5 razones por las cuales los Vikings van a ganar el Super Bowl LII

0

Esta semana es el debut de Minnesota en los Playoffs y tras la lesión de Carson Wentz lucen como los favoritos para representar a la Conferencia Nacional en el juego por el título y ser la primera franquicia que logra disputar el partido por el trofeo Vince Lombardi en su propio estadio. Aquí te presentamos 5 razones por las cuales los Vikings van a ganar el Super Bowl LII

1.- Son casi imparables en el U.S. Bank Stadium.

En esta temporada los Vikings tienen una marca de 7-1 en su estadio, en donde no sólo ganan, sino que son completamente dominantes contra los rivales. En promedio sus partidos se definen 24.7 a 11.3, ningún rival les ha anotado 20 o más puntos en casa, en siete de ocho juegos han anotado más de 23 puntos y en todo el año sólo tienen seis entregas de balón en casa. Esta semana reciben a los Saints y, en caso de que los Falcons eliminen a Philadelphia y ellos ganen, la final de conferencia, además del Super Bowl, podría ser en su casa.

2.- Las defensivas ganan campeonatos.

Esta es una de las grandes verdades de la NFL y no hay mejor defensiva en 2017 que la de Minnesota. Es un conjunto plagado de estrellas como Harrison Smith, Anthony Barr, Everson Griffen, Xavier Rhodes y Linvan Joseph, por decir sólo algunos. Son los mejores en puntos permitidos (15.8) y yardas permitidas (275.9), además de ser dominantes en TODAS las categorías de defensa. Su “único” pecado es que no son tan buenos robando el balón (sólo 19 entregas en 2017), pero esto nos dice incluso que son tan dominantes que no necesitan de algo que puede ser tan fortuito como una entrega de balón. Avanzar yardas y anotar puntos es una hazaña para cualquier equipo de la NFL en contra de los Vikings.

3.- ¿Este equipo tiene puntos débiles?

Uno ve a los Vikings es complicado encontrar una debilidad evidente. Es un equipo sano y que a pesar de perder a su RB novato lo han sustituido perfecto con un ataque por comité. Case Keenum ha jugado de forma impecable y cada semana se ve con mayor control de esta ofensiva. Su defensa tiene playmakers en todas las posiciones clave e incluso sus equipos especiales, con Kai Forbath) son confiables dentro de la yarda 50. La clave de Minnesota en esta temporada es tener un balance perfecto y Mike Zimmer lo ha logrado, al menos hasta este momento.

4.- Case Austin Keenum

Quienes siguen el podcast de Primero y Diez (o leen nuestros contenidos desde hace varios años), saben que soy fan de Keenum desde que tuvo una oportunidad con los Texans hace varios años. El tipo no es sólo un ganador (tener un récord de 7-7 con los Rams de Jeff Fisher es todo un mérito), sino que tiene todas las herramientas de un QB titular en la NFL: precisión, fuerza en el brazo y sobre todo buena toma de decisiones. Puedo asegurarles que los Vikings no serían el equipo contendiente de este año con Sam Bradford o Teddy Bridgewater bajo el centro. Keenum es gran responsable del éxito de este equipo y su único defecto es la falta de experiencia en Playoffs.[su_youtube_advanced url=”https://www.youtube.com/watch?v=jlV3Isuzufo&t=4s” width=”720″ height=”460″ autohide=”no” rel=”no”][su_youtube_advanced url=”https://youtu.be/c3EfkEQdl_o” width=”540″ height=”360″ autoplay=”yes” rel=”no”][/su_youtube_advanced]

5.- La ofensiva de Pat Shurmur es impredecible.

El balance que tienen los Vikings al ataque es para destacar. Lograron casi dos mil yardas por tierra, pero también fueron 11 en yardas por pase. En terceras oportunidades fueron el tercer mejor de toda la NFL, con una conversión de 43.5% y en zona roja anotaron TD en un 57.9% de sus posesiones. Adam Thielen y Stefon Diggs son (para mi gusto) el mejor dúo de receptores en toda la liga y el comité de RB de Latavius Murray y Jerrick McKinnon han logrado 1 412 yardas por tierra, 524 por recepción y 13 anotaciones. Pocas defensivas tienen el talento para lidiar con tantas armas.

También te puede interesar:

Comentarios