Foto: Archivo Primero y Diez / Getty Images

Análisis semana 2 NFL 2017 – Cowboys vs Broncos

El que prometía ser uno de los mejores partidos de la semana 2 terminó por ser una verdadera paliza en la que los locales apabullaron a los de Dallas 42-17. Este es el análisis de lo sucedido en el Cowboys vs Broncos.

El juego se terminó cuando…

El CB Chris Harris interceptó un pase que atravesó las manos del WR Dez Bryant y terminó en las suyas, lo que le dio el balón  a su ofensiva dentro de la yarda 25. Después, con un acarreo del RB CJ Anderson el marcador se puso 35-10 para Denver.

Para ese momento, cualquier esperanza para conseguir la remontada de los Cowboys se esfumó.

Análisis del Cowboys vs Broncos

El planteamiento ofensivo de los Cowboys

Resulta sencillo afirmar que la ofensiva de los Cowboys tiene uno de los mejores ataques terrestres de la liga detrás de una muy buena línea ofensiva y con un corredor estelar. Sin embargo en este partido, el coordinador ofensivo Scott Linehan decidió que esa no sería la aproximación.

A lo largo del encuentro el QB Dak Prescott lanzó un total de 50 pases, aunque es posible afirmar que en la segunda mitad el equipo estaba tratando de anotar rápidamente, el inicio no fue distinto con un RB Ezekiel Elliott que únicamente recibió el balón en nueve ocasiones en jugadas por tierra y consiguió ocho yardas.

Ese altísimo número de pases vinieron en un partido en el que se enfrentaba a una excelente defensiva aérea y tras un encuentro en la semana 1 en el que Prescott no se vio muy fino, lo cual continuó esta semana.

Trevor Siemian liderando

La actuación del QB de los Broncos, Trevor Siemian, fue bastante alentadora. Aunque no apiló yardas por pase sí fue sumamente eficiente en sus envíos y administrando el juego. Constantemente lanzaba con timing, precisión y por ventanas reducidas, poniendo el balón para que sus receptores consiguieran yardas después de la atrapada.

De los cuatro pases de touchdown que consiguió, ninguno fue una jugada grande, sin embargo fueron envíos muy bien mandados, ya sea por encima de los defensivos, con ventaja para su hombre o con la fuerza necesaria para que llegaran a su destino. Su actuación fue realmente destacada.

Los trozos de defensiva de los Cowboys

El cuadro defensivo de Dallas llegaba al encuentro sin uno de sus mejores hombres en Orlando Scandrick, lo cual de por sí ya los dejaba un tanto vulnerables en la profundidad de la secundaria. Sin embargo muy pronto en el encuentro Chidobe Awuzie y Nolan Carroll también abandonaron, lo que los dejó únicamente con dos cornerbacks sanos en el campo: Anthony Brown y Jourdan Lewis, quien estaba haciendo su debut en la liga.

Esta falta de personal fue aprovechada perfectamente por los Broncos, explotando los pases rápidos en trayectorias de timing que dejaban expuesta a la secundaria. A pesar de un inicio muy agresivo con cargas constantes, la defensiva nunca pudo asegurar las tackleadas, constantemente los receptores y corredores rivales rebotaban en los hombros y brazos de los defensivos sólo para seguir cubriendo terreno.

De lo poco rescatable de este cuadro fue DeMarcus Lawrence, quien por segunda semana consecutiva registró dos sacks y en esta ocasión le sumó un fumble forzado que su compañero Nick Collins recuperó para darle un campo muy corto por cubrir a su ofensiva. Parece que Lawrence por fin se está convirtiendo en el hombre importante desde que el equipo lo seleccionó en la segunda ronda del Draft.

C.J. Anderson y Jamaal Charles

La pareja de corredores de los Broncos es un combo bastante efectivo, los talentos de Anderson y Charles son complementarios y no dieron descanso a la frontal de los Cowboys.

Parte del mérito del éxito constante del ataque terrestre de Denver fue el hecho de que frecuentemente la defensiva de los Cowboys presentaba seis hombres en la caja, dándole superioridad numérica a la ofensiva. La intención del coordinador defensivo Rod Marinelli fue ser precavido y no dejar en coberturas personales a su secundaria que debido a las lesiones presentaba a jugadores poco experimentados.

Anderson es el primer corredor en registrar más de 100 yardas contra la defensiva de los Cowboys en 17 partidos.

MVP del partido

C.J. Anderson – RB – Denver Broncos

Consiguió 118 yardas en 25 acarreos además de una anotación, e igualmente importante, jugó un papel fundamental en controlar el balón para su equipo. Siempre que necesitaron consumir reloj e hilar primeros y dieces para mantener a su ofensiva en el campo, Anderson acarreó el balón con éxito.

Villano del partido

Scott Linehan – Coordinador Ofensivo – Dallas Cowboys

No puedes plantear un partido contra la lógica más básica, a menos que en tu preparación hayas notado una debilidad específica que quieras explotar, pero parece que ese no fue el caso y simplemente quiso ser más listo y retar a Sansón a las patadas.

¿Qué sigue?

Cowboys

Viajarán a Arizona para enfrentar a los Cardinals en el Monday Night Football, lo que les dará un día extra de preparación para un duelo que puede ser engañoso.

Tantas lesiones en la secundaria defensiva serán la historia a seguir: Orlando Scandrick, Chidobe Awuzie y Nollan Carroll.

El DE Damontre Moore regresa al equipo tras cumplir una suspensión de dos partidos.

Broncos

En la semana 3 enfrentarán a los Buffalo Bills como visitantes, un equipo que estuvo cerca de ganar su partido de esta semana frente a Carolina.

Lo más grave para ellos será darle seguimiento a la lesión de su tackle ofensivo y selección de primera ronda, Garrett Bolles, la cual los podría dejar expuestos al frente.

Lee más análisis de la Semana 2 de la NFL

Luis Obregón

Consumidor ávido de contenidos escritos, auditivos y visuales de los temas más diversos que después pone al servicio de la creación de materiales en distintas plataformas. Socio Fundador de Primero y Diez, donde es Editor del sitio y Productor de los espacios auditivos. Por haber tenido una niñez noventera, todavía hasta la fecha, es acérrimo aficionado de los Dallas Cowboys.


Publicaciones Relacionadas