Análisis del Senior Bowl 2018

Desde Mobile, Alabama

Durante una lluviosa tarde del 27 de enero de 2018 se llevó a cabo el partido entre el North Team y el South Team para dar por concluida la semana de actividades concernientes al Reese’s Senior Bowl 2018. En este artículo les hablaré con más detalle de lo que sucedió durante el partido centrándome en el desempeño de los jugadores. Deben tener en cuenta que mientras algunos reforzaron sus buenas prácticas, otros trataron de salvar su participación en el Senior Bowl durante un solo juego; sin embargo, esto puede no ser suficiente para que muchos sean seleccionados antes en el Draft o sean drafteados del todo.

En lo concerniente al resultado, el South Team se impuso 45 a 16 frente a un North Team que cometió muchos errores clave. Principalmente su incapacidad de mover las cadenas, cuidar el ovoide y cubrir al WR DJ Chark de LSU.

Quarterbacks

Kyle Lauletta (South) de la universidad de Richmond se robó todos los reflectores y se hizo acreedor al MVP del Senior Bowl 2018. Con 198 yardas por aire y 3 touchdowns lideró a su escuadra a la victoria, y levantó la mano para que la comunidad evaluadora no lo dé por muerto en un proceso de Draft en el que no era considerado dentro de los diez mejores prospectos de su posición.

Aunque Lauletta ganó el MVP, para mí fue más impresionante la actuación de Josh Allen (North) de Wyoming porque la mayor parte de sus estadísticas fueron gracias a él y no al hecho de que su WR se escapó dos veces de los DB. Este QB no solamente nos volvió a enseñar su brazo (siendo tackleado y literalmente con “puro brazo” fue capaz de lanzar un pase que recorrió casi treinta yardas), sino que fue muy preciso en los envíos especialmente en la zona roja. Baker Mayfield casi no jugó por lo que no lo mencionaré más; sin embargo, el Senior Bowl ha provocado grandes cambios en cuanto a los rankings de QB se refiere.

Running Backs

El RB Rashaad Penny (South) de San Diego State fue sin duda el mejor. En el juego por tierra mostró su capacidad de acelerar a través de los huecos, así como su tenacidad para mover sus piernas hasta el final y conseguir yardas extras. Además, tuvo una recepción de 73 yardas de TD en la que dejó atrás a toda la defensiva secundaria rival gracias a sus cambios de dirección y rapidez para lograrlo.

Del North Team destacaron los siguientes: Akrum Wadley de Iowa State, quien expuso su buena visión para explotar los carriles de “cutback” y principalmente su dureza física y mental para bajar su cuerpo en el punto de ataque y terminar de forma violenta los acarreos para ganar yardas extra. Por su parte Kalen Ballage de Arizona State supo aprovechar los huecos abiertos por su línea en conjunto con su tamaño para ganar yardas valiosas.

Wide Receivers y Tight Ends

Desde mi punto de vista debió haber sido el WR DJ Chark (South) de LSU quien debía llevarse el MVP y no Lauletta. Este jugador fue una pesadilla para los cornerbacks a lo largo de todo el partido gracias a una fulminante velocidad. En tan solo cinco recepciones, acumuló 160 yardas y un touchdown.

El WR Michael Gallup (North) de Colorado State siguió acumulando puntos a su favor con una eminente mejoría en sus “ball-skills” o capacidad para hacerse con el balón. En una recepción le robó literalmente el balón de las manos a un CB y en la otra tomó el pase en su punto más alto demostrando muy buen control corporal y buenas manos.

Por su parte el WR DaeSean Hamilton fue un espectáculo al correr sus rutas con mucha precisión y generando separación, pero continuó con su inconsistencia al momento de completar los pases, dejando caer dos balones que debía quedarse sin problema.

Entre los Tight Ends, tanto Deon Yelder (South) de Western Kentucky como Jordan Akins (South) de Central Florida confirmaron lo hecho en las prácticas con un buen trato de balón. Mientras que Tyler Conklin (North) de Central Michigan y Mike Gesicki de Penn State mostraron buenas cosas en el juego.

Línea ofensiva y defensiva

Sin la presencia del OG Isaiah Wynn (South) de Georgia durante el partido, fueron la dupla de OT Tyler Crosby (North) de Oregon y Will Hernandez (North) de UTEP quienes se llevaron toda la gloria al construir una barrera del lado izquierdo de quien fuera su QB.

El OT Brandon Parker (South) de North Carolina A&M sigue dando de qué hablar. Aunque fue expuesto al abrirse demasiado y dejar su carril interior abierto, es capaz de detener a cualquiera una vez que lo contacta; con un poco de disciplina y buen trato técnico puede llegar a ser alguien importante en la NFL. Mientras tanto el OT Alex Cappa (South) de Humboldt State, jugador de División 2 de NCAA, fue más efectivo al jugar como Guard porque allí no es expuesto por la velocidad de los OLB y DE.

Pasando al lado defensivo de la línea, el DE Marcus Davenport (South) de Texas-San Antonio dio muestras de vida tras una pésima semana de prácticas con una captura de QB. ¿Será suficiente para recuperar su estatus de top 10? Su compañero de equipo Kylie Fitts de Utah fue efectivo por fuera, provocando dos presiones de QB consecutivas.

Del South Team el más destacado fue el producto de Ohio State Jalyn Holmes, quien con su gran tamaño, fuerza, técnica y disciplina ha logrado ser muy efectivo tanto por aire como por tierra, culminando con dos tackleadas para pérdida de yardaje y dos sacks en el partido. Un prospecto que debemos seguir a lo largo de todo el proceso del Draft es Ogbonnia Okoronkwo de Oklahoma quien fue consistente con su cinta de college así como con sus prácticas de la semana.

Linebackers y defensive backs

Aunque la principal tarea de Kemoko Turay (North) de Rutgers es presionar al QB, es técnicamente un OLB y por ello está en esta categoría. Es capaz de ganar por fuera y “doblar la esquina”. Otro pass rusher que cerró con un buen partido fue el OLB Tyquan Lewis de Ohio State.

El ILB Nick DeLuca (North) de North Dakota State tuvo un sólido partido en cobertura y en persecución, pero volvió a fallar en las tackleadas. Esto seguramente provocará que su valor descienda, pero aún así puede ser un jugador interesante una vez que encuentre un equipo de NFL.

Por su parte el ILB Oren Burks (South) de Vanderbilt aprovechó al máximo su corta estancia en Senior Bowl (llegó el jueves). En el partido mostró disciplina, explosividad y velocidad al momento de tener que cubrir las carreras por fuera y detener al RB con la menor ganancia permitida.

En cuanto a profundos se refiere, solamente MJ Stewart (South) de North Carolina pudo separarse de los demás. A pesar de permitir un par de recepciones cortas, fue capaz de recuperarse de sus errores (algo fundamental en los profundos) y elevar su nivel, al punto de defender un pase que iba directo a las manos de Michael Gallup.

Aldo Muriá

Sociólogo renegado que ha encontrado en la NFL una distinta forma de vida. Fantasy geek y fiel seguidor de los Broncos gracias a John Elway y la influencia de casi toda la familia materna. Cuando no está metido en el fantasy, dedica su tiempo a estudiar acerca de football y el scouteo de jugadores.


Publicaciones Relacionadas