Análisis semana 3 – Cowboys vs. Cardinals

El duelo de lunes por la noche nos presentó un partido entre dos equipos en búsqueda de identidad, ya que ambos entraron al encuentro con un ganado y un perdido teniendo altibajos. Finalmente los Dallas Cowboys se alzaron con la victoria 28-17 sobre los Arizona Cardinals en el University of Phoenix Stadium.

El partido se acabó cuando.

Ezekiel Elliott anotó con un acarreo por el lado derecho para poner arriba a su equipo por 11 puntos con menos de 5 minutos por jugar.

A partir de ese momento, la combinación de una mala administración del juego del head coach de los Cardinals, Bruce Arians, con el ataque de los Cowboys consumiendo el reloj de juego, acabó con las esperanzas del equipo.

Análisis del Cowboys vs. Cardinals

La defensiva de los Cowboys mantiene al equipo en el partido

Al inicio, todo parecía que sería una larga noche para los visitantes, el equipo lucía tal y como había terminado la semana anterior contra los Broncos; desubicado, impreciso y falto de identidad a la ofensiva. Sin embargo la defensiva fue la clave para ayudar a que el equipo se mantuviera en pié y se despabilara hacia el segundo cuarto.

Ante la ausencia de Nollan Carroll y Chidobe Awuzie, jugadores como Jourdan Lewis y Xavier Woods vieron bastante tiempo de juego en la secundaria, sobre todo cuando por momentos, tanto Orlando Scandrick como Jeff Heath tuvieron que abandonar el campo con lesiones. Este joven cuadro, luce por momentos muy poroso y es entendible cuando la única pieza experimentada es Scandrick y tal vez Byron Jones, sin embargo de pronto tiene excelentes jugadas que muestran un tremendo potencial. Con un poco de tiempo de para madurar este podría ser un cuadro de respeto.

Rod Marinelli continúa implementando su esquema de presión con tres hombres de manera frecuente y con buenos resultados tal y como lo hizo desde la temporada pasada. En esta ocasión los frontales estuvieron sobre Carson Palmer de forma constante haciéndole la vida difícil. Tanto DeMarcus Lawrence como Nick Collins terminaron con múltiples sacks en el encuentro y el equipo terminó con seis unidades en dicha columna.

DeMarcus Lawrence, el futuro millonario

Este hombre tardó en entregar resultados. El equipo subió en el Draft de 2014 al inicio de la segunda ronda, entregando su selección de tercera de ese mismo año, para obtenerlo. Después de eso sólo vinieron lesiones, suspensiones y una que otra buena actuación.

Casualmente su tremenda subida de nivel de juego llega en 2017, su cuarto año en la NFL y por tanto el último en su contrato de novato. Actualmente lidera la liga con 6.5 sacks tras 3 semanas de acción y se une a Mark Gastineau y Kevin Greene como los únicos jugadores en registrar múltiples sacks en los tres primeros partidos de una temporada.

De momento, para permanecer en los Cowboys, todo indica que tendrían que usar la etiqueta de Jugador Franquicia para retenerlo, ya que es probable que se concentren en extender el contrato de de Zack Martin y los recursos se destinen en esa dirección. De no seguir esa vía, Lawrence podría asegurar un jugoso contrato con otro equipo el próximo mes de marzo.

Larry Fitzgerald simplemente es demasiado bueno

El de Fitzgerald es uno de de esos casos en los que únicamente queda disfrutar verlo mientras está en el campo de juego, porque estamos atestiguando grandeza.

Esta noche fue sin lugar a dudas lo mejor que los Cardinals presentaron en el campo en las tres facetas del juego.  Terminó la noche con 13 recepciones para 149 yardas y un touchdown.

Lo que impresiona es que a sus 34 años, sigue poseyendo las manos fuertes y seguras que lo han caracterizado desde el inicio de su carrera. Su habilidad para rastrear el balón y atraparlo en su punto más alto es increíble; esta noche hizo un par que son dignas de highlight reel.

El regreso de Zeke Elliott

Tras una semana en la que estuvo en la mira del mundo tras conseguir los números más bajos de su carrera, esta noche parecía que Elliott tendría otro partido para el olvido y sólo avivaría el fuego de las críticas. Sin embargo en esta ocasión el staff de coacheo decidió apegarse al juego terrestre y le dio el balón en 22 ocasiones en las que consiguió 80 yardas y un touchdown, con un promedio de 3.6 por acarreo, más las 14 que consiguió recibiendo tres pases.

La defensiva de los Cardnals parecía totalmente concentrada en detener a Elliott y emular lo hecho por los Broncos la semana pasada, sin embargo el coordinador ofensivo Scott Linehan encontró un buen ajuste al contrarrestar con jugadas de play-action y de read option en las que era el QB Dak Prescott era quien terminaba acarreando el balón.

Más importante que las estadísticas, en esta ocasión sí funcionó con un cerrador del partido, obteniendo acarreos cortos pero que mantenían en movimiento el balón y sobre todo el reloj de juego cando su equipo estaba adelante en el marcador.

Con esta victoria los Cowboys tienen un récord de 12-2 cuando Elliott acarrea el balón por lo menos 20 veces.

El desempeño de Dak Prescott

En esta ocasión el quarterback se echó a la ofensiva al hombro, más allá de sus 183 yardas y dos TD. Fue la actitud que demostró a partir del segundo cuarto, cuando tras haber tenido sólo tres jugadas en el primer periodo comandó a su ataque para llevarlo a la zona de anotación y mandar el partido empatado al medio tiempo.

A lo largo del partido vimos por lo menos tres excelentes pases  que lanzó sobre la carrera, con mucha precisión y en ocasiones cruzando su cuerpo para lanzar. Además tomó tres oportunidades para acarrear el balón y en una de ellas consiguió la anotación volando sobre los defensivos, un movimiento que puso nerviosos a sus coaches y seguidores por el riesgo de lesión, pero que finalmente fue positivo.

En esta ocasión repartió el balón encontrando a siete receptores diferentes, pero lo más destacado fue su conexión con Brice Butler, que en sólo dos recepciones consiguió 90 yardas. Dos recepciones espectaculares, como ya nos está acostumbrando Butler, una de ellas para anotación en la que puede haber sido la jugada del partido.

A pesar de que aún carece del instinto asesino, su mejora, sobre todo con respecto a la semana pasada, fue notoria en este partido.

Bruce Arians y la mala administración del juego

En el último cuarto, con su equipo abajo por 11 puntos, con 2:57 por jugar, Carson Palmer guió una serie ofensiva que avanzaba bien, el problema fue que tomó demasiado tiempo del reloj de juego.

En distintos momentos pudo haber decidido patear un gol de campo para acortar la distancia en el marcador y buscar hacerse de nuevo de la posesión del balón mediante una patada corta que le dejara tiempo de juego suficiente para buscar la anotación y luego una conversión de 2 puntos.

En vez de eso, la ofensiva drenó el reloj hasta los 0:40 y el balón en la yarda 2 del rival desde donde decidió jugar por la anotación de seis puntos en cuarta oportunidad y el intento fue frustrado, por lo que salió sin puntos y sin tiempo en el reloj de juego, con lo que los Cowboys únicamente tuvieron que arrodillarse para acabar con los segundo finales del encuentro.

El héroe del partido

DeMarcus Lawrence – DE. Dallas Cowboys

Tres sacks y seis golpes al QB contrario lo hacen el elemento más valioso para el equipo visitante esta noche. Vivió en el backfield de los Cardinals y además consiguió cuatro tackleadas.

El villano del partido

Línea Ofensiva de Arizona Cardinals

Nunca encontraron la forma de mantener vertical a su quarterback. Más allá de los sacks, Palmer fue constantemente golpeado y presionado para pasar. Además sus corredores se combinaron para un bajísimo total de 49 yardas.

¿Qué sigue?

Dallas Cowboys

El equipo regresa a casa tras dos partidos como visitantes para enfrentar a un crecido equipo de Los Angeles Rams, quienes además tendrán 10 días para preparar su encuentro en el AT&T Stadium, mientras que los Cowboys tendrán semana corta.

Por segunda semana consecutiva, habrá que seguir las lesiones en la defensiva secundaria para ver con quiénes contarán para el próximo domingo, ya que además de los que no estuvieron presentes esta semana (Chidobe Awuzie y Nollan Carroll), hoy salieron con lesión, aunque momentáneamente, Orlando Scandrick y Jeff Heath.

Arizona Cardinals

Por segunda semana consecutiva recibirán rival en casa, en esta ocasión serán un duelo divisional con los San Francisco 49ers, quienes vienen de disputar un reñido encuentro con en jueves por la noche que terminaron por perder. Al igual que los Cowboys enfrentarán a un equipo con semana larga mientras ellos cuentan con sólo cinco días de preparación.

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.