Análisis de la semana 14 NFL – Cowboys vs. Giants

0

Los Dallas Cowboys mantienen con vida sus esperanzas de calificar a Playoffs tras vencer a los New York Giants de visita 30-10, consiguiendo así la barrida en esta temporada tras haber perdido contra ellos los dos encuentros el año pasado.

El juego se terminó cuando…

Rod Smith atrapó un pase corto en el centro del campo y se escapó 81 yardas hasta la zona de anotación, dándole 14 puntos de ventaja en el marcador a su equipo. Con esa jugada el corredor de los Cowboys puso un largo clavo en el ataúd de los Giants, que hasta ese momento todavía estaban en posibilidades de regresar.

Análisis del Cowboys vs. Giants

El momento emocional de los Giants

Tras una semana muy ajetreada en la que despidieron a su Head Coach, General Manager y vieron a su QB perder la titularidad, los locales llegaban a un duelo divisional con el ánimo de echar a perder las posibilidades de los Cowboys, con nada que perder y en busca de cerrar la temporada en nota positiva.

Tras una larga serie ofensiva de los Cowboys que terminó sólo en 3 puntos, Eli Manning entró al campo como QB titular tras haber perdido su racha de 210 partidos consecutivos y el público en el Met Life Stadium lo recibió con un gran aplauso, las cámaras de televisión enfocaron aficionados con carteles que indicaban que lo habían extrañado, entre otras muestras de apoyo.

Este ambiente sugería que los Giants pasaban por un buen momento anímico que podían capitalizar para hacerse con la victoria.

El volumen de trabajo de Wayne Gallaman

En una temporada que se ha caracterizado por dejar sin armas ofensivas a los Giants, su ataque terrestre tampoco ha podido encontrar una figura constante. Y no es que el día de hoy lo hayan encontrado, sin embargo dice mucho el hecho de que el Coordinador Ofensivo haya repartido el trabajo prácticamente a la mitad entre Orleans Darkwa (10 acarreos para 29 yardas) y Wayne Gallaman (12 acarreos 59 yardas), obteniendo  mucho mejores resultados con el segundo, quien además se vio involucrado en el juego aéreo atrapando 7 pases para 40 yardas.

Nadie parecía querer la victoria

Ambos equipos estuvieron en situaciones ideales para aventajar en el marcador o para hacer jugadas importantes que inclinaran la balanza en su favor y sin embargo parecía que estaban empeñados en lo contrario, ya fueran castigos que borraban jugadas importantes, pases soltados o errores mentales.

Llegó a tal grado la inoperancia de ambos equipos que comenzando con la última posesión del segundo cuarto y terminando en el tercero, hubo seis series que terminaron en patada de despeje sólo interrumpidas por un intento de field goal de los Cowboys que Dan Bailey falló.

El pésimo día de Dan Bailey

Estamos hablando del pateador con el mejor porcentaje de efectividad en field goals en la historia de la liga, sin embargo, si este hombre tiene una debilidad es patear en el Met life Stadium, donde después de terminar con sólo un acierto en tres intentos en el partido, tiene un récord en su carrera de seis aciertos en 11 intentos, siendo el estadio de la NFC East que más se le complica.

Esta fue la primera vez desde diciembre de 2011 en que Bailey falló múltiples intentos de field goal en el mismo partido como visitante.

Además, falló un intento de punto extra. Afortunadamente para él y para su equipo esos puntos no fueron necesarios para definir el encuentro, sin embargo su desempeño en el partido le coloca una gran interrogante.

Una secundaria joven y promisoria en Dallas

El rol de Chidobe Awusie, Jordan Lewis y Xavier Woods resultó fundamental para la secundaria de los Cowboys. El factor común es que son jugadores de primer año, todos puestos en situación de ser titulares o formando parte importante de la rotación defensiva.

Son tackleadores seguros en campo abierto y realizan muy buenas coberturas de pase, en este último rubro destaca el trabajo de Lewis, quien en más de una ocasión, cuando Eli Manning buscó a su hombre, estaba en posición inmejorable.

Un partido de cinco jugadas importantes

Como ya lo mencioné en este partido parecía que había que rogarle a las ofensivas para que produjeran puntos. En todo el encuentro se pueden contar con una mano las jugadas importantes.

La primera fue un pase largo de Eli Manning a su TE Evan Ingram en la que ganó 35 yardas aprovechando que la defensiva mandó una carga desde la secundaria.

El resto fueron de los Cowboys, la primera vino un poco antes de terminar la primera mitad, cuando Dak Prescott encontró a Dez Bryant, quien rompió una tacleada y se escapó 50 yardas hasta la zona de anotación. Ya en el último cuarto vino una exclente jugada de Cole Beasley, quien en tercera oportunidad atrapó un pase corto y se escapó 54 yardas. Justo en la siguiente jugada Dak encontró a su TE Jason Witten en la zona de anotación.

Finalmente el pase atrapado por Rod Smith fue una tremenda jugada que le sacó el aire que restaba en los pulmones de los Giants. Un ajuste perfecto en la línea de golpeo realizado por Prescott, en el que lo alineó como receptor, atrayendo a un linebacker sobre él y dejando el centro del campo completamente abierto debido a que los safeties estaban cerca de la  línea. Todo lo que Smith tuvo que hacer fue atrapar el balón y acelerar hasta la zona de anotación.

MVP y villano del partido

MVP– Dak Prescott – QB, Dallas Cowboys.

Es cierto que Rod Smith tuvo 160 yardas totales y anotó un par de veces, pero en esta ocasión no se le puede reprochar absolutamente nada al número 4 de los Cowboys. Lanzó un juego perfecto, corrió cuando hizo falta y realizó muy buenos ajustes sobre la línea. De no ser por varios pases que sus receptores soltaron durante la primera mitad sus estadísticas, que fueron buenas, habrían sido mucho más abultadas.

Villano– Dan Bailey – K, Dalla Cowboys.

Un villano frustrado, a decir verdad, ya que sus actos no tuvieron injerencia en el resultado del equipo, sin embargo al haber fallado dos field goals y un punto extra se lleva el reconocimiento.

¿Qué sigue?

Cowboys

La próxima semana viajarán a la costa Oeste para visitar a los Oakland Raiders que vienen de una actuación vergonzosa contra los Chiefs. Habrá que estar pendientes de jugadores como el DE David Irving y el CB Orlando Scandrick para ver si estarán de vuelta en acción para una mejor oportunidad de ganar, ya que para Dallas la situación es vencer o morir de cara a la postemporada.

Giants

La semana entrante recibirán su segundo partido consecutivo en casa y de nuevo contra de un rival divisional, en este caso los Philadelphia Eagles, quienes a pesar de haber vencido a los Rams haciendo una fuerte afirmación de poder, perdieron (posiblemente para el resto de la temporada) a su QB Carson Wentz.

Comentarios