Análisis semana 12 NFL 2017 – Chargers vs. Cowboys

En un mal partido para ver, el clásico de Thanksgiving en Dallas terminó con una paliza de los visitantes Los Angeles Chargers sobre los Cowboys 28 – 6.

El juego se acabó cuando.

Keenan Allen anotó un TD de 42 yardas para poner el marcador 22 – 6 tras dejar en ridículo a tres o cuatro defensivos de los Cowboys. Después de eso el último clavo del ataúd vino con la intercepción de Desmond King que regresó hasta TD 90 yardas.

Análisis del Chargers vs. Cowboys

Falta de explosividad a la ofensiva de los Cowboys

En un partido en el que al medio tiempo la jugada más larga fue un acarreo de 8 yardas de Rod Smith, la ausencia de peligro fue evidente.

Todas las jugadas de mayor peligro y avance fueron generadas en el segundo medio cuando el partido estaba ya muy complicado en el marcador.

El receptor Dez Bryant estuvo completamente desaparecido y sólo consiguió tres atrapadas para 37 yardas, algo a lo que nos estamos acostumbrando últimamente.

Los pateadores vs los Cowboys

Por segunda semana consecutiva el pateador que enfrentó a los Cowboys salió lesionado del partido y también por segunda semana consecutiva, eso no fue un factor importante para el resultado del partido.

En esta ocasión fue Nick Novak quien resultó lesionado en el primer intento de field goal y de ahí en adelante fue Drew Kaser, quien normalmente se desempeña como punter, quien se encargó de las labores de patear y también fallar dos de los tres intentos de punto extra.

Para los Chargers, ante la poca productividad de la ofensiva de su rival, la ausencia de Novak no fue un factor importante.

Los hermanos Smith dando la nota

Jaylon y Rod Smith hicieron lo poco bueno de los Cowboys.

A la defensiva, Jaylon estuvo por todo el campo realizando tackleadas y en esta ocasión, por primera vez en la temporada, realizó buenas coberturas de pase.

Por su parte Rod, rompió la racha de 25 posesiones del equipo sin touchdown al acarrear el balón en zona de goal y romper el planto para poner los únicos puntos de su equipo.

La hazaña de Philip Rivers y Keenan Allen

Este par de jugadores tuvieron un partido redondo. El receptor Allen acumuló 11 recepciones para 172 yardas y un TD. Constantemente mostró dominio en las rutas de corte hacia el centro, como es su costumbre y en su anotación puso en ridículo a la defensiva secundaria de los Cowboys.

Por su parte Rivers tuvo un juego en el que lanzó 27 completos de 33 intentos y un TD en un partido en el que hizo lo que quiso.

Héroe del partido.

Philip Rivers – QB, Los Angeles Chargers. Simplemente hizo de todo, lanzó  para más de 400 yardas y más importante que nada, nunca perdió el balón a pesar de haberlo arriesgado en un par de ocasiones.

Villano del partido.

Jason Garrett – Head Coach, Dallas Cowboys. Cuando un equipo juega tan mal en todas las fases del balón, lo más adecuado es voltear a ver al Head Coach. A pesar de haber tenido sólo cuatro días para preparar el partido, no se concibe cómo pudo haber contado con dos de sus piezas importantes de vuelta (Tyron Smith y Dan Bailey) y tener un partido en el que el equipo se vio completamente perdido.

¿Qué sigue?

Los Angeles Chargers.

No sólo tienen 10 días para preparar su próximo partido, sino que enfrentarán a los Cleveland Browns en casa, por lo que el panorama luce bien para este equipo sobre todo ante la baja de sus rivales divisionales.

Dallas Cowboys.

Viene su tercer partido en 12 días y enfrentarán en casa a su segundo rival divisional en dicho periodo, los Washington Redskins, quienes también jugarán de jueves a jueves.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas