Análisis de la Ronda Divisional de la NFL – Saints vs. Vikings

0

En un partido con uno de los finales más espectaculares en memoria reciente, los Minnesota Vikings vencieron en casa a los New Orleans Saints 24-29 en el último partido de la Ronda Divisional de Playoffs. Los Vikings aseguran así su lugar en la Final de Conferencia donde visitarán a los Philadelphia Eagles y se ponen un paso más cerca de ser el primer equipo en la historia en jugar el Super Bowl en casa.

El partido se terminó cuando…

Con el reloj de juego muy cercano a marcar cero en el último cuarto, el QB de los Vikings Case Keenum encontró al WR Stephon Diggs cerca de la banda derecha. El pase fue alto, pero Diggs se quedó con él con relativa facilidad dando un salto. La sorpresa fue que nadie hizo contacto con él después de la atrapada, permitiéndole así recorrer 35 yardas hasta la zona de anotación y drenando los cinco segundos finales del tiempo de juego para poner a su equipo con la ventaja definitiva de 5 puntos en el marcador.

Análisis del Saints vs. Vikings

Los Vikings imponiendo condiciones

Desde el primer drive los locales comenzaron a sentar el tono de lo que estaba por venir en el encuentro. Con una serie de ocho jugadas y más de cuatro minutos, se pusieron adelante en el marcador rápidamente. A la ofensiva ejecutaron como lo hicieron durante toda la temporada, siendo seguros y aprovechando la habilidad de sus receptores Stephon Diggs y Adam Thielen, complementados por destellos de su juego terrestre que entregó buenos resultados cuando fue necesario.

De igual forma a la defensiva continuaron con lo que han hecho a lo largo de todo el año, con un pass rush bastante eficiente que estuvo cerca de Brees todo el partido, un cuerpo de linebackers que vuela hacia el balón y un perímetro capaz de meter en problemas a cualquier receptor.

Su desempeño fue excelente durante toda la primera mitad, ya que durante el primer cuarto secaron el ataque rival y hasta el segundo, cuando la ofensiva rival parecía comenzar a funcionar con un drive largo, impidieron que salieran con puntos. Primero fueron los Saints mismos, quienes con un castigo de movimiento ilegal borraron su propia anotación y luego el DE Everson Griffen desvió un pase – de espaldas – sobre la línea y el balón cayó en las manos del LB Anthony Barr.

Las dos intercepciones del QB Drew Brees se presentaron en esta mitad, siendo la segunda una gran jugada del safety Andrew Sendejo, quien en el centro del campo en la zona profunda atrapó un balón en lo más alto para regresarle la posesión a su equipo.

Aunque este dominio disminuyó para la segunda mitad, los Saints mostraron la impresión que tenían de la defensiva rival cuando a la mitad del último cuarto, en un tercera oportunidad con una yarda por avanzar, deciden mandar una jugada de truco en vez de algo más convencional. A pesar de que había salido bien, el resultado no fue el esperado cuando el WR Willie Snead falló en encontrar en un doble pase al RB Alvin Kamara, quien de haber atrapado el balón probablemente habría anotado.

Los Saints tardaron en carburar

Durante la primera mitad el ataque de New Orleans parecía estar completamente frustrado, de hecho no pudieron conseguir ni un solo punto en esos dos cuartos. Por su parte, la defensiva, a pesar de no haber permitido grandes jugadas, para el medio tiempo ya estaba 17 puntos abajo.

Fue hasta el tercer cuarto cuando los Saints entraron en ritmo, tanto a la defensa como a la ofensiva. El detonante vino cuando detuvieron un drive largo de los Vikings con un sack del DT Sheldon Rankins y en su posesión inmediata siguiente avanzaron todo el campo para anotar con pase de Brees a su WR Michael Thomas.

A partir de ahí los Saints comenzaron un regreso en el marcador que los colocó en situación ideal para ganar el partido con 25 segundos por jugar.

La combinación Ingram – Kamara

La muy alabada dupla de corredores de los Saints compuesta por Mark Ingram y Alvin Kamara tuvo una tarde sumamente difícil, al acumular entre los dos únicamente 68 yardas por tierra más las 62 yardas recibiendo que tuvo Kamara.

Rara vez ganaron su enfrentamiento directo contra el cuerpo de linebackers de los Vikings, siendo una honrosa excepción la recepción de touchdown donde Kamara, desde el primer momento, le llevó la delantera al LB Anthony Barr.

Esto sin duda fue parte del éxito de los Vikings en el partido.

Las lesiones de Sendejo y Rhodes

Un factor clave que hizo que la ofensiva de New Orleans funcionara mejor fue la baja de dos jugadores de la secundaria de los Vikings. Primero el safety Andrew Sendejo salió con una aparente conmoción y en el último cuarto fue el cornerback Xavier Rhodes quien abandonó el campo. Curiosamente, ambos salieron del juego  tras jugadas en las que estuvo involucrado Michel Thomas.

Aunque lo de Rhodes fue temporal y poco tiempo después estuvo de vuelta en el campo, estas ausencias fueron importantes para que Brees encontrara a sus receptores con mayor facilidad.

El factor Keenum

Uno de los factores más anticipados del partido fue el hecho de que el QB de los Vikings, Case Keenum, contaba con cero partidos como titular en Playoffs, sin embargo a lo largo de la campaña había venido ejecutando sin errores y la mejor forma de ayudar a su equipo era no perjudicándolo con fallas.

En el encuentro, la mayor parte del tiempo se le vio con toda la compostura que tuvo durante la temporada regular, sin embargo hubo momentos en que fue presa de los nervios.

De la misma forma que lanzó pases perfectos que trazaban un arcoíris por encima de los defensivos y caían en las manos de su receptor, también le dio vida a los Saints lanzando una intercepción en el tercer cuarto, en un momento en el que su rival tomó ímpetu para darle la vuelta al marcador.

Llegó un momento en la segunda mitad, cuando la presión de los frontales de los Saints comenzaba a hacerse constante, en el que la mayoría de sus pases eran lanzados apoyándose en el pie de atrás o dando un pequeño salto que le permitía encontrar la línea de pase.

Al final su línea estadística luce decente, al igual que lo ha hecho durante toda la campaña. Esta noche completó 25 de 40 pases para 318 yardas con un TD y una intercepción.

MVP y Villano del partido

MVP – Stephon Diggs – WR – Vikings

Acumuló seis recepciones para 137 yardas y un TD, pero lo que le da este nombramiento es que hizo la jugada importante al final del partido. Todo parecía perdido para su equipo y de haber estado derrotado mentalmente, tras atrapar el pase se habría entregado a la tackleada o se habría salido del campo tras recibir el pase, sin embargo él estaba dentro del juego y tuvo la claridad para no dudar y correr hasta la zona de anotación cuando tuvo la oportunidad.

Villano – Markus Williams – S – Saints

La ofensiva de Minnesota lo quemó reiteradamente buscando a Stephon Diggs durante la primera mitad, incluso fue a él a quien le marcaron un par de interferencias – un tanto dudosas – mientras cubría al número 14 de los Vikings, las cuales le costaron a su equipo. Más adelante, al final del tercer cuarto, interceptó un pase de Keenum para mover la inercia del partido a favor de los Saints. Sin embargo, en la última jugada del encuentro, fue él quien falló de forma ridícula la tackleada sobre Diggs y permitió que se escapara hasta la zona de anotación.

¿Qué sigue?

New Orleans Saints

Inicia el offseason con un largo vuelo de Minneapolis a Louisiana. El rumbo del equipo parece no tener mayores problemas ni parece haber gran reestructuración por realizar; con la clase 2017 de novatos, una defensiva muy mejorada, un juego terrestre dominante y Drew Brees entregando resultados cuando se le piden, parece que las tareas estarán en recontratar a sus propios agentes libres y reclutar refuerzos para dar profundidad al roster.

Minnesota Vikings

El domingo 21 de enero en el Lincoln Financial Field enfrentarán a los Philadelphia Eagles, un equipo por el que nadie daba nada entrando a la Ronda Divisional y sacaron, de forma orgullosa y eficiente, el triunfo ante los Atlanta Falcons.

La recuperación del safety Andrew Sendejo será una historia a seguir, ya que de contar con él en el campo la defensiva estaría con su cuadro completo.

Comentarios