Jaguars vs Patriots en el juego de Campeonato de la AFC… igual que en 1997

Los New England Patriots enfrentarán otra vez a los Jacksonville Jaguars en el AFC Championship. Otra vez. Aunque para muchos jóvenes seguramente suena extraño e incluso risible es importante recordar el pasado y ver cómo funcionan, de manera extraña, la vida y el deporte, dando validez a la afirmación de que la historia es cíclica.

1996 luce tan lejano pero al mismo tiempo parece que fue ayer; en aquel año se celebraron los Juegos Olímpicos de Atlanta, el Príncipe Carlos y la Princesa Diana de Gales se divorciaron, la MLS se estrenó como liga profesional, el Nintendo 64 vio la luz, el formato DVD fue lanzado en Japón, las Spice Girls llegaron a la cima de la popularidad musical con su tema Wannabe, en el cine Independence Day arrasó las taquillas en el mundo…

En el football los Dallas Cowboys ganaron el Super Bowl XXX disputado el 28 de enero, Brett Favre se llevó su segundo MVP, Eddie George fue el Novato Ofensivo del Año; Danny Wuerffel, QB de Florida, gana tanto el trofeo Heisman como Campeonato Nacional con los Florida Gators. Y los Jacksonville Jaguars hicieron una gran temporada que los pondría en ruta para visitar Foxboro para decidir el pase de la AFC al Super Bowl XXXI.

La NFL era muy distinta en aquellos años, pero sus protagonistas se parecen a los de hoy en día. los 49ers estaban en el ocaso de la dinastía que había dominado a placer los años ochenta. Los Cowboys habían llegado a la cima al conquistar tres de cuatro títulos, sin embargo en la temporada de 1996 inició una sequia de victorias en Playoffs para el equipo de la Estrella Solitaria, los Eagles y Vikings lograron colarse a los playoffs aunque cayeron rápidamente en la ronda de Wild Card. Por su parte, los Green Bay Packers con Brett Favre en su esplendor y los Carolina Panthers definieron el titulo de la NFC, con victoria para el equipo de Green Bay.

En la AFC el panorama también tuvo ligeras variaciones y protagonistas similares. Los Jaguars vencieron a los Bills en la ronda de Wild Card y último juego de Jim Kelly en la NFL. Por otra parte los Steelers vencieron a los Colts de Jim Harbaugh en la misma ronda inicial para caer ante los Patriots en el juego divisional, en lo que significo el comienzo de una gran rivalidad contemporánea. Los Jaguars sorprendieron tras vencer a los Broncos en un duelo en el que Denver era favorito por 14 puntos y dejando el escenario para el juego de campeonato entre los Jaguars y los Patriots, disputado en enero de 1997.

Jacksonville vivía apenas su segunda temporada en la NFL. Tom Coughlin era el head coach, puesto que obtuvo luego de una gran trayectoria tanto en el football colegial como en la NFL, donde ganó el Super Bowl XXV como miembro del staff de Bill Parcells con los New York Giants, el cual, por cierto, también incluía a Bill Belichick.

Los Jaguars tenían en los controles a Mark Brunell, pupilo de Brett Favre y miembro de una gran lista de suplentes del mítico QB que fueron titulares en la NFL; junto con los receptores Keenan McCardell y Jimmy Smith llevó al equipo hasta el juego de campeonato de la AFC en apenas su segunda temporada de la franquicia.

Por los Patriots, Bill Parcells era el head coach y Bill Belichick se había incorporado al staff luego de que la ciudad de Cleveland perdiera su franquicia para la temporada 1996. Drew Bledsoe era el QB titular y la camada del Draft incluía a jugadores como Lawyer Milloy, Teddy Bruschi y Terry Glenn, quien fue la primera ronda del equipo y lamentablemente fue noticia hace unas semanas al darse a conocer su fallecimiento el pasado 20 de noviembre.

Por otra parte, luego de su breve paso por la NFL Europa, el novato Adam Vinatieri firmó como agente libre y e hizo su debut en la liga precisamente en 1996. En general, los cimientos de la dinastía de los Patriots se construyeron en aquellos años, luego de que Robert Kraft comprara al equipo en 1994.

Hoy, ambos equipos se vuelven a ver las caras como en la temporada del 96 y los playoffs del 97. Aunque los protagonistas difieren en muchos casos, muchos nombres están presentes una vez más después de tanto tiempo.

Los Jaguars lograron otra final de conferencia en 1999, aunque perdieron ante los Titans. Desde entonces su mejor actuación fue hace 10 años, cuando vencieron a los Steelers en Wild Card para caer la siguiente semana ante los Patriots en lo que significó la victoria 17 de aquel equipo que sucumbió en el Super Bowl XLII ante los Giants… de Tom Coughlin, precisamente.

Luego de grandes altibajos con los Giants, Coughlin tuvo que dejar su cargo como head coach e inmediatamente fue contratado por los Jaguars para convertirse en Executive VP of Football Operations. Coincidencia o no, con Coughlin en la organización los Jaguars nuevamente han alcanzado el juego de campeonato y sueñan con el Super Bowl por primera vez en su joven historia.

Para los Patriots muchas cosas han pasado desde 1996. Luego de perder el Super Bowl XXXI ante los Packers, Bill Parcells abandonó al equipo por diferencias con Rober Kraft, uniéndose a los Jets junto a su mano derecha Bill Belichick, quien en principio seria el head coach mientras se resolvía el caso con la liga. La NFL favoreció a los Patriots y aunque Parcells pudo entrenar a los Jets, estos tuvieron que pagar cuatro picks de Draft en compensación.

Kraft, por su parte, contrató a Pete Carroll para entrenar a los Patriots, aunque como sabemos Kraft le pagó con la misma moneda a los Jets y en el 2000 se robó a Belichick, quien ya había sido designado como head coach de los Jets, no sin antes pagar un paquete de picks incluyendo la primera ronda del Draft de 2000, misma que New York usó como moneda para adquirir en el Draft a Shaun Ellis y Chad Pennington con su propio pick, mientras que los Patriots se sacaron la lotería y luego de 199 picks seleccionaron a “un tal” Tom Brady.

Hablando de Brady, en 1996 hizo su debut con los Michigan Wolverines aunque fue suplente de Brian Griese, hijo de la leyenda Bob Griese, quien logró la famosa temporada invicta de 1972 con los Dolphins. Brady cerró su carrera en Michigan en la temporada colegial de 1999, con una victoria en el Orange Bowl frente a Alabama antes de llegar al Draft de 2000, donde se convirtió en el mayor robo de todos los tiempos.

Para el equipo de Jacksonville es muy complicado ubicar a sus protagonistas en 1996. Su mariscal, Blake Bortles apenas contaba con 4 años de edad; su corredor estrella y novato, Leonard Fournette, contaba con un año de edad la última vez que Patriots y Jaguars se midieron en el AFC Championship. El entrenador Doug Marrone era coach de tight ends en la universidad de Georgia Tech, mientras que su general manager, David Caldwell, debutaba en la NFL como scout asistente y también estaba en preparación para el juego de campeonato, pero con los Carolina Panthers.

Los caminos se han vuelto a cruzar en el AFC Championship para estas dos franquicias, aunque el éxito ha sido abismalmente mayor para New England. Sin embargo, al igual que lo hiciera Robert Kraft al adquirir los Patriots, parece que Shahid Khan, dueño de los Jaguars desde el 2011, busca impregnar una cultura ganadora con la ayuda de un veterano triunfador como Tom Coughlin, así como en su momento Kraft lo hiciera con Bill Parcells.

Aquel duelo de 1997 no redituó en el equipo campeón del Super Bowl, sin embargo le dio una gran experiencia a un grupo de jóvenes que en poco tiempo forjarían la primera dinastía del nuevo milenio. ¿Podrán los Jaguars imitar la experiencia de los Patriots y tomar la batuta como el próximo gran equipo de la AFC? No lo sabemos, pero es imposible no notar las similitudes, como si de un dèja vu se tratara.

Oscar Aguileta

Freshman writer, viviendo el sueño del Practice Squad al depth chart en Primero y Diez. Sin explicación congruente, fan del Dawg Pound pese al bullying. Historiador de closet, geek empedernido, consumidor deportivo que pasa más tiempo viendo football que haciendo tarea y/o trabajando. Con cerveza en mano y sin vida social cualquier fin de semana entre septiembre y febrero.


Publicaciones Relacionadas