La maldición del MVP en el Super Bowl

Hay muchas supersticiones en el deporte, aquellos mitos que por casualidad se convierten en realidad, afectando a varios equipos y deportistas a lo largo de la historia. Entre las más famosas están o estaban, “la maldición de la cabra”, la de Babe Ruth, la de Bobby Lane, el videojuego Madden, la portada de Sports Illustred, la maldición de Aaron Ramsey, futbolista del Arsenal, e incluso la del Cruz Azul, equipo de futbol que literalmente ha cobrado fama mundial en los últimos veinte años por su mala suerte. Pero hay una maldición que rara vez se cita y es la maldición del MVP.

Si bien la maldición del MVP no ha sido implacable, rara vez el ganador puede llevarse el Super Bowl. De hecho, en 52 ediciones del partido, sólo diez jugadores han podido sobreponerse a dicha superstición.

Hagamos un recuento de la historia del MVP y el Super Bowl.

1966 – Bart Starr: El legendario mariscal no sólo obtuvo el MVP sino que también ganó la primera edición del Super Bowl.

1967– Johnny Unitas: Aquí la cosa comienza a ponerse turbia, a pesar de ganar el MVP los Colts no calificaron siquiera a los Playoffs de la NFL.

1968 – Earl Morrall: El suplente de Johnny Unitas ganó el MVP, sin embargo tuvo una de las peores actuaciones del Super Bowl y permitió la sorpresa de los Jets en el Super Bowl III.

1969 – Roman Gabriel: El pasador de los Rams cayó en la primera etapa de los Playoffs, quedándose a dos victorias de disputar el Super Bowl.

1970 – John Brodie: Los 49ers y su QB llegaron al juego de conferencia pero los Dallas Cowboys se impusieron.

1971 – Alan Page: El miembro de los Purple People Eaters se convirtió en el primer jugador defensivo en ganar el galardón, sin embargo los Vikings cayeron rápidamente ante los Cowboys en la ronda divisional.

1972 – Larry Brown: Los Redskins llegaron al Super Bowl VII gracias a Brown, sin embargo no fueron pieza para la perfección de los Dolphins.

1973 – O.J. Simpson: El famoso corredor de los Bills obtuvo el MVP pero con los Dolphins en su división el Super Bowl fue una tarea imposible para Simpson.

1974 – Ken Stabler: El zurdo de los Raiders llevó a su equipo hasta el juego de conferencia en que los Steelers se impusieron 24-13.

1975 – Frank Trankenton: El escurridizo QB de Minnesota no pudo superar en la ronda divisional a los Dallas Cowboys.

1976 – Bert Jones: Los Colts soñaban con el Super Bowl pero los Steelers se impusieron fácilmente en la ronda divisional.

1977 – Walter Payton: El legendario Payton tendría que esperar poco menos de una década para ganar el Super Bowl. En esta ocasión, los Bears cayeron en la ronda divisional ante el coach Landry y los Dallas Cowboys.

1978 – Terry Bradshaw: Al fin tenemos un poco de luz, Bradshaw se convirtió en apenas el segundo MVP en ganar el Super Bowl en su edición XIII.

1979 – Earl Campbell: Los Oilers y Campbell estuvieron cerca de llegar al Super Bowl pero la dinastía de los Steelers tenía otros planes.

1980 – Brian Sipe: Hablando de maldiciones qué tal Brian Sipe mariscal de los Browns como MVP. Hoy en día parece broma pero los Browns eran favoritos para llegar al Super Bowl hasta que la jugada “Red Right 88” se cruzó en su camino y los Raiders sobrevivieron en aquel juego para ganar posteriormente el Super Bowl XV.

1981 – Ken Anderson: Muy cerca estuvo el QB de los Bengals de adjudicarse la victoria en el Super Bowl XVI pero en su camino se cruzó un tal Joe Montana.

1982 – Mark Moseley: El más “raro” de los MVP, un kicker. Pocos pateadores pueden presumir ganar el MVP de la NFL, Moseley incluso puede presumir ser de los pocos en ganar el MVP y el Super Bowl XVII.

1983 – Joe Theismann: El exalumno de Notre Dame se adjudicó el MVP, lamentablemente para su causa y la de Washington, Marcus Allen y los Oakland Raiders le arrebataron el Super Bowl.

1984 – Dan Marino: El joven pistolero ganó el MVP pero no el Super Bowl, pues Montana arruinó la fiesta una vez más.

1985 – Marcus Allen; Los Raiders tenían en su posesión al mejor jugador de la NFL y MVP, sin embargo cayeron sorpresivamente ante los Patriots en la ronda divisional.

1986 Lawrence Taylor: Bill Belichick tenía al juguete perfecto en L.T., quien ganó todo en aquel año, incluyendo el Super Bowl XXI.

1987 – John Elway: El preciado MVP llegó para John Elway, lamentablemente para su causa tendría que esperar una década para ganar el anhelado Super Bowl.

1988 – Boomer Esiason: Se repitió la historia de 1981 para los Bengals y se quedaron en la orilla.

1989 – Joe Montana: ¿Quieren argumentar que Joe Cool sigue siendo el GOAT? Felicidades, otra hazaña de Montana, el MVP y el Super Bowl XXIV.

1990 – Joe Montana: Tampoco era Dios y esta vez le tocó la maldición, una que casi termina su carrera, llamada Leonard Marshall. Los Giants le ganaron el juego de campeonato de la NFC.

1991 – Thurman Thomas: Al ser de los Bills automáticamente sabemos que perdió el Super Bowl en su edición XXVI.

1992 – Steve Young: El heredero de Montana tendría que esperar para ganar el Super Bowl, pues en su camino se interpusieron los Dallas Cowboys.

1993 – Emmitt Smith: Otro que rompió la maldición, Smith conquistó el Super Bowl XXVIII y la segunda corona para la dinastía de los Cowboys.

1994 – Steve Young: Uno de los quarterbacks menos valorados de la historia. Al igual que Montana, Young logró ganar el MVP y el Super Bowl XXIX

1995 – Brett Favre: El general ganó su primer MVP pero la dinastía de los Cowboys también se cruzó en su camino y en el de los Packers.

1996 – Brett Favre: Las segundas partes no siempre son malas y Favre lo demostró ganando el Super Bowl XXXI.

1997 – Barry Sanders/Brett Favre: Del primero conocemos su triste historia con los Lions, el segundo sucumbió ante John Elway .

1998 – Terrell Davis: Elway ganó su segundo Super Bowl pero el verdadero MVP de aquellos Broncos y de la liga ya era Terrell Davis.

1999 – Kurt Warner: ¿Kurt Who? Esa es la pregunta que todos se hicieron en aquella temporada, Warner tuvo un año increíble y culminó su temporada con el Super Bowl XXXIV, también marca el fin de nuestros MVP ganadores.

2000 – Marshall Faulk: Los New Orleans Saints dieron la sorpresa al eliminar a los favorecidos Rams.

2001 – Kurt Warner: Los Rams buscaban su segundo Super Bowl en la edición XXXVI pero una nueva dinastía se interpuso en su camino.

2002 – Rich Gannon: Jon Gruden se vengó de Al Davis, los Raiders y Gannon y les propinó tremenda paliza en el Super Bowl XXXVII

2003 – Steve McNair/Peyton Manning: Ambos jugadores quedaron en el camino de los Patriots, en la ronda divisional y de conferencia respectivamente.

2004 – Peyton Manning: Una vez más, el número 18 de los Colts obtuvo el MVP y nuevamente cayó ante los Patriots.

2005 – Shaun Alexander: El excorredor de Alabama se quedo cortó tras caer junto a los Seahawks en el Super Bowl XL frente a los Steelers.

2006 – LaDainian Tomlinson: El nuevo L.T. tenía todo para ganar el Super Bowl pero Marty Schottenheimer no supo ganar en Playoffs y esta vez cayó con los Chargers ante los Patriots.

2007 – Tom Brady: Luego de una temporada regular con record de 16-0, los Patriots cayeron ante Eli Manning y los Giants, quienes tienen en su ADN tumbar a los MVP.

2008 – Peyton Manning: Los Colts y Manning nuevamente perdieron de manera inesperada, esta vez ante los Chargers.

2009 – Peyton Manning: Una vez más los Colts llegaron al Super Bowl, pero Tracy Porter y Drew Brees con los Saints le arrebataron el título a Peyton y a los Colts.

2010 – Tom Brady: Los Jets y Mark Sanchez dejaron a Manning y Brady en el camino rumbo al Super Bowl XLV.

2011 – Aaron Rodgers: Parecía que una nueva dinastía nacía en Green Bay, sin embargo los Giants una vez más le arruinaron la fiesta al MVP.

2012, Adrian Peterson: Un más que merecido MVP obtuvo Peterson aquel año, sin embargo los Packers resultaron mucha pieza para los Vikings en la ronda de Wild Card.

2013 – Peyton Manning: El espectáculo de Peyton con los Broncos sorprendería a la liga nuevamente, sin embargo la Legion of Boom de Seattle destruyó cualquier aspiración de romper la maldición.

2014 – Aaron Rodgers: Los Packers una vez más llegaron al juego de conferencia de la mano de Rodgers, sin embargo los Seahawks estaban encaminados a una aparente dinastía.

2015 – Cam Newton: Los Panthers terminaron como el mejor equipo de la Conferencia Nacional y pasaron al Super Bowl 50 caminando, sin embargo los Broncos y su brutal defensiva fueron demasiada pieza para ellos.

2016 – Matt Ryan: 28-3, no hay más que decir, todos sabemos cómo termino el Super Bowl LI

2017 – Por definir

Luego de un prolongado recuento vemos que el MVP no siempre termina de la mejor manera para el ganador del premio. Solamente diez ganadores del MVP han triunfado en el Super Bowl en 51 ediciones, es decir que sólo el 19.6% ha podido ganar el Super Bowl.

De esos diez ganadores sólo seis han sido quarterbacks y ninguno ha podido ganar ambos trofeos desde 1999; desde que Tom Brady llegó a la liga ningún jugador y mucho menos un QB ha podido ganar el MVP y el Super Bowl la misma campaña. Claro que sólo son estadísticas y están para romperse.

¿Ustedes que piensan? ¿Será realmente el MVP una maldición?

Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.


Publicaciones Relacionadas