12 partidos en una temporada desde 1998, cuando ganaron 15 con Randall Cunningham y Randy Moss y Cris Carter.

Ahora en Denver, con Vance Joseph, John Elway y un equipo aún bastante talentoso, Keenum tiene la gran oportunidad de demostrar que el año pasado no fue una casualidad. En 2017 tuvo la oportunidad de por fin jugar en un equipo de verdad en ambos lados del balón, tuvo disponibles por casi toda la temporada a sus dos receptores estrellas, a un excelente tight end, un juego terrestre aceptable a pesar de la baja de Dalvin Cook, pero sobre todo una protección muy decente y una defensa dominante. Si uno intentara comparar a su equipo actual con el que tuvo el año pasado, luce mejor Minnesota, pero realmente Denver sigue teniendo un equipo muy competitivo donde la pieza que faltaba era el QB.


Keenum tendrá éxito con los Broncos y es que la prueba real la pasó y con muy buena calificación. Consiguió victorias, lanzó para más de 3 500 yardas y 22 TD, mostró excelente movilidad y técnica de lanzado además de cometer muy pocos errores. Pero las yardas y los touchdowns no son realmente los que hablan, fueron los momentos importantes cuando logró sacar adelante a su equipo y las terceras y largo convertidas. La protección que puedan darle será fundamental, pero no hay QB que funcione si no lo protegen.


Publicaciones Relacionadas