Los quarterbacks suplentes en la historia del Super Bowl – Parte 2

0

Ser quarterback titular en la NFL es un asunto bastante complejo, no por nada dicen que es la posición más difícil en todos los deportes de conjunto. Si bien llegar al Super Bowl es toda una proeza como quarterback titular, lograrlo como suplente es una hazaña titánica.

En la antesala del juego más grande de la NFL, Primero y Diez trae para ti un repaso de la historia de los quarterbacks suplentes en el Super Bowl. Esta segunda parte abarca de 1999 a 2018.

Aquí puedes leer la primera parte, de 1698 a 1990.

Kurt Warner – St. Louis Rams – Super Bowl XXXIV

Luego de firmar a Trent Green los Rams estaban listos para iniciar su temporada de 1999. Sin embargo una lesión provocada por Rodney Harrison sobre Green esfumaba aparentemente cualquier aspiración de los Rams. El desconocido Kurt Warner iniciaría su aventura en la NFL en su campaña de cenicienta, la cual culminaría con una victoria en el Super Bowl frente a los Titans y su primer nombramiento como MVP.

Trent Dilfer – Baltimore Ravens – Super Bowl XXXV

Todos sabemos la historia de aquellos Ravens cuya defensiva permitió sólo 165 puntos para romper el record de menos puntos recibidos en una campaña de los Chicago Bears de 1986 (187). Sin embargo, su ofensiva distaba de ser al menos eficiente. Llegando a mitad de temporada con record de 5-3, el coach Brian Billick nombró titular a Trent Dilfer sobre Tony Banks. Si bien Dilfer tampoco fue la gran revelación, el equipo se volvió más eficiente y terminó la temporada con marca de 12-4. En el Super Bowl XXXV sólo tuvo que darle el balón al RB Jamal Lewis y dejar el juego a su defensiva, la cual cerró con broche de oro la campaña con un contundente 34-7 sobre los Giants.

Tom Brady – New England Patriots – Super Bowl XXXVI

Qué decir de Tom Brady que no se sepa ya a esta altura. En 2001 los Patriots abrieron la segunda campaña bajo el mando del coach Bill Belichick con marca de 0-2; durante el segundo juego, Drew Bledsoe sufrió una hemorragia interna luego del tremendo golpe que le propinó Mo Lewis. Su remplazo, Tom Brady, entró al campo y luego de una campaña de 11-5 los Patriots lograron meterse a los Playoffs y dar la campanada en el Super Bowl frente a unos Rams que se quedaron como promesa de una dinastía.

Jake Delhomme, Carolina Panthers, Super Bowl XXXVIII

Este QB llegó a la NFL en 1997 como agente libre no seleccionado en el Draft, contratado por los New Orleans Saints. Al no tener cabida en el equipo se fue a la NFL Europa, donde fue el suplente de Kurt Warner con los Amsterdam Admirals. Finalmente en 2003 firmó con los Carolina Panthers. En el primer partido de la temporada 2003, luego de ir perdiendo 17-0 ante los Jaguars, John Fox sentó al titular Rodney Peete; Delhomme no perdió tiempo y lanzó tres pases de TD para darle la vuelta al marcador y llevarse la victoria. Los Panthers terminaron con marca de 11-5 y llegaron al Super Bowl para dar tremendo juego frente a los Patriots, aunque se quedaron cortos con marcador de 29-32.

Colin Kaepernick – San Francisco 49ers – Super Bowl XLVII

La carrera de Alex Smith por fin estaba siendo dominante gracias al mando del coach Jim Harbaugh y luego de años de mediocridad en la franquicia. Sin embargo, luego de perder un par de duelos por conmociones, Colin Kaepernick tuvo su gran oportunidad y demostró tremenda habilidad tanto por la vía aérea como en el juego terrestre escapando del bolsillo. Harbaugh decidió quedarse con Kaep como titular por el resto de la campaña y los Niners tuvieron tremenda temporada. Lamentablemente sus esfuerzos quedaron cortos con un final de los más memorables en un Super Bowl, frente a los Ravens, en el cual perdieron 34-31.

Nick Foles – Philadelphia Eagles – Super Bowl LII

Con una tremenda campaña 2017, el quarterback titular e incipiente estrella de la liga, Carson Wentz, se ponía en ruta a obtener su primer MVP de la NFL. Sin embargo en el duelo frente a Los Angeles Rams, Wentz sufrió una lesión en la rodilla que terminó su temporada. Con marca de 11-2, Nick Foles fue el encargado de llevar a los Eagles al objetivo principal, llegar al Super Bowl LII.

Foles ganó los siguientes dos juegos como titular y en la semana 17 perdió ante los Cowboys en un duelo sin importancia alguna, pero que para el QB era importante para entrar en ritmo con la ofensiva. Con la lesión de Wentz los Eagles pasaron de grandes favoritos a ser dados por eliminados en cada juego de playoffs, pero lograron la sorpresa tras vencer primero a los Falcons y después a los favoritos Vikings de manera contundente en el juego de campeonato.

Ahora, Nick Foles se encuentra en un escenario improbable, que seguramente sólo paso por su mente en sueños: llegar al Super Bowl LII y disputar ante Tom Brady y los New England Patriots el título de la NFL.

Este repaso histórico arroja dos datos interesantes. De 52 ediciones del Super Bowl, en 14 ocasiones ha tenido que surgir un quarterback suplente para salvar el barco durante el curso de la temporada o bien, previo a la misma. Y hasta el momento, los quarterbacks suplentes en la historia del Super Bowl tienen una excelente marca de 13-5, con Nick Foles por definir su futuro.

La estadística ahí queda, lo cierto es que, salvo Vince Ferragamo, ningún otro QB de la lista ha tenido que enfrentar a una dinastía o un equipo como los Steelers y ahora Foles con los Patriots tendrá ante sí un reto titánico, pero no imposible. Quizá sea este juego el catalizador que necesita su carrera para consolidarse como quarterback titular en la NFL, como lo hicieran en otro tiempo jugadores como Plunkett o el mismo Bradshaw.

Comentarios