Foto: Archivo Primero y Diez / Getty Images

Do Your Job, la identidad de los Patriots

Nota: este es un artículo forma parte de nuestra revista del Juego de NFL en México 2017, la cual puedes descargar gratis aquí.

Dos filosofías, dos estilos de juego, dos aproximaciones distintas hacia un mismo objetivo: imponerse sobre el rival domingo a domingo y así construir éxito a largo plazo.

Estas frases han funcionado como mantras para dos franquicias con alto grado de éxito en diferentes etapas de la historia de la NFL. En ambos casos, en sólo tres palabras se resume la ideología de la franquicia y se convierten en la fuerza que empuja a la organización hacia la victoria.

Los Raiders de la década de los 70, en la época dorada de Al Davis, John Madden y Tom Flores predicaban con la frase “Just Win, Baby”, mientras que en la última década los Patriots de Bill Belichick se han apropiado de una frase muy utilizada de forma popular, “Do Your Job”, aplicándola a su quehacer para convertirse en el equipo más ganador de los últimos años.

“Do Your Job”: la identidad de los Patriots

A pesar de que al final de la temporada 2014 fue cuando cobró auge, al grado de casi convertirse en el slogan del equipo, esta filosofía ha acompañado a Bill Belichick a lo largo de los 17 años que se ha desempeñado como head coach de los New England Patriots.

Se trata de un estilo de trabajo que trasciende las laterales del campo y permea a todos los niveles de la organización, desde el proceso más básico hasta el más complejo. Una vez que los miembros de la organización lo asumen, entonces pueden confiar en que el resto de sus compañeros están en la misma sintonía, por lo que no es necesario preocuparse por extralimitarse en sus esfuerzos.

Haz tu trabajo. Parece fácil. En el campo cada jugador tiene una asignación, sólo tiene que salir y ejecutarla; sin embargo, para que eso pase hay una serie de cosas que beben suceder antes. Desde cada movimiento de personal en el offseason, cada entrenamiento, cada sesión de preparación física, cada sesión de video, cada esfuerzo se ejecuta con esa frase en mente. Implica fundamentos sólidos, no tomar atajos y poner absoluta atención a cada detalle.

En ese entendido, si cada quién hace su trabajo, día con día, en entrenamientos y horas de preparación, estará listo prácticamente para todo lo que venga.

Por supuesto que Belichick ha aclarado que esa frase lleva otra parte implícita, hay que agregar la palabra well al final, para que se lea y diga “Do your job well”.

Agregar la palabra bien implica que cada persona está siendo constantemente evaluada. El no hacer bien el trabajo implica consecuencias y Belichick se pinta solo para imponerlas: de algo tan simple como una llamada de atención en la junta del lunes, sentar al jugador en la banca por el resto del partido o hasta cortarlo de forma definitiva del equipo o intercambiarlo sin miramientos. Hay anécdotas conocidas de cómo, en ocasiones, B.B. abre la junta del lunes posterior al partido señalando las peores jugadas del encuentro anterior de sus mejores jugadores, para que sirva como ejemplo al el resto del equipo.

Estas acciones han provocado que, durante años, el equipo parezca carecer de grandes estrellas, sobre todo en la posición de wide receiver, y aún así se mantenga productivo, ejecutando de forma casi perfecta. La bondad está en que se concentra en lo que sus jugadores saben hacer bien y los coloca en posiciones ideales para tener éxito, diseñando esquemas alrededor de ellos, en vez de introducirlos a un sistema prefabricado en el que tienen que llenar un rol específico.

El giro que tiene este enfoque radica en que el trabajo no va a ser el mismo siempre, sino que implica una constante innovación para adaptarse a un molde que cambia constantemente, por lo que hay que adoptar rápidamente los cambios, ya sean de personal o de plan de juego, para enfrentar al oponente del próximo fin de semana.

Un ejemplo de esta adaptación es el uso de jugadores como Julian Edelman y Troy Brown como defensive backs en vez de su posión natural de wide receivers. Otro es el la alineación de jugadores elegibles y no elegibles, como en los playoffs de 2014 contra los Baltimore Ravens.

Fue alrededor de esas fechas cuando esta filosofía tuvo que aplicarse al máximo, ya que después del juego de Campeonato de la AFC de la temporada 2014, la conversación se centró completamente en escándalo conocido Deflate Gate, por lo que Belichick le indicó a su gente que lo único que debían de hacer era concentrarse en “hacer su trabajo” y no prestar atención al tema que dominaba los medios.

Así, “Do Your Job” resulta ser una aproximación que resume constancia, preparación y disciplina, un retrato fiel de lo que vemos cuando los Patriots toman el campo de juego.

  • Jonatan Sotelo

    Buena síntesis. Para sumar, hay que decir que mucho de su filosofía tiene que ver con sus primeros años donde la vida de los Belichick no era fàcil y el padre los formó como personas que deben trabajar, ser disciplinados y adecuarse a lo que tienen, sin pensar más allá de eso. Tenían que ser trabajadores, metódicos, precisos y con determinación en lo que sea que hagan.

    El padre de Belichick aprendió parte de esa filosofia de Bill Edwards, un coach poco emocional y que basaba su enseñanza a los jugadores en que hagan solamente lo que les había enseñado, que no recuerden otra cosa ni piensen en hacer màs de lo que se les pedía.

    Esas son las raíces del Do Your Job.

    Saludos.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas