Análisis de la semana 4 NFL 2017 – Raiders vs Broncos

En uno de los juegos más esperados de la semana 4, los Broncos obtuvieron la victoria por demás sufrida ante los Raiders para irse a su semana de descanso con tres victorias, todas ellas como locales. El resultado señala un juego parejo y esto se debió a que Denver dejó ir oportunidades para darle vida al rival. Finalmente el equipo de Jack Del Rio se lleva su segunda derrota consecutiva de la temporada por marcador 16-10.

El juego se terminó cuando…

El quarterback E.J. Manuel, quien había entrado por Derek Carr, guiaba a la ofensiva de los Raiders a un posible regreso. Ya estaban en la yarda 41 del rival y si conseguían anotar de seis puntos, con el punto extra le darían la vuelta al marcador. Pero faltando 1:56, Manuel decide lanzar hacia Amari Cooper en una trayectoria profunda y el saferty Justin Simmons consigue interceptar.

Finalmente Denver aseguró un juego que mantuvo siempre en suspenso hasta esta jugada.

Análisis del Raiders vs Broncos

12 yardas por acarreo de Marshawn Lynch

Una vez más la defensiva de Denver tuvo una gran actuación limitando al running back estrella del rival. El turno fue para Marshawn Lynch, quien tuvo 9 acarreos en el juego y consiguió únicamente 12 yardas. El acarreo más largo de la tarde fue de 4 yardas y de esa manera el equipo de Raiders dependió del ataque aéreo con Carr y más tarde con Manuel.

El equipo de Oakland suele hacer buen trabajo de la mano de Carr, pero no contó con Michael Crabtree por lesión y tras las malas actuaciones de Amari Cooper, necesitaban de un ataque más balanceado para causar mayor peligro.

La ofensiva de los Broncos sigue teniendo problemas para anotar

Una vez más vimos la incapacidad de la ofensiva de Denver para conseguir puntos. Es la segunda semana en la que vemos a esta unidad conseguir un touchdown y en ambas ocasiones ha sido en el primer tiempo. En este juego los Raiders fueron capaces de presionar con tres o cuatro hombres y lograron sacar de la bolsa de protección al QB Siemian, quien no es el más efectivo lanzando en movimiento.

La línea ofensiva comete castigos en momentos clave y suelen tener errores que terminan en afectar la continuidad de las series. Menelik Watson tuvo que salir por lesión y Donald Stephenson fue exhibido inmediatamente por Khalil Mack.

Otro ejemplo de su mala actuación es que el líder receptor fue A.J. Derby con 75 yardas y los wide receivers titulares terminaron con 27 y 11 yardas respectivamente para Emmanuel Sanders y Demaryius Thomas. La efectividad en tercer down fue 5 de 16. Parece que lo que vimos ante los Cowboys fue un espejismo y con este nivel no les alcanzará para salir bien librados el resto de la temporada.

La lesión de Derek Carr

No puedo decir que esta situación fue la diferencia en el juego. De hecho, hasta el momento en el que Carr salió lesionado, los Broncos con su defensiva estaban controlando el juego con marcador 16-7. E.J. Manuel lo remplazó faltando menos de 5 minutos en el tercer cuarto y no se vio nada mal comandando la ofensiva que terminó en el field goal que acercó a su equipo a 6 puntos. Y pudo haber sido touchdown si Jared Cook no suelta el balón en la zona de anotación.

Se comenta que la lesión de espalda de Carr no es seria pero, si regresa pronto, tendrá que realizar ajustes para regresar a ser la ofensiva peligrosa que no hemos visto en dos semanas.

Brandon McManus una vez más falló

No hace mucho que el pateador de los Broncos recibió una extensión de contrato y desde entonces se ha dedicado a hacernos creer que timó a su equipo. Antes de ello era uno de los más efectivos en su posición y una garantía sin importar que la distancia fuera mayor a las 50 yardas.

Ante los Raiders tuvo la peor falla de la temporada. El intento de field goal era de 29 yardas y de haberlo conseguido, los Broncos se habrían puesto a 12 puntos de ventaja sobre Oakland. Vino McManus y lo puso justo en el poste izquierdo para perder la oportunidad.

No sé si esta sea una alarma para Vance Joseph, pero el kicker de Denver no está en su mejor momento.

MVP y villano del partido

MVP – Justin Simmons – Safety

Es obvio que este safety salvó al equipo de la debacle ante un quarterback backup con la intercepción al final del último cuarto. Sin duda era un momento en el que Oakland se sentía en confianza y estaba avanzando con buenos pases de Manuel, pero gracias a su habilidad atlética, Simmons logró brincar más que Amari Cooper y quedarse con el balón.

Cabe mencionar que Simmons lo hizo mejor que Darian Stewart, quien se vio muy mal en el touchdown de Johnny Holton.

El Villano – Jared Cook – Tight End

Fue increíble que Cook dejara caer el pase de Manuel con el que pudieron poner el juego 16-14 con mucho tiempo por jugar en el último cuarto. La ofensiva de Denver estaba en modo inoperante y no hubiese sido complicado que los de Oakland se llevara el triunfo.

¿Qué sigue?

Raiders

En la semana 5 recibirán en casa a los Ravens, quienes al igual que ellos, vienen de dos derrotas consecutivas. El equipo de Oakland se ve más sólido si es que Derek Carr juega, aunque E.J. Manuel no lo hizo mal ante Denver. Será un juego complicado por la defensiva de Baltimore pero me parece que son un mejor equipo jugando en casa.

Broncos

Es uno de los primeros equipos que tendrá su semana de descanso (si quitamos a Dolphins y Buccaneers) en la semana 5 para regresar a enfrentar a los Giants en la semana 6. En el papel no deberían ser un riesgo, tomando en cuenta que no están pasando por un buen momento, así es que tendrán tiempo para realizar un buen plan de juego y corregir sus fallas, sobre todo a la ofensiva.

  • Charles Baudelaire

    Carr no juega bien contra jerseys en tonos rojos

Jorge Tinajero

Socio fundador de Primero y Diez donde opera las entrañas del sitio además de hacer valiosas aportaciones de contenidos hablados y escritos. Aficionado a los Denver Broncos gracias a las épocas de John Elway que sembraron en él la idea de no claudicar a pesar de lo adversas que puedan parecer las circunstancias.